20 C
Resistencia
sábado, mayo 15, 2021
Home Nacional El día que murió el “dólar flotante”

El día que murió el “dólar flotante”

Hace tres días el Presidente Mauricio Macri dijo que había que “acostumbrarse a vivir con la volatilidad del dólar”. Más atrás en el tiempo lo habían hecho la mayoría de sus funcionarios: Marcos Peña (jefe de Gabinete), Nicolás Dujovne (Ministro de Hacienda) y hasta ex responsables de la conducción económica como Federico Sturzenegger y Francisco Pancho Cabrera.

La idea del tipo de cambio flotante viene de la época de la campaña de Mauricio Macri como contraposición al cepo que había instaurado el gobierno kirchnerista. Contar con un dólar cuyo precio se estableciera por la oferta y demanda, en un contexto de libre entrada y salida de capitales, y que perdurara en el tiempo, fue un esquema al que Macri apostó para la Argentina que arrancaba en 2015.

El régimen ‘funcionó mientras hubo ingreso de capitales y el Gobierno tuvo credibilidad (crédito). Pero con la huída de más de US$ 30.000 millones de inversiones de cartera el año pasado, el sistema no logró amortiguar el impacto de la salida de dólares sobre la economía como se esperaba y la imagen del Gobierno quedó herida. El dólar subió 100%.

Con la ida al FMI, en mayo de 2018 y en medio de una corrida cambiaria, su buscó cuidar el régimen El esquema cambiario permaneció inalterado gracias a que el organismo aprobó un préstamo de US$ 50.000 millones -el mayor en su historia-.

Por eso unos meses después, cuando la volatilidad no frenaba sino que aún crecía, el FMI observó la decisión del entonces presidente del BCRA Luis Caputo de intervenir y vender reservas. Argumentó que ni era lo acordado ni lo conveniente desde la práctica de la política económica y que no era lo que el organismo predicaba entre sus miembros para salvaguardar las finanzas globales. ¿Qué pasaría si todos los países manipularan sus monedas? Caputo se fue y lo reemplazó Guido Sandleris que defendió a capa y espada la idea de seguir flotando. Pero por seis meses.

La decisión de hoy del BCRA bien podría describirse con la frase “Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros” (Groucho Marx). La autoridad monetaria y el Gobierno dejaron en claro que si hay algo a lo que no hay tiempo para acostumbrarse es a la volatilidad del dólar en medio de las elecciones.

La mayoría de los economistas e inversores advirtieron en las últimas horas que iba a venir una serie de jornadas difíciles en el mercado cambiario sino había una reacción del Gobierno a tiempo. Al ritmo que subió el riesgo país y el dólar la semana pasada, no podía descartarse que el tipo de cambio tocara el techo incluso esta semana ($51,45).

La decisión del Gobierno y el FMI de permitir intervenir antes de alcanzar ese nivel -cuando la autoridad lo considere pertinente-, avanza en ese sentido. El organismo, se sabe, es crítico de las intervenciones cambiarias. Pero ahora apoyó la medida en marcha. La cartera argentina representa casi un tercio de los préstamos stand by que otorgó.

Resistencia
cielo claro
20 ° C
20 °
20 °
77 %
2.1kmh
0 %
dom
26 °
lun
25 °
mar
24 °
mié
25 °
jue
19 °