Connect with us

Internacional

Maduro fue reelecto, pero la oposición y el mundo desconocen el resultado

Publicado

on

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, resultó reelecto en las elecciones en Venezuela con 67,22% de los votos válidos emitidos, informó hace instantes la presidenta de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Rodriguez informó que con el 92,6% de los votos escrutados, se registró una participación en las urnas del 46,01%, con una proyección que llega al 48% de un padrón de 20.527.571 ciudadanos en condiciones de votar, lo que implica que participaron del comicio 8.663.936 velezolanos.

De estos sufragios, Maduro obtuvo 5.823.728 votos, seguido por Henri Falcón, con 1.820.552; Javier Bertucci, con 925.042, y Reinaldo Quijada, con 34.614 sufragios.

No obstante, la participación del 48% proyectada por las autoridades es sensiblemente menor que en 2013, cuando Maduro fue electo por primera vez, donde votó el 79,69% del padrón, porcentaje similar a los alcanzados en las presidenciales de 2012, con el 80,56%, y en 2006, con el 74,7% .

Poco antes de que se difundiera esta “tendencia irreversible”, Falcón se apresuró a desconocer el resultado del comicio y reclamo a las autoridades que se convoque a nuevas elecciones presienciales para octubre de este año.

“Para nosotros no hubo elecciones, hay que hacer nuevas elecciones en Venezuela, no es un planteamiento lo que venimos a hacer, venimos a hacer un reclamo”, dijo el candidato opositor.

Por su parte, el tercer candidato en las intenciones de voto, el pastor evangelista Javier Bertucci también denunció irregularidades electorales.

“Estamos siendo responsables con nuestros testigos, dando todas las denuncias a nivel nacional, más de 1.400. Y siguen llegando. Tal vez podamos llegar a 2.000 denuncias en las próximas horas”, informó el candidato en una conferencia de prensa.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

YPF: la Justicia de EE.UU. falló contra un pedido de la Argentina

Publicado

on

Por

Como una pesadilla recurrente, la Justicia de los Estados Unidos volvió ayer a darles la razón a los fondos buitre en un reclamo astronómico contra la Argentina. La Corte del Distrito Sur de Nueva York consideró que el juicio por unos 3000 millones de dólares que inició el fondo Burford Capital por la expropiación de YPF durante el gobierno de Cristina Kirchner debe seguir adelante en Estados Unidos, y rechazó el pedido argentino de trasladar la controversia a los tribunales de Buenos Aires.

La decisión reforzó la postura de los fondos y cayó como un balde de agua fría en el Gobierno. La condena todavía es lejana, y en la Casa Rosada ayer se consolidaba la decisión de apelar ante la Corte Suprema norteamericana, según adelantaron fuentes oficiales. En paralelo, YPF envió un comunicado a la Bolsa de Comercio para anticipar sus consecuencias: “La Corte de Apelaciones no se expidió respecto del reclamo de fondo efectuado contra YPF en los autos de la referencia. La sociedad se encuentra analizando la decisión adoptada por la referida Corte de Apelaciones e interpondrá todos los recursos legales necesarios para defender sus intereses de acuerdo con el procedimiento legal aplicable”.

En 2015, Burford Capital se quedó con las acciones del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi, e inició una demanda en el juzgado que supo ocupar el inmemorial Thomas Griesa.

El fondo acusa al gobierno de la Argentina de violar las leyes de los Estados Unidos, al estatizar YPF sin presentar una oferta pública (OPA) para la compra de las acciones que estaban en manos de los Eskenazi. En 2012, la expropiación solo avanzó sobre las acciones que tenía la española Repsol. En el juicio que ahora lleva adelante la jueza Loretta Preska, el Estado argentino argumentó que la estatización era una facultad soberana que no estaba subordinada a las leyes de los Estados Unidos. Las leyes norteamericanas contemplan los alcances de esta inmunidad a través de la ley Foreign Sovereign Immunities Act (FSIA).

La disputa dio lugar a una controversia por la jurisdicción: ¿debía continuar en Nueva York o en Buenos Aires? En un fallo dividido, la Corte del Distrito Sur de Nueva York le dio la razón a Burford Capital y ahogó las celebraciones en la Argentina. “Por las razones anteriores, afirmamos que la decisión de este tribunal de distrito sostiene que la Argentina e YPF no son inmunes a la demanda bajo la ley FSIA y se decide desestimar la apelación”, expresaron los jueces Guido Calabresi y Denny Chin. El tercero, Ralph Winter, votó en disidencia, según el fallo.

“El proceso esta´ en un estadio inicial; llegado el caso de una decisión adversa final, el reclamo se dirimirá´ en un juicio ordinario, sujeto a una amplia discusión y con todos los hitos de apelacio´n pertinentes”, advertían ayer en la Casa Rosada. La premisa parece ser ganar tiempo.

Pero el fallo de la Corte de Nueva York ya tiene efectos inmediatos. Además de Burford Capital, el fondo Eton también demandó a la Argentina ante el juzgado de Preska porque tenía acciones de YPF al momento de la estatización. Su proceso estaba frenado hasta tanto se resolviera si el juicio continuaba en Nueva York o en Buenos Aires. Ahora retomará su marcha amenazante. A su vez, Burford ya ganó millones sin condena. “Compró el 70% de las empresas del Grupo Petersen por 17 millones de dólares y vendió el 25% por 106 millones de dólares en mercados secundarios”, explicó a LA NACION Sebastián Maril, de Research for Traders. Nadie sabe a ciencia cierta quiénes están detrás de los fondos que le están comprando a Burford los pedazos del juicio contra la Argentina.

En las reuniones que atraviesan a los abogados de la Argentina se evaluó desplegar una estrategia más agresiva si las apelaciones fracasan. La Procuración del Tesoro podría requerir un procedimiento que en los tribunales de Estados Unidos se conoce como discovery process, que obligaría a la Justicia norteamericana a investigar cómo fue el camino financiero que condujo desde la YPF privada de los tiempos de Néstor y Cristina Kirchner hasta los buitres. Es una historia repleta de puntos oscuros.

La familia Eskenazi, que durante el kirchnerismo llegó a manejar el 25% de YPF, siempre enfatizó que no tenía nada que ver con los buitres. “El Grupo Petersen está al margen y no tiene injerencia alguna en cualquier proceso judicial que se esté desarrollando en la Argentina o en el exterior”, señaló a través de un comunicado cuando se conoció el juicio.

Pero en los papeles, la demanda fue iniciada por las firmas españolas Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, que la familia Eskenazi constituyó para adquirir entre 2008 y 2011 el 25% de las acciones de YPF. La red financiera que permitió la compra incluyó una red de bancos y un crédito de la española Repsol, que controlaba la petrolera. El Grupo Petersen pagó luego gran parte de la deuda con los dividendos que dio la propia YPF.

Por la estatización, el gobierno de Cristina Kirchner terminó por compensar a Repsol con unos US$5000 millones, mientras que las firmas de la familia Ezkenazi terminaron por ir a la quiebra, con el argumento de que no podía cubrir las deudas, entre otras, con la propia Repsol. Así apareció el fondo Burford para comprar el derecho a litigar. Hace 10 años, las legisladoras Elisa Carrió y Paula Oliveto denunciaron la maniobra ante el juez Ariel Lijo. “Dijimos que las consecuencias iban a ser terribles”, recordó ayer Oliveto. Aquí, la causa no avanzó.

La demanda

El fondo Burford Capital compró la mayoría accionaria de las empresas de energía del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi

Los argumentos

Los demandantes dicen que el Estado debió hacer una oferta por las acciones de Eskenazi cuando se estatizó

3000 millones de dólares

Es la estimación de la demanda que reclama el fondo Burford Capital por la porción accionaria de la estatización de YPF

5000 millones de dólares

Es el monto que el Estado argentino pagó a la española Repsol como consecuencia de la estatización de la compañía petrolera. El grupo Eskenazi tenía deudas con Repsol y sus acciones terminaron en manos de un fondo buitre

Seguir leyendo

Internacional

Se borró el efecto de ser “emergente”

Publicado

on

Por

La recategorización de “fronterizo” a “emergente” del mercado de capitales tuvo un efecto efímero en la plaza local. Ayer las acciones líderes bajaron 4,5 por ciento con un volumen elevado, que alcanzó los 723 millones de pesos, pese al paro de actividades convocado por las centrales sindicales. El impacto positivo en las cotizaciones de la mejora decidida por Morgan Stanley Capital Internacional fue sólo para el día después de esa recalificación; en las dos jornadas siguientes se registraron fuertes caídas de los papeles empresarios. La explicación del derrape de ayer fue que los principales mercados bursátiles mundiales bajaron por el temor a una intensificación de la guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea y China.

La administración Trump adelantó que es probable establecer restricciones a las inversiones chinas en compañías estadounidenses que Beijing había identificado como relevantes en su plan de expansión. Esas limitaciones alcanzarán a compañías que operan en sectores claves desde el aeroespacio a la robótica. El argumento para frenar esas operaciones es la preservación de la seguridad nacional. Esa medida profundizará las tensiones entre Estados Unidos y China, puesto que si se imponen restricciones, será uno de los mayores cambios al régimen estadounidense de inversión en el país. Como en las próximas semanas vencen plazos para imponer aranceles y otras barreras comerciales, las negociaciones se congelaron hasta transformarse en un juego de amenazas. China y la Unión Europea advierten que se opondrán a medidas proteccionistas de Estados Unidos y que actos unilaterales empujarán al mundo a una recesión.

Donald Trump lanzó una amenaza a los socios comerciales de Estados Unidos pidiendo a que pongan fin a barreras proteccionistas y dijo que responderá igual o de manera más enérgica si no lo hacen. “Los intercambios comerciales deben ser justos, no más en un sentido único”, afirmó Trump en su cuenta de la red social Twitter.

En ese contexto de inestabilidad de la forma de funcionamiento del comercio internacional, los mercados financieros reaccionaron con caída de cotizaciones de activos de riesgo, fortalecimiento del dólar y alza de los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Esto último implicó una baja de la tasa de interés a diez años, para ubicarse en 2,88 por ciento anual.

Pese al nerviosismo que dominó los negocios bursátiles, hace unos días Tom Orlik, economista en jefe global de Bloomberg, afirmó que “tenemos que separar la retórica de la realidad. En la retórica, estamos en una guerra comercial profunda y perjudicial, pero en la realidad no ha pasado mucho”. Señaló que “hay movimientos en la dirección equivocada: no queremos más tarifas, no queremos a Estados Unidos dictando a China lo que tiene que comprar. Pero esos movimientos no han sido muy relevantes. Se pueden tener todas las tarifas que se quiera en aluminio y metal, que no van a cambiar las proyecciones del PIB de China o de Estados Unidos”. Para concluir que “estamos relativamente tranquilos de que no habrá una guerra comercial”.

La plaza bursátil local acompañó la tendencia negativa internacional, con el Dow Jones bajando 1,4 por ciento y el Nasdaq, 2,3 por ciento. Las caídas más pronunciadas estuvieron lideradas por acciones de bancos, como las del Supervielle (-12,5 por ciento), seguido por BBVA Banco Francés (-7,6) y Grupo Financiero Galicia (7,5). También contabilizó un fuerte descenso la petrolera YPF, que cayó 7,4 por ciento.

El índice MerVal borró en dos sesiones el rebote que registró con la recategorización a mercado “emergente” de Morgan Stanley. En tanto, la cotización de los títulos públicos también anotaron saldos con signos negativos: la mayor caída fue para el Par en pesos, que bajó 2,2 por ciento, seguido por el bono a 100 años (2117), que disminuyó 1,7 por ciento.

Seguir leyendo

Internacional

Identificaron a cuatro argentinos que agredieron a un hincha de Croacia

Publicado

on

Por

El pasado jueves la Selección Argentina perdió 3 a 0 contra Croacia e hinchas argentinos agredieron a un croata en la salida del estadio.

El video de la agresión se hizo viral y este viernes se comunicó la identificación de cuatro argentinos y su posible deportación de Rusia.

El reconocimiento, se hizo gracias a los Fan ID, que son obligatorios para ingresar a los estadios del Mundial. Con esta tecnología, identificaron a Gabriel Alejandro Pardo, Rodrigo Matías Catalán, Leonardo Daniel Elía y Federico Eslejer.

 

Seguir leyendo
Loading...

Las más leidas