Connect with us

Nacionales

El 58,6% de los niños de la Argentina quedará sumergido en la pobreza una vez que termine la pandemia, estimó la ONU

Publicado

on

La oficina de Naciones Unidas en la Argentina emitió hoy un duro informe sobre el impacto de la pandemia de COVID-19 en el país y su proyección en el futuro inmediato donde advierte un incremento de la pobreza infantil, una fuerte profundización de las desigualdades, mayor impacto del virus en los barrios vulnerables, el incremento de la violencia de género en medio de la cuarentena y un duro golpe en el ingreso de los argentinos.

El informe “COVID-19 en Argentina: impacto socioeconómico y ambiental” fue presentado en una videoconferencia por los representantes de la ONU, la OIT y la OMS en Buenos Aires y refleja un preocupante diagnóstico sobre la situación actual de la pandemia en el país pero también una proyección oscura en el futuro inmediato, con la economía como uno de los principales sectores afectados.

“El informe que presentamos arroja una imagen alarmante y preocupante por el avance del COVID-19. A una Argentina que ya estaba afectada por crisis socioeconómica, la pandemia afectará de manera dramática a millones de argentinos y ello traerá mayor pobreza”, dijo Roberto Valent, representante de la ONU en Buenos Aires al difundir el documento.

En tanto, la doctora Maureen Birmingham, representante de la OMS en la Argentina destacó que “Argentina encaró la pandemia con medidas rápidas para asegurar la protección social y con transparencia. Esto permitió aplanar la curva de COVID-19 al principio y preparar el sistema de salud. Pero –alertó- sabemos por experiencia que si se relajan las restricciones el virus sigue presente y puede volver en un disparo descontrolado”

Según el documento de 88 páginas que elaboró la ONU y al que accedió Infobae, las siguientes serán las principales consecuencias en la Argentina:

Pobreza infantil. El informe señala que en el segundo semestre de 2019 la pobreza afectaba al 53% de los/las niños/as, y alertó que tras la pandemia podría escalar al 58,6%, hacia fines de 2020. Los datos son proyecciones basadas en estimaciones de la caída del PBI y de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

En términos de volúmenes de población, ese incremento proyectado implicaría que entre 2019 y 2020 la cantidad de niñas, niños y adolescentes pobres pasaría de 7 millones a 7,76 millones; la pobreza extrema, de 1,8 a 2,1 millones.

Situación en barrios vulnerables. El análisis realizado por la ONU en Argentina muestra fuertes desigualdades. Advierte que la incidencia de la pobreza en 2020 alcanzará a 9 de cada 10 niños/as que viven en barrios vulnerables. “La ubicación de la vivienda es una de las características que más incide en la desigualdad”, dice el informe.

Así, remarca que el Registro Nacional de Barrios Populares de Argentina indica que 4,2 millones de personas viven en estos lugares: casi el 90% no cuenta con acceso formal al agua corriente, el 98% no tiene acceso a la red cloacal, el 64% a la red eléctrica formal y el 99% no accede a la red formal de gas natural.

A tres meses del primer caso de COVID-19 en Argentina, la ONU alertó que 2 de cada 10 contagiados registrados en Buenos Aires vive en asentamientos precarios. Asimismo, señala que la economía de quienes viven en las villas se ve paralizada debido a las restricciones sobre la actividad impuestas por la cuarentena.

Datos previos a la crisis de la pandemia enseñan que más del 85% de las/los trabajadoras/es de los barrios populares son empleados/as informales, eventuales o independientes, que en la mayoría de los casos viven al día y fuera de toda red de protección laboral ante shocks como la crisis sanitaria. Ahora solo el 12% de esta población percibe ingresos de un subsidio estatal, siendo la mayoría mujeres (el 62% Salario Social Complementario y el 74% Hacemos Futuro). El 31% de las mujeres y el 73% de los hombres tienen un trabajo con ingresos, números que bajan drásticamente en trabajos registrados, con el 10% y el 24%, respectivamente.

Los sectores más afectados. Ante las medidas de aislamiento social que impuso el Gobierno para contener la pandemia y reforzar la capacidad del sector de la salud, la ONU señaló que los sectores que se vieron más afectados por la parálisis económica fueron los industriales de productos “no esenciales”; el comercio de productos “no esenciales”; la construcción; las/los trabajadoras/es de casas particulares; la provisión general de servicios sociales; los hoteles y restaurantes; las actividades inmobiliarias y el transporte de media y larga distancia.

Caída de ingresos. En una de las encuestas que hizo la ONU sobre los efectos de la pandemia en la Argentina el informe revela que en el contexto del aislamiento social, la principal causa asociada con la disminución de ingresos está relacionada con el tipo de actividad económica (venta ambulante, trabajo por cuenta propia de plomería, albañilería, electricidad, changarín) y la imposibilidad de salir a trabajar (56%); seguida por la suspensión temporal (18%); la disminución en el nivel de ventas, pedidos o clientes (15%); la reducción de horas trabajadas (12%); la reducción de salario (8%), entre otras con menor incidencia.

Esto se ve reflejado en que, por ejemplo, en aquellos hogares sin presencia de asalariados, donde el 72% sufrió una reducción de sus ingresos. Además, el 7,2% de los hogares declara que se ha perdido al menos un empleo: en 400.000 hogares una persona ha perdido su empleo. Esta cifra llega al 10% en la zona del NEA. También el informe revela en este aspecto que ante la disminución de ingresos, algunos hogares (39%) han tenido que dejar de pagar algún servicio, principalmente luz, gas, teléfono, celular o internet. Estos valores ascienden al 45% en el caso los hogares de menores ingresos. Además, un 5% de los hogares tuvo que reducir el consumo de medicamentos, valor que asciende al 7,5% en los hogares ubicados en villas y asentamientos.

Informalidad laboral. El documento de Naciones Unidas reveló también que desde principios de 2018, la tasa de trabajadores no registrados ha aumentado hasta alcanzar al 35,9% del total de los asalariados a finales de 2019, con una mayor incidencia entre las mujeres. Pero advierte que este aspecto se profundizará sustancialmente con la pandemia.

Ayuda social. Al analizar la situación en las villas y los asentamientos, el informe destaca los datos que muestran que la llegada de los esquemas de transferencias sociales sirvió para para contrarrestar los efectos del COVID-19 en la Argentina, como el IFE (31%), el bono extraordinario de AUH (45%) y la tarjeta Alimentar (25%), tenía una cobertura más alta que en el resto de los hogares. Por ende, se infiere una “buena focalización en hogares de bajos ingresos, que se comprueba tanto al analizar la cobertura por cuartiles de ingresos como cuando se observa que, entre quienes perciben una transferencia social, el 62,8% contaba con cobertura pública de salud y el 17,4% tenía una cobertura privada de salud”.

Provisión de alimentos. La ONU alertó que “una importante lección que depara la pandemia es la necesidad de acortar las cadenas logísticas, fortalecer los mercados locales y la producción agroalimentaria de cercanía”. Pero a la vez, señala oportunidades para “la producción de alimentos más saludables y asequibles para la población y la creación de empleos más resilientes”.

Así, en el contexto de la pandemia, el informe sostiene que el 28,3% de los hogares relevados había dejado de consumir algún alimento por limitaciones en el ingreso. Pero en las villas y los asentamientos, el porcentaje llega al 45,3%. Los hogares con jefatura femenina, los numerosos y aquellos con al menos una persona con discapacidad también muestran mayores dificultades en el acceso a alimentos que el promedio general. Asimismo los valores aumentan en algunas regiones tales como Cuyo.

Mujeres y hombres. El brote de COVID-19 afecta de modo diferente a las mujeres y a los hombres, y puede exacerbar las disparidades previamente existentes asociadas al género. De esta manera, en el informe se detalla que según la Encuesta Rápida de UNICEF, el 51% de las mujeres entrevistadas mayores de 18 años expresó que, durante el aislamiento social, ha sentido una mayor carga de las tareas del hogar respecto al período previo. Las causas de la sobrecarga son la limpieza de la casa (32%); la tarea de cuidados (28%); la preparación de la comida (20%) y la ayuda con las tareas escolares (22%).

Educación limitada. El informe destaca que en la Argentina la reducción del tiempo de instrucción que repercute en los logros del aprendizaje. “Cuando las escuelas cierran, el rendimiento educativo se ve afectado”, dice el documento. Sin embargo, los resultados de la Encuesta Rápida COVID-19 realizada por UNICEF revelan un primer dato alentador: el 81% de los hogares con niños, niñas y adolescentes tiene actividades y tareas escolares durante la cuarentena y que en 2 de cada 3 casos realizan tareas todos los días de la semana, lo que da cuenta de un sostenimiento del vínculo entre los estudiantes y las instituciones educativas a pesar del cierre de las mismas dispuesto por el Poder Ejecutivo para mitigar el riesgo de contagio.

Violencia de género. La cuarentena en la Argentina aumentó los riesgos de violencia de género y abuso sexual. El encierro, el hacinamiento y la posible discontinuidad de redes de protección social afectaron los determinantes sociales de la salud y el bienestar de las mujeres y las desigualdades de género preexistentes. Así, según el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, a partir del 20 de marzo, el promedio diario de llamados recibidos por la línea telefónica 144 —el único servicio nacional, gratuito y confidencial que brinda atención y orientación sobre violencia de género— superó en un 39% al de los días anteriores a la pandemia. Asimismo, durante el período de aislamiento se han incrementado los femicidios: entre el 20 de marzo y el 16 de abril hubo 21 femicidios en el país.

Anticonceptivos. El COVID-19 y la cuarentena presentan dificultades en el acceso a los anticonceptivos modernos tanto por la vía del abastecimiento y provisión pública como por las dificultades de las mujeres para adquirir los anticonceptivos con sus propios recursos en farmacias. También alertó que seis de cada diez mujeres que discontinuarán el uso de anticonceptivos en el país lo harán afectadas por una retracción de los ingresos familiares. Mientras que 4 de cada diez mujeres que, durante la pandemia discontinuarán el uso de anticonceptivos modernos, lo harán por dificultades de aprovisionamiento en los servicios públicos de salud.

Mensaje y recomendaciones

Durante la presentación del informe que hizo la ONU, Luisa Brumana representante de UNICEF en Argentina reveló que la pandemia podría afectar a 9 de cada 10 niños a una situación de pobreza. “Es importante enfocarse en estos sectores. Sabemos que el Estado está haciendo un esfuerzo importante. Pero son los grupos que más se verán afectados”, dijo.

A la vez, Valent, como representante de la ONU en la Argentina, dijo que “la pandemia afecta de manera dramática para millones de argentinos y ello traerá mayor pobreza”. Y alertó que la economía de la Argentina caería hasta un 10%; se perderían hasta 800.000 empleos en Argentina en el 2020 y la respuesta a una salida de esta crisis deberá llegar de manera multidimensional, con lo que destacó la iniciativa del Gobierno de promover el Consejo Económico y Social.

En la presentación del informe de la ONU se hizo presente Victoria Tolosa Paz, Secretaria Ejecutiva Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, quien remarcó que “el informe deja al descubierto las desigualdades en Argentina que no son nuevas pero también refleja que fue un acierto el aislamiento para detener el avance del COVID-19”.

En cuanto a las recomendaciones a futuro, la oficina de la ONU en Argentina planteó la necesidad de profundizar medidas para restringir el movimiento y el contacto del virus; establecer medidas para garantizar que los servicios de salud lleguen a los grupos más marginalizados, mitigar el impacto de la pandemia en ellos y abordar las barreras estructurales, legales y administrativas para el acceso; diseñar políticas fiscales y monetarias capaces de apoyar la provisión directa de recursos para apoyar a las/los trabajadores/as y los hogares, la provisión de seguros de salud y de desempleo, el aumento de la protección social y de ingresos y el apoyo a las empresas para evitar las quiebras y las pérdidas masivas de puestos de trabajo y utilizar las inversiones públicas para desarrollar infraestructura con el menor impacto ambiental negativo posible, rehabilitar y conservar los recursos naturales y dar prioridad a la resiliencia a fin de reducir el riesgo de desplazamiento de personas y empresas.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

Alberto terminó e inauguró el hospital de La Matanza que Macri y Vidal habían abandonado

Publicado

on

Por

Las narrativas periodísticas son, a veces muy potentes. Pueden construir una realidad, o bien reforzar una percepción de esa realidad ya instalada en individuos o colectivos. Sin embargo, otra realidad puede ser también construida, una con mayor semejanza en los hechos. En este caso, aunque algunos medios titularon de manera falaz, el presidente Alberto Fernández encabezó para reforzar el sistema sanitario ante el coronavirus el acto de apertura del Hospital General de Agudos Doctor René Favaloro, en el partido bonaerense de La Matanza, que había sido lanzado y casi terminado por Cristina Fernández de Kirchner al concluir su mandato en 2015, pero que Mauricio Macri y María Eugenia Vidal paralizaron y abandonaron con excusas ni bien asumieron.

En concreto, el mandatario condujo este mediodía, a través de una videoconferencia desde la residencia de Olivos, la reapertura del Favaloro en el partido bonaerense más populoso, que ahora estará destinado a la atención sanitaria de pacientes con coronavirus Covid-19. También anunció la apertura de cuatro nuevos Hospitales Modulares de Emergencias en Mar del Plata, Chaco, Córdoba y Santa Fe, que se suman a los ocho que ya fueron construidos por el Ministerio de Obras Públicas y se encuentran en funcionamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires, para brindar asistencia médica en el marco de la pandemia.

“Somos muy conscientes de lo que nos pasa y de cuál es nuestra prioridad y nuestro interés primero que es cuidar la salud de los argentinos y las argentinas”, subrayó Fernández, al tiempo que aseguró: “Ver terminado este hospital es un orgullo para los que seguimos reivindicando en el Estado la presencia necesaria para proteger a los sectores más débiles de nuestra sociedad”.

Sobre los centros de salud modulares, enfatizó: “Me pone igual de contento ver que estamos inaugurando estos Hospitales Modulares porque el virus está circulando y queremos evitar que la gente se contagie, se enferme o se muera”.

No obstante, y ante el relato que alguno medios eligieron poner en marcha, Alberto destacó la importancia de “haber terminado estas obras que durante cuatro años quedaron abandonadas” y por las que ahora “se hace lo que corresponde para poder atender la salud y prestar atención a los que más lo necesitan”.

Esto último tiene que ver con cuál es la verdadera historia del hospital matancero y cuál la que algunos, como Infobae, intentaron construir pero que es una fake news. Es que según ese medio tituló, “el hospital de La Matanza que puso en marcha Alberto Fernández ya había sido inaugurado el 7 de octubre de 2015”, cuando la realidad es que esa obra fue puesta en marcha en ese momento con un 70% de finalización, pero abandonado y dejada en la desidia por Cambiemos durante sus cuatro años de administración nacional y bonaerense.

El hospital René Favaloro, de La Matanza, demandó una inversión de $254 millones para su infraestructura y $120 millones en equipamiento. Fue diseñado como un centro sanitario de alta complejidad con 160 camas de internación repartidas en una superficie cubierta de 18.000 metros cuadrados.

Cuando Cristina lo puso en marcha el 7 de octubre de 2015, poco antes de concluir su mandato, había sido proyectado para ser un centro de vanguardia que contaría con guardia externa, consultorios de clínica médica, tocoginecología, cirugía y pediatría; salas de cuidados progresivos, intermedios e intensivos; salas de maternidad y seis quirófanos; diagnóstico por imágenes, ecografía y radiología digital.

Sin embargo, cinco años después de ese anuncio solo funcionaba un sector: la guardia pediátrica. ¿Por qué? Por que su finalización fue paralizada en febrero de 2016 por decisión de Mauricio Macri y Maria Eugenia Vidal, según documentos oficiales, “por temas administrativos y de certificación”.

Fue la propia Vidal, ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, quien se hizo vocera y responsable de la desidia y hasta se había animado a decir que prefería mejorar los hospitales ya abiertos antes que finalizar otros dos más. No hizo una cosa ni la otra. “La salud no es un edificio, a mí no me interesa cortar cintas. Yo no vine a la gobernación para cortar cintas y decirle a la gente que tiene un hospital que después no tiene”, se excusó.

Las obras del hospital se reactivaron en marzo de este año, ya con el Frente de Todos en las gestiones nacional y bonaerense, frente al avance de los casos de coronavirus y con el objetivo de reforzar el sistema de salud de la Provincia, muy lesionado por el trabajo de Vidal. Estaba terminado en un 70% y su interior se encontraba muy vandalizado.

Ahora, cuatro meses después, el centro de salud situado en la localidad de Rafael Castillo cuenta con 144 camas de internación general y 14 de terapia intensiva, un sector de guardia general y pediátrica con atención las 24 horas, seis shock rooms para urgencias, vacunatorio, salas de obstetricia, quirófanos, y servicios de apoyo como laboratorio, diagnóstico por imágenes y consultorios externos.

Acompañaron al jefe de Estado en el acto desde Olivos el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Desde el Hospital Favaloro participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; y el intendente Fernando Espinoza. También estuvieron presentes, a través de videoconferencia, el ministro de Salud, Ginés González García; los gobernadores de Chaco, Jorge Capitanich; Córdoba, Juan Schiaretti; Catamarca, Raúl Jalil; y Santa Fe, Omar Perotti; y el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacionales

El Frente de Todos porteño condenó el espionaje ilegal y pidió la interpelación de funcionarios de la Ciudad

Publicado

on

Por

El bloque opositor en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires publicó un documento “Nunca más espionaje ilegal” donde condenó el uso de organismos del Estado para “la persecución ilegal de dirigentes políticos y periodistas”. Así también, señaló el vínculo entre la Policía porteña y las maniobras del macrismo. A estos efectos, pidieron la interpelación del jefe de Gabinete de CABA, Felipe Miguel.

“El Frente de Todos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires manifiesta su profunda preocupación y repudia la utilización de organismos de inteligencia del Estado, con participación de la Policía de la Ciudad, para la persecución ilegal de dirigentes políticos, periodistas, funcionarios y organizaciones sociales y de Derechos Humanos”, sostiene el documento por la bancada presidida por Claudio Ferreño, compartido a través de Twitter.

Según asegura, “en 2012 Mauricio Macri, por entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, fue imputado por asociación ilícita, abuso de autoridad y falsificación de documentos públicos, junto con las máximas autoridades de la Policía Metropolitana”.

“La justicia entendió que el entonces Jefe de Gobierno, sirviéndose de la estructura de la Policía Metropolitana y de recursos del Estado había conformado una asociación ilícita que “pinchaba” teléfonos de dirigentes políticos de la oposición, sindicalistas, referentes sociales, dirigentes empresariales, miembros de la iglesia católica e incluso a miembros de la propia familia Macri, entre otros. Por lo que dispone posteriormente, su procesamiento, condición que no se interpuso en su carrera presidencial”, relata.

Asimismo, el bloque FdT recuerda que en 2016, ya en el ejercicio del poder del Estado, “Macri fue sobreseído y la causa elevada a juicio oral con once imputados, por la Sala I de la Cámara Federal”.

“En noviembre de 2016, en la Legislatura porteña se aprobó la ley 5.688 de “Sistema Integral de Seguridad Pública de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, que dio origen a la estructura de la actual Policía de la Ciudad. Una nueva policía con perspectiva en Derechos Humanos”, indicó.

Al entender del bloque “queda en evidencia que ese ideal de una policía diferente, se diluyó en las manos de quienes tenían la responsabilidad política-institucional de su conducción, el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y el Vicejefe de Gobierno y Ministro de Seguridad Diego Santilli”. “Que en lugar de fortalecer el espíritu y sostener los principios con los que fue creada, la hicieron partícipe de una estructura ilegal, estatal y paraestatal, montada a través de la Agencia Federal de Inteligencia”, agrega.

Indicaron además que de acuerdo “a las pruebas documentadas a instancias judiciales, la estructura delictiva se conformaba por miembros de la Policía de la Ciudad, narcotraficantes, barrabravas y servicios de inteligencia”. “Ellos recolectaban información que posteriormente clasificaban y entregaban a Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, responsables de la AFI, así como también a otros funcionarios de la máxima confianza de Mauricio Macri, con el objetivo de presionar y perseguir”, señala.

En este sentido, consideró que “el grado de sincronización entre los miembros y sus habituales visitas a Casa Rosada, muestran la gravedad política e institucional de los hechos que se investigan”. “Tal es la gravedad que llega hasta la utilización de recursos de la Ciudad para el sostenimiento de esta estructura ilegal”, se insiste en comunicado.

“Es parte de nuestra responsabilidad velar por los derechos de quienes fueron objeto de la utilización de la estructura estatal para ser espiados y perseguidos, estructura que llegó a incluir en sus listas opositores políticos, periodistas, y hasta a referentes de su propia fuerza política”, agregaron.

De esta forma, la bancada de Todos exige “la mayor diligencia judicial, para que los responsables de estos hechos rindan cuentas; como también exigimos la interpelación al Jefe de Ministros, Felipe Miguel, y de todos aquellos funcionarios con responsabilidades ineludibles por su rol de gestión, quienes hasta el momento no han dado explicaciones, haciendo caso omiso a las diferentes citaciones y pedidos de informe solicitados desde este espacio político en la Legislatura porteña”.

“Debemos decir “NUNCA MÁS” a estas viejas prácticas mafiosas que, a través de la utilización inescrupulosa del Estado, violenta el ejercicio democrático, poniendo en riesgo la vida y calidad institucional del país y la Ciudad”, concluye el texto.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacionales

El vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, le pidió a Mauricio Macri que haga silencio y lo trató de inútil

Publicado

on

Por

Aunque no es un asiduo tuitero, el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, suele compartir algunos mensajes y opinar sobre disputas políticas a través de la red social que ya le generó más de un dolor de cabeza a la administración de Alberto Fernández.

En esta oportunidad, luego de publicar una serie de mensajes en la que repudiaba los ataques a periodistas, Biondi le respondió al expresidente Mauricio Macri que había compartido en la tarde de ayer un mensaje en el que saludaba por el 204° aniversario de la independencia de la Argentina.

El mensaje del expresidente decía: “¡Libres! ¡Feliz día de la Independencia!” y estaba acompañado por una foto con varias personas con banderas argentinas en una de las movilizaciones del “sí se puede” que acompañaron su candidatura el año pasado.

El mensaje de Macri se había publicado en medio del Banderazo Federal que se desplegaba en diversos puntos del país y que reclamaban por algunas de las políticas aplicadas durante los primeros siete meses de gobierno de Alberto Fernández. Incluso, minutos antes del tuit del exmandatario, se habían difundidos las imágenes del ataque a un móvil del canal C5N que cubría la concentración en el obelisco porteño.

Hoy a las 12.38, Biondi le respondió al tuit con el siguiente mensaje: “Mauricio Macri libres de vos y tu inutilidad que nos hubiera llevado a contar muertos de a miles dentro del país fundido que dejaste. Por respeto a los argentinos que votaron hace menos de un año (capaz que no te acordás). Silencio”.

Minutos más tarde, Biondi también compartió un mensaje de Juan Courel, exasesor de Alberto Fernández durante la campaña que lo llevó a la Casa Rosada. Allí el consultor dijo: “Que el inaceptable ataque al móvil de un canal no haga olvidar que un expresidente convocó y celebró la realización de una concentración de gente durante la pandemia de Covid-19, el suceso global más grave del siglo XXI”.

Desde el entorno del vocero, explicaron a este medio que se trata de una respuesta “a título personal” y que la expresó en su perfil de Twitter y no en las cuentas oficiales del gobierno nacional.

Comments

comments

Seguir leyendo

Las más leidas