32.4 C
Resistencia
lunes, marzo 8, 2021
Home Deportes Ahora, River necesita una hazaña en Porto Alegre

Ahora, River necesita una hazaña en Porto Alegre

River tiene que hacer un bollo con el partido y tirarlo a la basura. No le salió nada dentro de lo poco que intentó. Ni siquiera llegó al mejor de los peores resultados, que era el empate sin goles y ahora tendrá que hacer la hazaña de eliminar a Gremio en su propio patio. Es eso lo que le espera, hazaña o afuera.

Tiene antecedentes favorables River como visitante. En la fase de grupos empató 2-2 con Flamengo en Río de Janeiro, le ganó 1-0 a Emelec en Quito y 1-0 a Santa Fe, en Bogotá. En octavos y cuartos volvió de Avellaneda con sendos 0-0 ante Racing e Independiente.

Esos antecedentes, son relativos: perder de visitante en la fase de grupos es subsanable porque en total se juegan 6 partidos. Y en los de eliminación directa, River primero jugó afuera y definió en casa. Ahora es al revés, tiene que ir a matar o a morir en cancha del campeón.

Más relativos son esos antecedentes comparados con los del adversario. Gremio ganó los 5 partidos que jugó en su estadio, marcó 16 goles y recibió solo uno. Se remarca: River necesita una hazaña.

El equipo de Renato goleó 4-0 a Monagas, 5-0 a Cerro Porteño y cerró con un módico 1-0 ante Defensor. En octavos eliminó por penales a Estudiantes, que perdió 2-1 en tiempo regular concediendo el segundo gol en el descuento y tras un córner lanzado desde la izquierda. Como el gol que marcó Michel en Núñez. En cuartos despachó con un 4-0 a Atlético un partido accidentado por las expulsiones sufridas por los tucumanos. Para pensar la revancha no sirven los números restantes, a no ser que se pretenda reforzar el poderío de los gaúchos. Le habían ganado 2-1 a Monagas y empatado 0-0 con Cerro Porteño y 1-1 con Defensor. Su única derrota fue con Estudiantes, 2-1. Y en Tucumán ya había hecho la diferencia: 2-0.

Puertas adentro, River y Gremio tienen realidades parecidas. River está a 7 puntos del líder Racing y Gremio está a 10 del puntero Palmeiras. River aún está vivo en la Copa Argentina, la Copa de Brasil ya tiene dueño y es Cruzeiro.

Perderá Gremio a Kannemann, suspendido porque llegó a la tercera amarilla. Pero va a recuperar a su estrella, Luan, quien vino a Buenos Aires y quedó en el banco. Renato no tuvo que romper el vidrio para apagar ningún incendio. Las llamas estaban en otro vecindario y a Gallardo no le alcanzaron los tres cambios.

¿Cómo se gana en Brasil, en estas circunstancias? Sería bueno tener la respuesta. En principio, River necesitará del juego que no tuvo en el Monumental. Y coraje. Y personalidad. Y bravura también porque habrá que ser guapo para sacar de una final a un equipo brasileño jugando en Brasil.

Es feo decirlo, pero a River le faltó jerarquía. No tuvo el plus necesario para las finales. El partido siempre le fue adverso y jamás pudo resolver lo que propuso Gremio, cómo perforar el muro levantado en la zona de volantes, ni cómo evitar las réplicas siempre amenazantes. De una de esas vino el córner. Y del córner vino el gol. Apareció Michel que no estaba en los planes de nadie. De River tampoco.

 

Resistencia
cielo claro
32.4 ° C
33.3 °
31 °
37 %
4.1kmh
0 %
lun
35 °
mar
35 °
mié
35 °
jue
37 °
vie
38 °