Connect with us

Sociedad

Argentina, pais destino: La inmigración silenciosa

Publicado

on

En la Argentina viven una estoniana que escribe en el chat de mamis en un rioplatense enrevesado y un pakistaní que huyó de una estructura familiar agobiante, se refugió en Once y vende alfombras y túnicas. También hay un comerciante que vino desde los Pirineos y descubrió el poder que puede tener un soborno cotidiano en el conurbano bonaerense, y un joven de Azerbaiyán que subtitula telenovelas turcas para audiencias chilenas desde el living de su casa en la provincia de San Juan.

Son apenas algunos casos de una lista mucho más larga. Desde 2012 hasta marzo pasado hubo 800.161 inmigrantes de 160 naciones que obtuvieron la radicación temporaria en la Argentina. Los primeros lugares están dominados por personas que nacieron en países de la región , que concentran el 90% de los formularios que se llenaron en la Dirección Nacional de Migraciones, un grupo encabezado por paraguayos y bolivianos. De manera mucho más silenciosa papuanos, turcomanos y malgaches son los gentilicios que completan el porcentaje restante.

Dos miradas sobre la informalidad
Son 11 las personas de Estonia que solicitaron la residencia permanente desde 2012. La nación del este de Europa tiene un tercio de la población de la Ciudad de Buenos Aires y en los últimos años se destacó por sus avances en ciudadanía digital. Su DNI con chip y su declaración de Internet como derecho humano la convirtieron en el paraíso de los fanáticos de la tecnología. Es comprensible, entonces, que una de las primeras quejas de Onneliis Telgma sea la burocracia local. Esta ama de casa de 28 años vive en Palermo con dos hijos que tuvo con un argentino.

El amor le ayudó a conseguir su residencia permanente hace seis años. Como otros 180.042 inmigrantes con historias similares desde 2012, aprobaron su trámite rápidamente porque en la casilla “motivo de radicación” marcó la opción “familiar argentino”. Ingresar como turista y tener hijos o cónyuge locales es una de las maneras más simples de obtener la residencia. Es también el camino que siguió David Edfra, que prefiere no revelar su verdadero nombre porque teme que aparecer en una nota periodística afecte su negocio, donde no faltan las informalidades. Se trata de uno de los cuatro andorranos que solicitaron vivir en la Argentina.

Las historias de Telgma y Edfra están atravesadas por distintas caras de la informalidad presente en la economía cotidiana. Aun con papeles, la estoniana dice que se encontró con muchas frustraciones en el ámbito laboral. Trabajó un tiempo en la gastronomía de manera informal, por lo que le fue imposible abrir una cuenta bancaria y obtener tarjetas de crédito, dado que no podía demostrar ingresos.

A Edfra, en cambio, le sirvió la tolerancia doméstica a ciertas irregularidades. Por ejemplo, estuvo tres años sin tramitar la residencia. Cuando la tuvo, abrió un comercio en la zona sur del Conurbano, pero luego se mudó al oeste junto a su novia. “Acá hay muchas leyes, pero pocas que se cumplen. Para tener un negocio en Andorra, tenés que jugar la Champions League, porque vienen 25 inspectores y lo de la coima no existe”, insinúa.

Emprendedores de importación
Para encontrar más historias de la inmigración silenciosa hace falta mirar de cerca las vidrieras de Buenos Aires. Entre restaurantes con chefs cameruneses y peluquerías de dominicanos, también hay tiendas de especialidades con banderas de puntos lejanos de Asia. Una de ellas es La Casa de Pakistán, en Once.

En una escenografía hecha de alfombras y vestidos típicos está uno de los nueve pakistaníes que cruzaron a la Argentina en los últimos seis años. Desde la mirada de sus compatriotas, Muhammad Faisad es un rebelde. Escapó del mandato musulmán del jefe de familia por el que todas las personas que viven en un hogar deben responder al patriarca, que recibe el dinero de los integrantes que trabajan y reparte discrecionalmente los recursos entre sus hijos y esposa.

Se fue primero a Sudáfrica. Estuvo cuatro años en Johannesburgo, de donde huyó luego de que le cortaran el cuello para robarle. Su tío, Skhawat Ali, vive hace más de dos décadas en la Argentina y lo invitó a trabajar con él. En Buenos Aires cobra la mitad del salario que recibía como peluquero en Sudáfrica, pero aun así sus ingresos son mejores que los que tendría en el lugar donde nació.

Todos los meses le gira dinero a su familia y está preocupado porque la devaluación reciente le comió hasta un cuarto de las remesas. Antes podía mandar hasta US$500 cada mes, pero ahora sus envíos no superarán los US$350.

Los inmigrantes que menos se conocen también hacen trabajos sofisticados. La infraestructura digital le dio la oportunidad a Kanan Hasanov de encontrar una salida laboral después de tres años de búsquedas sin éxito. Llegó de Bakú, la capital de Azerbaiyán, hace cuatro años, para seguir a una argentina que conoció por Internet. Hoy vive en San Juan, como otros 3244 inmigrantes que pidieron radicarse en esa provincia. Asegura que allí no hay una gran comunidad de expatriados como sí existe en el Gran Buenos Aires, donde en total se resolvieron unos 665.000 trámites de radicación.

Desde la capital de la provincia cuyana, Hasanov da clases de turco por Skype y de forma presencial. Hace un par de años le llegó un golpe de suerte inesperado: las telenovelas de Turquía se masificaron en América Latina con el hit Las mil y una noches , y el azerbaiyano comenzó a subtitular otras producciones no tan conocidas o temporadas inéditas que no se mostraron por la televisión local. Las vende a audiencias argentinas y chilenas.

En los últimos seis años, al traductor amateur solo lo acompañó una coterránea que trabaja en la embajada de Azerbaiyán. El Estado ubicado en el límite entre Asia y Europa está en el top 20 de naciones con menor cantidad de solicitudes de residencia en el país.

Junto a naciones como Emiratos Árabes, Myanmar, Georgia y Madagascar, suman 26 extranjeros que solicitaron la autorización temporaria para estar en la Argentina desde 2012 hasta marzo de este año, últimos eslabones de una cadena de inmigración que comienza con paraguayos y bolivianos.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

El dólar operó en alza, y cerró a $ 58,78

Publicado

on

Por

El Banco Central salió a marcar la cancha este lunes con ventas de reservas -operadores estimaban unos u$s 30 millones- en el segmento mayorista para contener al dólar, que de todos modo aumentó 34 centavos a $58,78.

En el Banco Nación la divisa saltó 75 centavos a $58, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $57,95, informó ámbito.

La suba en el segmento minorista se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la moneda estadounidense avanzó 17 centavos a $56,28.

En el mercado financiero, el dólar “contado con liqui” subía nueve centavos a $71,32, por lo que la brecha con la divisa mayorista era del 27%.

Por otro lado, el Banco Central convalidó este lunes una tasa de Leliq del 84,011%.

Comments

comments

Seguir leyendo

Sociedad

Pobreza alta y alimentos dolarizados, los factores que desde Agenda Argentina explican el porqué de una de la crisis alimentarias más feroces de la historia

Publicado

on

Por

El think thank afín a Alberto Fernández, sobre la problemática alimentaria. El sociólogo Alex Roig, de la Usina del Pensamiento Nacional y Popular, explicó las razones del porqué la actual problemática en torno a la accesibilidad de los alimentos es distinta a la de otros años. En tanto, Martín Navarro – del Movimiento Evita y el Espacio Atahualpa – expresó que “el hambre genera indignación porque es un tema que no tiene ideología”.

Roig destacó que “lo que propone la ley (de declaración de Emergencia Alimentaria) es frenar la caída” de las condiciones de accesibilidad a los alimentos. A su entender, “no resuelve el problema del hambre que es mucho más estructural y profundo”. “El problema no se soluciona con el aumento del 50 por ciento del presupuesto para las partidas. Hay que remarcar que es una medida de emergencia y lo que hace la ley es habilitar dispositivos legales para facilitar que el Ejecutivo haga lo que tenga que hacer pero no termina con el problema”, remarcó el sociólogo francés.

Para Navarro, la iniciativa presentada por el diputado Leonardo Grosso “transparenta un tema que viene sucediendo hace muchos años pero a partir del gobierno de Cambiemos se incrementó notablemente”. “El hambre es una deuda de la política”, remarcó el dirigente del Evita al tiempo que remarcó que “gracias a los movimientos sociales quienes a través de algunos diputados que tienen representatividad en el Congreso instalaron el tema sobre la necesidad de que la garantía de los alimentos sea una política de Estado”.

La semana pasada tras el contundente reclamo de urgencia de todos los sectores políticos opositores, de espacios de la sociedad civil, la Iglesia y las provincias, la Cámara baja dio media sanción al proyecto de ley de Emergencia Alimentaria, con 222 votos positivo, ninguno negativo y sólo una abstención. La medida era el reclamo más urgente por parte de los diversos sectores políticos y sociales para paliar la crisis – demanda que se potenció tras la devaluación post-PASO -, lo cual motivó a que el Congreso vuelva a sesionar tras 77 días y al macrismo a acompañar la iniciativa.

Roig insiste en que la medida “no resuelve la problemática porque en la actualidad a diferencia de otras crisis económicas, en estas se está frente a pobreza alta y precios de alimentos también altos”. “Factores que en otras crisis no se conjugaban. Por eso, tenemos una de las peores situaciones de hambre en la historia de Argentina”, lamentó el dirigente de la Usina del Pensamiento Nacional y Popular al remarcar que “cerca del 20 por ciento de personas en el país están comiendo solo una vez al día, con lo cual la situación es muy preocupante”.

“No obstante, esperamos que la sanción tienda a frenar la profundización del problema, mejorar las condiciones actuales y le permita también a la sociedad argentina tomar conciencia de la desigualdad social”, enfatizó.

Y denunció: “Si el alimento está caro es porque está dolarizado. Hay un modelo de negocio alimenticio que es causante del hambre”.

SOBRE LA POSICIÓN DEL GOBIERNO

Pese al consenso alcanzado en Diputados, la iniciativa había sido vapuleada por algunos oficialistas. En el Ejecutivo, funcionarios como Patricia Bullrich arremetieron contra los movimientos sociales: “Si tienen hambre, que vayan a los comedores”. En tanto, el secretario de Cultura, Pablo Avelluto, había sostenido que la declaración “era un slogan de campaña”. De hecho, tras obtener media sanción la problemática fue relativizada por el diputado Héctor “Toty” Flores, allegado a Elisa Carrió, al sostener que el “hambre es un concepto y cada uno lo siente como quiere”.

Consultados sobre tales declaraciones y ante el hecho de que el macrismo se negó a sacar la iniciativa por decreto, Roig remarcó que “habría que indagar porque algunas personas del gobierno actual no están dispuestos a poner los recursos necesarios para paliar la situación actual”. “Está claro que en el Legislativo todas las fuerzas políticas, incluyendo el PRO, participaron de la ley. No obstante, en el Ejecutivo la disposición no fue la misma porque esto se hubiera podido resolver por decreto hace tiempo”, lamentó.

Roig consideró que “efectivamente hay un cierto desprecio e indiferencia en lo que padecen los sectores populares”. A su entender, “asumir en los discursos el nivel de hambre que hay en Argentina es asumir un fracaso político rotundo de la gestión”.
Para Navarro, algunos funcionarios y legisladores del oficialismo 2siguen totalmente desconectados de la realidad” y “eso habla de una falta de respeto sobre millones de argentinos que no están pudiendo cumplir las cuatro comidas”. “Genera indignación porque el hambre no es un tema que no tiene ideología”, criticó el dirigente de Espacio Atahualpa.

EXPECTATIVAS ANTE EL TRATAMIENTO EN EL SENADO

El miércoles se prevé el debate en la Cámara alta. “El resultado va a ser positivo, sería un escándalo que no lo fuera”, recalcó Roig al remarcar: “Espero que sea con la mayor celeridad posible porque si bien los 8 mil millones de pesos no resuelven el problema estructuralmente, por lo menos es mucho mejor que nada y contribuyen a que millones de argentinos puedan comer”. “Espero que su tratamiento sea rápido”, agregó.

En tanto, Navarro advirtió: “Si alguien quiere especular es un quemo que no voten la ley”. “Hay cerca de 6 millones de personas que están teniendo problemas de alimentos y sufriendo hambre. Si uno hace el análisis de los gastos que tiene el Estado. 8 mil millones de pesos es un recurso que puede manejar el jefe de Gabinete a través de sub-ejecuciones. De hecho, prácticamente es nada con los intereses que se están pagando por las Leliq que son 3 mil millones de pesos por día”, aseveró.

Comments

comments

Seguir leyendo

Economia

Congelamiento de combustibles: la polémica cláusula para compensar a provincias y petroleras

Publicado

on

Por

El gobierno nacional publicó este lunes en el Boletín Oficial la forma en la que compensará a las provincias y empresas petroleras por el congelamiento del precio de los combustibles. En un polémico ítem, obligan a que firmen un compromiso de que no demandarán al Estado.

El texto del decreto señala que compensarán a cambio de una “declaración por la que se obliguen a mantener indemne al Estado Nacional, por cualquier acción, reclamo administrativo, judicial, extrajudicial o arbitral, en la República Argentina, en el extranjero y en el ámbito internacional, de sus accionistas o sociedades controlantes, contraladas o vinculadas, relacionados con la aplicación de las normas” de la fijación de precios.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, fue el primero en poner el grito en el cielo. “No había condicionamientos cuando se charló de un subsidio transitorio”, recordó en diálogo con el diario de Río Negro y anunció que rechazará la compensación por el congelamiento.

En concreto, la Secretaría de Energía había permitido aumentar el tipo de cambio que estaba fijado en $45,19 a $49,50, aun lejos de los actuales $56, que cuesta hoy el dólar en el mercado mayorista.

Por el momento, Neuquén fue la única provincia en tomar postura mientras que en el ámbito empresarial reina el silencio.

Las más perjudicadas, por el contrario, son las productoras no integradas que destinan la mayoría de su producción al mercado local y ven un precio del crudo que a nivel internacional está casi 30 dólares por encima del “barril criollo”, tras la disparada por los ataques terroristas en Arabia Saudita.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas