Connect with us

Nacional

Avanza una posible candidatura de Lavagna: se volvió a juntar con Lifschitz y sumaron a Matías Lammens

Publicado

on

El miércoles a la noche el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, fue anfitrión de una cena en la que la posible candidatura nacional de Roberto Lavagna fue el plato principal. La comida fue solo un detalle. El ex ministro de Economía se sentó a un lado de la mesa junto a su hijo Marco. Del otro lado estuvieron sentados el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el ministro de economía de la provincia, Gonzalo Saglione.

La conversación tuvo tres ejes: la candidatura de Lavagna, la conformación de un frente electoral amplio donde confluyan el peronismo y el progresismo, y la referencia de la incipiente estructura que Lammnes montó en la ciudad de Buenos Aires con el espacio progresista. Después del postre quedaron conceptos más claros sobre el futuro de cada uno.

Todos coinciden en la necesidad de darle volumen a una alternativa política que rompa los límites del peronismo federal y en la que se sumen dirigentes vinculados al radicalismo, el socialismo y los partidos progresistas como el GEN de Margarita Stolbizer. Un armado político transversal.

El gobernador de Santa Fe junto al presidente de San Lorenzo, Matías Lammens

El tema principal fue la posible candidatura de Lavagna a presidente. La duda que actualmente comparte cartel con el futuro político de Cristina Kirchner ocupó parte de la noche y motivó a los comensales que respaldan al ex ministro de Economía y lo impulsan como candidato. Los presentes lo notaron animado, con ganas de avanzar en un proyecto nuevo y que él pueda encabezar.

“Roberto está con expectativa. Si se da el contexto para que juegue, hay posibilidad de que lo haga”, reflexionó uno de los comensales. Lavagna va a mantener la cautela en las próximas semanas. Moverse en silencio le sienta mejor. Sin embargo, parece tener en claro una estrategia. Si los principales candidatos de Alternativa Federal no logran levantar en las encuestas, su figura se agranda y las posibilidades de que el peronismo lo contemple como un candidato de consenso también. En la noche porteña el ex ministro también dejó entrever que la candidatura de Cristina Kirchner no es un límite para armar un proyecto diferente. Es decir que no importa qué haga la ex jefa de Estado, la construcción de una alternativa debe seguir adelante.

En principio el ex ministro no está dispuesto a participar de unas PASO. Hacia ese escenario lo quieren arrastrar Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa, los dos presidenciables que intentan crecer en las encuestas y que están abocados a una campaña permanente. Miguel Pichetto, el tercer precandidato a presidente del espacio, es más cauteloso. Su rol de armador lo coloca en un lugar distinto. Al igual que su gusto por una posible candidatura de Lavagna.

El ex ministro de Economía también se reunió en el verano con el senador Miguel Pichetto

La comida tuvo lugar en la casa del presidente de San Lorenzo, quien tiene intenciones de ser candidato a jefe de Gobierno porteño y volcarse definitivamente a la política. El primer paso para él es engrosar sus filas y armar con mayor solidez una estructura política. En ese objetivo ocupa varias horas de sus días. Sabe que competir frente a Horacio Rodríguez Larreta es una tarea difícil pero se entusiasma con la posibilidad de ser la pata porteña en un armado nacional que tenga una fuerte impronta del progresismo.

Durante la comida todos los presentes coincidieron en que la situación económica e institucional que atraviesa el país es tan compleja que lo mejor para Argentina es tener un gobierno de transición que solo dure cuatro años. Un gobierno de consenso que llegue al poder con el respaldo de diferentes sectores de poder y también de la ciudadanía. Si no, advierten, será difícil dejar atrás la grieta política y la grave situación económica.

Ninguno de los presentes está obsesionado con una candidatura pero todos quieren tener un lugar en el espacio que diseñan en cada charla informal. La definición que repiten dentro del progresismo siempre es la misma. Trabajan para armar un gobierno de unidad nacional y para eso falta avanzar en consensos políticos y dejar de lado la candidaturas. Un proyecto que aplaste los nombres propios.

En la reunión también estuvo el diputado Marco Lavagna

Tanto Liftchitz como Lammens coinciden en que una candidatura de Roberto Lavagna los representa y los impulsa a trabajar por un armado amplio y heterogéneo. No quieren ser el furgón de cola de una candidatura peronista ni que sus expresiones políticas queden sumidas en una interna entre los principales dirigentes del peronismo federal.

Además del ánimo de Lavagna por participar de un proyecto político y la decisión de Lammens hacer pie en la ciudad de Buenos Aires, la charla dejó sobrevolando la posibilidad de un acuerdo político amplio. Sin límites. Ni siquiera límites a un acuerdo con el kirchnerismo. “Están dadas las condiciones para formar un gran frente para enfrentar a Macri”, asumió uno de los presentes en la casa del presidente del “Ciclón”. El juego está abierto y todos tienen cartas para jugar. Falta que las empiecen a tirar arriba de la mesa.

La próxima semana Roberto Lavagna se reunirá con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI). Los delegados del ente ya se reunieron con Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey y visitaron el Instituto Patria, donde mantuvieron un encuentro con Axel Kicillof. Están hablando con los posibles candidatos o con los que dijeron que competirán. Una señal en el medio de las especulaciones.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nacional

Jubilaciones de privilegio: los cambios que aceptó el Gobierno para aprobar la ley

Publicado

on

Por

En el debate de comisión, previo a la sesión de este jueves para terminar con las jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos, el oficialismo confirmó que aceptó un pedido de la oposición para mantener “los derechos” de los magristados en edad de jubilarse.

El secretario de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Luis Guillermo Bulit Goñi, expuso en el Congreso Nacional y anunció la aceptación del punto principal pedido por Juntos por el Cambio.

“Son innumerables los magistrados que al cumplir los 60 años y cumpliendo los requisitos necesarios iniciaron el trámite de jubilación, han obtenido el beneficio y suspendieron hasta el momento que ellos deciden cesar. Los que no hicieron ese trámite pero hasta el día anterior a la promulgación de esta ley cumplen con los requisitos de la ley actual vigente, conservarán sus derechos. No están afectados”, resaltó Bulit Goñi ante la insistencia de los diputados Alejandro Cacace y Pablo Tonelli, de Juntos por el Cambio.

El funcionario también justificó que el acuerdo no esté expresado en una clásula escrita dentro del proyecto de ley. “¿Qué pasaría si discutiendo el Código Penal dijéramos ‘el que no roba, no va preso’. Aclarar lo obvio no nos parece ni conveniente ni prudente, creemos que es suficientemente claro”, analizó.

“Se plantea esto para que no se debilite el sistema de justicia con la salida masiva de magistrados y la consiguiente parálisis de los tribunales”, se atajaron desde Cambiemos ante el portal Infobae sobre la exigencia.

Otras modificaciones aceptadas por el Frente de Todos incluyen al cálculo de la movilidad, que pasa al 82% móvil del promedio de las remuneraciones de los últimos 10 años, dispuesto en el inciso B del artículo 17. El Gobierno suspendió además el cambio en la edad jubilatoria de las mujeres, que queda en 60.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, que se trabajará en un “fondo compensador” para trabajadores de menores rangos que no están contemplados en el proyecto del Ejecutivo, uno de los pedidos de los gremios, encabezados por Julio Piumato.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

La Coalición Cívica ahora tiene dudas sobre el proyecto para eliminar “las jubilaciones de privilegio”

Publicado

on

Por

El bloque de diputados de la Coalición Cívica ARI que preside Maximiliano Ferraro sostuvo que, aunque siempre se opuso “a los privilegios de los magistrados”, no van a avalar un “tratamiento exprés en 24 horas” de las jubilaciones de regímenes especiales porque les “preocupa y alerta el hostigamiento que está habiendo con la Justicia y muchos de sus integrantes”.

La posición del espacio que lidera Elisa Carrió se dio a conocer a través de un comunicado difundido en las últimas horas en las que se resaltó que “debatir el sistema previsional es mucho más complejo, ya sean regímenes general y especial”.

La iniciativa del gobierno de Alberto Fernández modificaría el régimen especial jubilatorio y de pensiones de jueces y diplomáticos y comenzará a ser tratado esta tarde en la Cámara de Diputados en un plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda, y Previsión y Seguridad Social, presidida por el kirchnerista Carlos Heller y Marcelo Cassareto, respectivamente.

Los legisladores lilitos aclararon que “siempre” se opusieron “a los privilegios” y que, por esa razón, piden que “los magistrados paguen ganancias, como lo hacen todos los trabajadores”. En este sentido, consideraron menester “tener muy presente el contexto”.

“Hoy nos preocupa y alerta el hostigamiento que está habiendo con la Justicia y muchos de sus integrantes. Una disputa para garantizar impunidad y que se caigan muchas causas”, aseveraron los legisladores de la Coalición Cívica.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

El 32,2% de los argentinos pasó hambre durante el último año del Gobierno Macri

Publicado

on

Por

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) publicó un nuevo informe con cifras demoledoras sobre la realidad social que atraviesa la Argentina tras cuatro años de Gobierno de Mauricio Macri. Al 40,8% de pobreza se suma un duro incremento de la inseguridad alimentaria y del acceso a la salud por parte de grandes grupos, de chicos y adultos mayores.

De esta forma se evidenció que en el cuarto año de Gobierno de Cambiemos, el 32,3% de los argentinos sufrió problemas de inseguridad alimentaria y de acceso a la atención médica o medicamentos y al menos un 33,5% vive en zonas sin agua potable o red cloacal.

“Si bien se pudo visualizar una leve mejora en el acceso de la gente a algunos servicios y vivienda digna, hay datos de elevados niveles de pobreza por ingreso o inseguridad alimentaria que hablan de una Argentina que sigue fragmentada”, explicó a Infobae Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA.

En este sentido, Salvia agregó que el diagnóstico observado “apunta a mostrar que hay problemas estructurales más allá del momento político y hay que convocar a los gobiernos a que enfrenten los problemas estructurales en desigualdad y pobreza”. La inseguridad alimentaria que implica la reducción involuntaria de la porción de comida o la percepción de manera frecuente de experiencias de hambre pasó del 28,2% en el 2018 al 32,2% de la población en el 2019.

Esta cifra también se traduce en un incremento de los problemas de la gente para el acceso a atención médica o a medicamentos y se ubica entre los parámetros más altos registrados en los últimos 10 años en la Argentina. Un gráfico interesante que presenta el informe sobre el final es aquel que entrecruza los datos de pobreza por ingresos con los de carencias estructurales.

Así, se presenta una fotografía sobre la composición de la sociedad argentina: en el 2019 sólo el 27,7% de la población no tenía ningún tipo de carencia monetaria o estructural; el 3,3% sí era pobre por ingresos pero sin dificultades estructrurales (por ejemplo un jubilado que se empobreció por la inflación pero es dueño de su casa); el 31,5% no tenía privaciones monetarias pero sí dificultades estructurales y por último, el peor sector, que representa al 37,5% que son tanto pobres por ingresos como por tener al menos una carencia estructural.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas