Connect with us

Economia

Bien arriba: el Gobierno cierra el año con aumentos en transporte, energía y gas

Publicado

on

Anunció nuevos esquemas para el costo de los viajes en colectivos, ternes y subtes, también para las tarifas de luz y habría una nueva suba del gas.

El Gobierno se despachó este jueves con una batería de aumentos que van del transporte público a las tarifas de electricidad y gas.

De este modo, la tarifa de luz comenzará en febrero con un alza de 26%, luego 14% en marzo, 4% en mayo y otros 4% en abril. De este modo llegará a 48% en el área metropolitana, mientras que el gas tendría una suba del 35% contra una inflación estimada del 23.

En lo que hace al gas, el aumento de 35% se suma al 2.057% desde principios de 2016 al tiempo que la electricidad escaló en promedio un 1.768% en igual período.

En lo que hace al transporte público, que ya tenía un acumulado desde que asumió Macri de 875%, el nuevo esquema para el área metropolitana quedó establecido de la siguiente forma: el boleto de colectivo se actualizará a $15 en enero, $16,50 a partir del 15 de febrero y $18 el 15 de marzo. Para los beneficiarios de la tarifa social, el incremento en la tarifa mínima de colectivo será de 90 centavos a partir de enero ($6,75).

En el caso de los trenes la tarifa mínima de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín aumentarán en enero $1,25, con lo que pasarán a costar $10.

En tanto en el Roca, Belgrano Sur y Urquiza la suba será de 0,75 centavos ($6,25). El Belgrano Norte subirá $1 lo que representará un boleto mínimo de $5,75.

La tarifa propuesta para el subte contempla una suba de $2 a partir de marzo, con lo que el viaje pasará a costar $19, y otros $2 en abril ($21).

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

Con las promesas de siempre

Publicado

on

Por

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tuvo su primera presentación en el World Economic Forum (WEF) que se desarrolla en Davos, con la mira puesta en materializar la tan pregonada “lluvia de inversiones extranjeras” que pronosticaba para 2018 pero nunca llegó. En pos de recuperar la confianza de los mercados internacionales, enarboló toda una serie de promesas de ajuste fiscal y reformas neoliberales, al señalarlas como supuestas bondades de la economía macrista. “El mensaje que me gustaría dejarles es que el shock que recibimos en 2018 reafirmó nuestro compromiso con las reformas. Equilibrio fiscal y primario”, señaló al disertar en una breve conferencia de prensa acompañado por el titular del Banco Central, Guido Sandleris.

Dujovne intentó mostrar a Argentina como un país ideal al cual pueden recurrir los inversionistas, e inclusive vaticinó que “la inflación está descendiendo”. El ministro aseguró durante el debate sobre mercados emergentes que el país “genera un ambiente para las inversiones que es atractivo para todos, no dando ventajas a ningún país en particular”.

En el marco del acuerdo con el FMI y tras el empeoramiento de sus pronósticos, el funcionario mantendrá una reunión bilateral con la titular del Fondo, Christine Lagarde. Antes, se alineó con los informes del organismo, que indican que la recesión se profundizará este año. Sin mencionar este último punto, aseguró: “Coincidimos con el FMI que en 2020 la Argentina en general crecerá, y eso será el resultado de la aceleración de las reformas”. También dijo que desde el gobierno piensan que “estamos saliendo de este episodio de 2018 más fuertes de lo que entramos porque Argentina está resolviendo este problema utilizando las herramientas normales y no las que usó el país en el pasado”.

Luego le cedió la palabra a Sandleris, quien no fue tan optimista a la hora de hacer proyecciones. El presidente del BCRA sostuvo que “el gran desafío pendiente” de su gestión es “reducir la inflación” y aclaró que ese objetivo “no será tarea de sólo un año”. “El actual marco internacional es complejo y claramente fue una de las causas principales del difícil año que vivió Argentina en 2018”, añadió durante el debate del que también participaron el ministro de Hacienda y Finanzas de Turquía, Berat Albayrak y el Gobernador de Madhya Pradesh (India), Tark Sultan Al Essa, entre otros.

Tanto el presidente del Banco Central como el ministro de Hacienda mantienen en Suiza reuniones con inversores, empresarios y bancos de inversión. Por caso, Dujovne se encontrará este miércoles con el presidente de la multinacional Coca-Cola, James Quincey, quien le adelantará el plan de inversiones de la empresa en el país, y también con Michel Punke, CEO de Amazon Global Services. El ministro también se reunirá con el presidente del banco JP Morgan, Daniel Pinto, y la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmströn.

Seguir leyendo

Economia

La divisa subió cinco centados

Publicado

on

Por

El Banco Central volvió a comprar u$s 50 millones este miércoles en el mercado de cambios, pero el dólar mayorista siguió sin reaccionar y se mantuvo por segunda jornada consecutiva por debajo del piso de la zona de no intervención, estipulado hoy en $ 37,667.

La divisa subió cinco centados, a $ 38,58 en bancos y casas de cambio, mientras que en el mercado mayorista aumentó apenas tres centavos a $ 37,56.

Con un menor caudal de negocios que en la víspera (se operaron unos u$s 660 millones), la moneda operó con un recorrido acotado en el marco de una jornada más que apacible.

Para ayudar a sostener la cotización, que había iniciado la rueda en baja, el BCRA llevó a cabo a las 11 de la mañana una subasta en la que compró otros u$s 50 millones, a un precio promedio de $ 37,5216.

En consecuencia, ya sumó u$s 290 millones a sus reservas desde que comenzó con las compras en el mercado cambiario hace un par de semanas.

En el mercado informal, a su vez, el blue cae 25 centavos a $ 38,50, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño.

Por último, las reservas del Banco Central aumentaron este martes u$s 68 millones hasta los u$s 66.486 millones.

Seguir leyendo

Economia

Para el FMI, primero hay que sufrir

Publicado

on

Por

“La economía argentina se contraerá ya que las estrictas políticas dirigidas a reducir los desbalances van a frenar la demanda interna”, sostuvo el Fondo Monetario Internacional. El impacto recesivo del programa de austeridad fiscal y contracción monetaria implementado por el Gobierno fue señalado en la actualización del Panorama Económico Global del FMI. El informe presentado ayer por el organismo en el Foro Económico Mundial no incluye nuevas cifras para Argentina aunque asegura que el país volverá a crecer el próximo año. Las últimas estimaciones difundidas en diciembre anticiparon una contracción del producto de 1,7 por ciento en 2019. La recuperación llegaría en 2020, cuando el Fondo estima que el PIB crezca 2,7 por ciento.

“La economía mundial crece más lento de lo esperado y los riesgos son cada vez mayores”, advirtió la titular del FMI, Christine Lagarde, desde el tradicional foro que se celebra en la ciudad suiza de Davos. Las recomendaciones enunciadas por la abogada francesa incluyeron las tradicionales “reformas de los mercados de trabajo”, un eufemismo para avanzar con la flexibilización laboral. Las estimaciones para el crecimiento global volvieron a ser revisadas a la baja. El FMI pronostica que este año la economía mundial marcará un alza del 3,5 por ciento, lo que representa una reducción de 0,2 puntos porcentuales frente a las estimaciones realizadas en octubre pasado. El pronóstico del Fondo incluye una mejora para Brasil bajo la conducción de Jair Bolsonaro y un recorte para México donde gobierna Andrés Manuel López Obrador (ver aparte).

La recesión argentina figura entre las razones que llevaron al Fondo a recalcular sus cifras este año. “Esta tendencia de crecimiento obedece a una reducción sostenida de la tasa de crecimiento de las economías avanzadas y a una desaceleración temporal de la tasa de crecimiento de las economías de mercados emergentes y en desarrollo en 2019, debido a contracciones en Argentina y Turquía, así como al impacto de las medidas comerciales en China y otras economías asiáticas”, sostiene el documento del FMI al explicar la revisión a la baja de sus proyecciones para la economía global.

La caída argentina del 1,7 por ciento en 2019 contempla un desplome del 6,3 por ciento en el consumo privado y un recorte del 9,5 por ciento en la inversión que debería ser amortiguada por una mejora en las exportaciones de 12,7 por ciento. Las cifras del FMI representan un piso para la caída. Al evaluar los riesgos asociados al nivel de endeudamiento que arrastra el país, el organismo contempló una contracción de hasta 6,3 por ciento en el PIB para este año si la situación se complica en ese frente. Una comitiva encabezada por el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, estará presente en Davos para intentar despejar las dudas de los inversores financieros sobre el panorama electoral y económico en 2019.

Así como este año la economía argentina será una de las responsables del menor crecimiento en los países emergentes, la recuperación que tendría lugar en 2020 contagiará al resto del bloque. “El repunte de las economías emergentes en 2020 se explica por la esperada recuperación de Argentina y Turquía”, confió la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, al referirse al crecimiento promedio de 4,9 por ciento esperado para los países en desarrollo. De acuerdo al organismo multilateral, la recuperación del año próximo no vendrá de un boom agroexportador ni una lluvia de inversiones. El motor para el 2,7 por ciento de crecimiento será una recuperación de 6,5 por ciento en el consumo interno.

Argentina ya recibió 28.090 millones de dólares del préstamo solicitado al FMI. En apenas seis meses, ingresó una suma equivalente a la mitad del crédito. La llegada de próximos desembolsos está condicionada al cumplimiento del estricto programa de ajuste fiscal y monetario. Desde el organismo indicaron a este diario que las estimaciones revisadas para el país serán difundidas dentro de algunos días junto con el resto de las economías de la región. Un documento publicado la semana pasada por el FMI recomendó a la Argentina reducir los pagos a los futuros jubilados con una caída de tasa de sustitución, es decir, la relación entre el haber inicial de los jubilados y el salario promedio previo al retiro.

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas

X