Connect with us

Nacional

Cuáles son las 10 medidas de Macri para comprar 4 millones de votos con $40 mil millones en la calle

Publicado

on

Tras la dura paliza electoral que recibió Juntos por el Cambio del opositor Frente de Todos en las PASO y el lunes de furia en que el Presidente culpó a la oposición y a los votantes por la devaluación, Mauricio Macri pegó un volantazo “populista” para intentar descontar la casi imposible suma de casi 4 millones de votos a 74 días de las elecciones generales de octubre.

En ese nuevo tren, llamó a Alberto Fernández, el candidato presidencial ganador del 11 de agosto, y grabó un video de ocho minutos de palabras para anunciar lo que venía negando: $ 40.000 millones en la calle para tratar de descontar casi 4 millones de votos mediante 10 medidas que, si bien son un insuficiente paliativo, también podrían haber sido destinados a otros destinos más económicos que el Frente de Todos propuso y desde el oficialismo tildaban de “imposibles”.

Furioso y a la vez groggy por el resultado de las primarias, Macri el lunes le pidió “una autocrítica” al kirchnerismo y le advirtió a los votantes que si llegasen a elegir igual en octubre podría haber una catástrofe en la Argentina. Es decir, su generalización incluía al 49,19% de los argentinos que eligieron a algún postulante y optaron por el del Frente de Todos. “Predemocrático”, le dijo el periodista de La Nación Carlos Pagni a ese espíritu del mandatario.

Hoy, el líder PRO destinó casi un tercio de su discurso para cambiar de rumbo discursivo. Dijo que el lunes estaba “muy afectado, sin dormir y triste”, pero que priorizó “atender a la prensa”. Y pidió perdón: “A los que votaron otras alternativas, los entendí. Los que nos eligieron en 2015 y ahora no”.

Ahora bien, ¿qué medidas anunció para paliar la devaluación que el lunes no supo frenar su Gobierno? Se trata de $40 mil millones de costo fiscal a través de 10 decisiones, que, por ejemplo, no alcanzan a los jubilados.

Las medidas son: aumento del salario mínimo, por segunda vez en el año, para unos 2 millones de trabajadores con convocatoria al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil; se congela por 90 días el precio de la nafta y los combustibles; para los trabajadores que pagan el Impuesto a las Ganancias, se aumenta un 20% el piso, que permitiría una mejora en el sueldo de bolsillo para dos millones de personas de alrededor de 2.000 pesos por mes; devolución por los impuestos ya pagados en el año, del orden de 12.000 pesos para una familia tipo con salario bruto de 80.000 pesos al mes; el nuevo mínimo no imponible del salario bruto a partir del que se paga el impuesto queda en 55.376 pesos para un trabajador soltero y en 70.274 pesos para un trabajador con cónyuge y dos hijos; los trabajadores en relación de dependencia no pagarán sus impuestos al trabajo; dos pagos extra de 1.000 pesos por hijo, uno en septiembre y otro en octubre, para destinatarios de la AUH; subirán un 40% las Becas Progresar; para las PyME, la AFIP lanza un plan que les da 10 años de plazo para ponerse al día con deudas vencidas hasta el 15 de agosto y ampliación de 6 a 10 la cantidad de planes permanentes que pueden tener abiertos al mismo; los empleados de la administración pública nacional, las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad federales recibirán a fin de mes un bono de 5.000 pesos.

Curiosamente, el Gobierno venía negando la posibilidad de paliar el ajuste que había generado, básicamente a partir del argumento de que no había recursos para ese tipo de medidas. Ante las propuestas opositoras, particularmente la de Alberto Fernández de brindar medicamentos gratuitos y un aumento de 20% a los jubilados, Macri y sus funcionarios tildaron de “imposible” aplicación a ese tipo de determinaciones y cuestionaron de dónde se sacarían los fondos necesarios.

¿Qué medidas, obra pública y programas fuertemente cuestionados por el Gobierno podrían financiarse con estos $40 mil millones? Varias fuentes académicas, periodísticas y oficiales arrojan claridad a este interrogante.

-Los $40 mil millones que Macri destinará a un austero paliativo a la crisis para intentar revertir su derrota son, por ejemplo,15 veces menos que los $598 mil millones presupuestados el año pasado para pagar intereses de deuda pública este año.

-Por ejemplo, hace un mes, Fernández propuso usar $19 mil millones para cubrir un año de medicamentos gratuitos para los jubilados. Desde el Gobierno, la prensa oficialista y economistas liberales catalogaron a esa idea de imposible. Evidentemente, es la mitad de la plata que ahora Macri sacó a la calle para ensayar una campaña y revertir el fracaso electoral.

-Otro ejemplo es el programa Fútbol para Todos, tan demonizado por el PRO. En 2016, último año que se aplicó, se destinaron a ese fin $1838,63 millones, según la Secretaría de Hacienda. Estos $40 mil millones equivalen a 21 años de fútbol gratuito en TV abierta.

-Una idea vendida por el oficialismo siempre fue la construcción de jardines de infantes. Según el Gobierno, cada unidad educativa de ese nivel vale 24 millones de pesos. Con los 40 mil millones se podrían hacer 1666 jardines.

-En el caso de la ciencia, otro campo ajustado por la actual gestión, la Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación hizo un último aumento del presupuesto para el área que lo llevó a $ 1.000 millones. Es decir, 40 veces menos que los $ 40 mil millones de hoy.

-En los primeros cuatro meses del 2019 los subsidios a la energía tuvieron una variación interanual de $ 36.879 millones, como consecuencia del “efecto de la devaluación del peso sobre las tarifas y del incremento del precio del gas importado. Estarían cubiertos con los 40 mil millones.

-Aerolíneas Argentinas tuvo pérdidas por casi $ 22 mil millones en 2018, según el Gobierno. El anuncio de Macri de hoy, post derrota, significa dos años de ese presupuesto negativo para la aerolínea de bandera, tan demonizada por el macrismo.

-En cuanto a los subsidios al transporte, el Ejecutivo de Macri destina $ 5000 millones. Los $ 40 mil millones que la gestión PRO determinó hoy implican 8 veces esos recursos para el transporte.

-Hace dos meces, el gobierno de Macri informó que destinó $ 12.224.812.278 a la compra de vacunas para “disminuir el impacto de las enfermedades prevenibles” por esa vía. La decisión de Macri de poner $40 mil millones para revertir su derrota podría servir para más de 3 presupuestos para las vacunas, insumo que en los últimos meses escaseó en las provincias por el ajuste del oficialismo.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nacional

La vida de Stiuso retirado: jubilado de privilegio, empresario de la obra pública y consultor en seguridad

Publicado

on

Por

A pesar de que está enojado con la serie de Netflix sobre la muerte de Alberto Nisman porque deslegitima la pista iraní sobre el atentado a la AMIA, aquella que tanto impulsó y en la que habría sumado al fiscal fallecido, Antonio “Jaime” Stiuso no la pasa mal como ex espía retirado: cobra una abultada jubilación, tiene una exitosa empresa consultora y está en vías de reabrir otra compañía más para dedicarse a un rubro que ya conoce.

Quien fuera el espía más poderoso de la Argentina hasta diciembre de 2014, cuando la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo echó de la AFI y se fue del país, recibe del Estado una generosa jubilación de unos 130 mil pesos mensuales. Muy por encima de la mínima que, todavía, está en los $14 mil.

Pero además, según reveló la revista Noticias, Stiuso es dueño de una consultora con la que “gana mucho más dinero que cuando era funcionario del Estado”. La firma se llama Security and Health Company (Compañía de Seguridad y Salud) y “la principal actividad es trabajar en crisis internas y externas dentro de empresas”.

Sin embargo, según la misma publicación, la empresa consultora de “Jaime” asesora “en temas de seguridad”. Una pregunta que aún no tiene respuesta quiénes son los clientes de Stiuso en esta materia.

“Uno de los primeros interesados en sus servicios fue el empresario bahiense Gustavo “Turco” Elías, quien, como reveló esta revista, lo llevó en avión hasta su casa en Bahía Blanca, a fines de 2016, para consultarlo por unos problemas de inseguridad. Esa misma sociedad también asesora en temas nutricionales a empresas alimenticias, pero de eso se encarga la actual pareja de Stiuso, que es nutricionista”, contó Noticias.

Otra actividad a la que volvería es como proveedor de empresas de obra pública. Ya lo había hecho mientras era agente de la SIDE. “Ahora está arreglando algunas máquinas que tenía arrumbadas en un corralón y también está por crear una empresa nueva porque la que tenía antes fue denunciada por lavado de activos durante 2015 y comenzó a tener todo tipo de problemas, especialmente en los bancos”, aseguran.

Finalmente, por si todo esto fuera poco, el ex espía podría tener otro empleo más: asesor de Netflix. Tras el participación en el documental sobre Nisman, a Stiuso le ofrecieron asesorar en una serie sobre la Mossad -el servicio de Inteligencia israelí- llamada “Fauda”, porque quieren hacer un capítulo sobre el fiscal muerto. Todavía no respondió.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

El millonario incremento del patrimonio del funcionario PRO al que le encontraron un sobre con 10 mil dólares

Publicado

on

Por

Este viernes el Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas presentó una denuncia ante la Justicia luego de que se encontrara un sobre con US$10.000 en una oficina que ocupaba un ex funcionario de la anterior administración.

Se trata de Rodrigo Sbarra, quién hasta el 9 de diciembre de 2019 se desempeñó como subsecretario de Coordinación del Ministerio de Producción que comandaba Andrés Ibarra.

Tras conocerse el escándalo se supo que, ademas, el patrimonio de Sbarra creció de manera exponencial durante los cuatro años que ejerció como funcionario público.

El portal Ámbito reveló que al ingresar a la gestión declaró bienes por $1.169.574, una participación en la empresa Arquigreen S.A., a la que también le debía $149.000, un departamento de 62 metros cuadrados (m2) en la Ciudad valuado en $930.000. O sea, que casi todo su patrimonio era su casa.

Sin embargo, al finalizar el 2015 ya poseía dos terrenos en la localidad de Navarro; uno de 619 m2 y otro 1324 m2. Cada uno valuados en $98.000.

Cuatro años después, al retirarse de la administración pública, su Declaración Jurada muestra bienes por $30.532.773. Solamente el último año de Cambiemos ganó más de $5 millones.

El mismo portal accedió a la DDJJ “dada de baja” con la que cuenta la Oficina Anticorrupción y Sbarra posee:

Un departamento de 185 m2 con cochera en la Ciudad de Buenos Aires ($13.160.160)

Los dos terrenos en Navarro: ahora miden 620 m2 cada uno, y están cotizados en $238.000 y $524.000, respectivamente.

Un auto Mini Cooper Countryman All4 valuado en casi $2 millones.

Bienes de hogar por $816.018

Depósitos de dinero en el exterior por $6,2 millones

Depósitos de dinero en efectivo en el país por $95.164

Depósitos en dólares en el país por $6,8 millones.

Una deuda con el banco BBVA (se estima de tarjeta) por $9.402

Una deuda con José Alberto Sbarra en dólares por $5,1 millones.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

Nisman de Netflix: Stiuso confesó que la serie no le gustó porque destruye la pista iraní sobre AMIA

Publicado

on

Por

A casi un mes del estreno de la serie de Netflix titulada “Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía”, en la que la plataforma de streaming desarrolla una mirada que apunta más a la hipótesis del suicidio que a la del homicidio del fiscal, Antonio “Jaime” Stiuso, el ex espía más famoso de la Argentina y uno de los protagonistas del relato mencionado, reveló que no le gustó el documental y esgrimió sus razones.

Según reveló Noticias en una nota de Rodis Recalt, Stiuso “confió a sus allegados” que no le gustó el producto de Justin Webster, el director, porque “le faltó información” y “usó a dos agentes norteamericanos que trabajador poco durante el caso para contradecirlo”.

Los apuntados por el polémico ex espía de la Side son James Bernazzani, quien fue asignado al caso AMIA por parte del FBI entre 1997 y 1998, y Ross Newland, nada más y nada menos que el ex jefe de la CIA en Buenos Aires. Es que el testimonio de ambos expone que tanto Stiuso como Nisman estaban atados a los intereses de los Estados Unidos. Claramente, ambos trabajaron para agencias que conocen de primera mano lo que ocurre en ese país.

En el documental, Newland asegura haber sido amigo de Stiuso, pero allegados al ex agente de la SIDE sostienen que no son cercanos. Noticias sugiere que el que quedó con algún resquemor sería el argentino. El hombre de la poderosa CIA lo define en Netflix como una suerte de “Rasputín de la política argentina”, un personaje al que le gusta “figurar”.

“Jaime era el número dos de Contrainteligencia en aquel momento. Financiábamos diferentes operaciones de fijación de objetivos. Queríamos que hicieran ciertas cosas para resaltar ciertos objetivos”, desnudó Newland.

Sin embargo, según el mismo artículo “lo que más molestó a Stiuso” fue que tanto la CIA como el FBI sostuvieran que la pista iraní sobre el atentado a la AMIA, aquella que apuntaló el ex espía argentino y empujó a Nisman en el mismo camino, estaba “floja de papeles”.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas