Connect with us

Economia

El dólar arrancó en el piso de la banda cambiaria: expectativa por posible intervención del Central

Publicado

on

El dólar amagó con rebotar, pero duró un instante. La cotización se aquietó por la falta de demanda del mercado y de a poco se fue acomodando a la baja. El tipo de cambio mayorista cerró ayer a $37,305, unos cinco centavos por debajo del cierre de la semana pasada. El dato no es menor: el precio se ubica ya en el límite del piso inferior de la banda cambiaria, que hoy arranca en $37,307.

Pero antes de aventurar qué puede suceder, habrá que seguir con atención la apertura de mercado para ver si el precio de la divisa finalmente perfora más claramente el piso de la “zona de no intervención” o continúa moviéndose en valores cercanos.

Se trata de un nuevo escenario dentro del programa monetario que el Banco Central negoció con el FMI. A poco más de tres meses de vigencia, las variables se comportaron de acuerdo a lo esperado: la política de “emisión cero” (que se suavizó en diciembre por el aumento de la demanda de dinero) mantuvo las tasas de interés altas. Y como consecuencia de la falta de pesos y rendimientos elevados en moneda local, el dólar se fue acercando al piso de la banda.

Ahora la incógnita es qué hará el Banco Central. En caso de que la divisa perfore el piso de la banda cambiaria (que aumenta a un ritmo de 2% mensual hasta marzo), la entidad que preside Guido Sandleris podría salir a intervenir. Sin embargo, es una opción. Podría hacerlo o también podría dejar que el dólar se siga deslizando hacia abajo. La reducción del ritmo de inflación permitió cierta laxitud de tasas del Banco Central.

Todo indica, sin embargo, que saldría a sostener la cotización, pero en forma moderada. La semana pasada, el propio BCRA informó que comprará hasta un máximo de USD 50 millones diarios al menos durante enero (en diciembre también se había impuesto ese límite). Y a lo sumo podría inyectar pesos por el equivalente al 2% de la base monetaria, es decir unos $27.000 millones.

La intervención en el mercado cambiario le permitiría al Central recomponer reservas a través de la compra de dólares en el mercado. Y al mismo tiempo significará inyectar pesos que no deben ser obligatoriamente esterilizados, lo que aceleraría el proceso de rebaja gradual de tasas de interés.

Ayer, con un dólar muy calmo, la tasa de Leliq cayó por primera vez de 59% anual, aunque por escasas centésimas. Sandleris no quiere arriesgar y opta por la cautela extrema a la hora de inducir una baja de tasas, para evitar cualquier disparada del tipo de cambio.

Por eso, la intervención del Central también se haría en forma muy pausada, para evitar una baja demasiado rápida de tasas o que la divisa aumente rápido. En todo caso, el escenario muestra que estos primeros meses del 2019 serían tranquilos en materia cambiaria, pero la situación podría complicarse a partir de mayo o junio, a medida que se acerquen las elecciones presidenciales.

Por lo pronto, ayer la secretaría de Finanzas anunció que el Tesoro volverá a vender dólares en el mercado a través de licitaciones. Pero recién se divulgará cuándo piensa hacerlo a lo largo del primer trimestre, por lo que se deduce que la estrategia se pondría en marcha recién en mayo o junio próximo, cuando se espera que aumente la demanda de divisas por cobertura electoral.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

La desocupación de fines de 2018 se ubicó entre las más altas desde que volvió la democracia

Publicado

on

Por

En una economía que no sólo no logra salir del estancamiento que desde hace una década provoca el subibaja del PBI, una de las consecuencias es la resistencia a la baja de la alta tasa de desempleo. En el último trimestre de 2018 se afirmó levemente por arriba del 9%, y en los primeros 3 meses de 2019 se estima que se aproximará a la zona del 10% de la población económicamente activa, equivalente a una oferta laboral de unas 2 millones de personas a nivel país que no lograron emplearse en una actividad rentada.

Se trata de un nivel que se ubicó en el tercio más alto en poco más de 35 años de regreso de la democracia (unas 104 mediciones desde 1983), aunque lejos de los picos de los tiempos del tipo de cambio fijo de los 90, donde alcanzó niveles extremos al cierre del año de 17,3% de la oferta laboral, cuando la economía estuvo afectada por la crisis del Tequila; del 18,3% en la crisis de la convertibilidad a fines de 2001; y del récord de 21,5% en la primera mitad del 2002, cuando se atravesó la peor depresión en más de 70 años.

Ahora el Indec comunicó que la Encuesta Permanente de Hogares correspondiente al último trimestre de 2018 arrojó una disminución de 0,1 puntos porcentuales en la tasa de participación en el mercado de trabajo en el agregado de 31 aglomerados urbanos, mientras que la tasa de empleo cayó en 0,8 puntos porcentuales, en comparación con el último cuarto de 2017, cuando la economía se encontraba próxima al pico de actividad.

El resultado de esos movimientos en el mercado de trabajo fue de un violento salto de 1,9 puntos porcentuales de la tasa de desempleo, a 9,1% de la oferta laboral efectiva, o tasa de participación de la población en la búsqueda de empleo, a casi 1,2 millones de personas, sobre un total de 27,9 millones de habitantes en las áreas relevadas.

La extrapolación de esos datos al total nacional de una población de poco más de 44,8 millones de habitantes arroja una oferta laboral activa de 20,53 millones, de las cuales se encontraban trabajando al cierre de 2018 unas 18,82 millones, y desempleadas 1,7 millones de personas.

En comparación con el cierre del 2017, esos números revelaron que la cantidad de desocupados se elevó en unos 307 mil trabajadores, como consecuencia de 213 mil personas que se sumaron a la búsqueda de un empleo rentado sin haberlo logrado, en términos netos; y por la pérdida neta de 94 mil puestos, que se desagregó en baja de 189 mil en el sector formal de la economía, e incremento en 95 mil en la franja informal o en negro, que ha continuado expandiéndose en términos relativos a 35,3% del total.

A pesar de la contracción del PBI en 6,2% desde el último trimestre de 2017, el nivel de empleo neto se redujo en 0,5 por ciento (REUTERS/Marcos Brindicci)

Pero el cuadro se prevé que empeoró en el primer trimestre de 2019, al caer abruptamente la tasa de actividad en los tres grandes sectores generadores de empleo, excluido el sector público en su conjunto, como la industria, el comercio y la construcción. Estudios privados proyectan una tasa en torno a 10% de la oferta laboral, nivel que no se registra en 13 años.

El mercado ajustó más por salarios a la baja que por más desempleo

La buena noticia que trajo el relevamiento del Indec fue que pese a la contracción del PBI en 6,2% desde el último trimestre de 2017, el nivel de empleo neto se redujo en apenas 0,5 por ciento.

Por el contrario, el salario real medio de la economía, es decir la capacidad de compra efectiva de los trabajadores, se deterioró en más de un 12%, como consecuencia de la aceleración de la inflación desde agosto de 2018, mientras que los ajustes acordados en paritarias comenzaron a repactarse a partir de los primeros meses del nuevo año.

En el Banco Central destacan que la resiliencia de la tasa de empleo fue posible por la política de tipo de cambio flexible, porque posibilitó un rápido ajuste a la baja del salario real y evitó que la crisis impactara muy negativamente sobre los puestos de trabajo, como ocurrió en la mayor parte de los 14 años con tasas de desempleo de 2 dígitos, donde predominó la política de tipo de cambio fijo, como en los 90, y regulado en la mayor parte del nuevo siglo.

Cada vez parece ganar más consenso entre los economistas independientes, como de los principales partidos políticos, del oficialismo y también de la oposición (excluidos los del Frente Izquierda, Partido Obrero y del kirchnerismo, principalmente), la necesidad de una reforma de la legislación laboral que posibilite eliminar las rigideces que arrastra desde hace más de 40 años, para que pueda incentivar la creación de empleos y contribuir a una genuina reducción de la tasa de desempleo.

En el Gobierno aseguran que con la política de déficit cero y emisión cero la economía empezará a recuperarse. Sin embargo, la reducción de la inflación se considera una condición necesaria pero no es suficiente para atraer la inversión productiva. También se demanda una clara reducción del costo laboral no salarial. Ese es uno de las restricciones que impide el crecimiento sostenido de la actividad económica y la disminución de la pobreza.

Comments

comments

Seguir leyendo

Economia

Un avión de carga unirá Vaca Muerta con Houston

Publicado

on

Por

Por primera vez en la historia el aeropuerto de Neuquén recibirá un avión carguero exclusivo para la industria hidrocarburífera directo desde Houston, Texas. Será un vuelo sin escalas que conectará la ciudad petrolera más importante del continente con el centro logístico de Vaca Muerta.
En mayo saldrá el primer avión desde Argentina hacia Estados Unidos en busca del primer cargamento de herramientas y equipamiento para el sector. La aerolínea extranjera Atlantic Airways es la dueña de la ruta y para el primer viaje seleccionaron un Airbus A330 de Aerolíneas Argentinas. Para los próximos vuelos pueden variar tanto el modelo de avión como la empresa contratada.
En principio el acuerdo será por un año y está pactado que se haga un viaje por mes, pero las frecuencias estarán sujetas a la demanda de las compañías que operan en la Cuenca Neuquina. El objetivo es reducir los costos de transporte y de logística. Buscan acotar los tiempos que demanda utilizar la aduana de Ezeiza como base para los cargamentos de la industria y su posterior traslado hasta la zona.
“Está dirigido exclusivamente a Vaca Muerta. En principio es una vez al mes, pero va a viajar tantas veces llenemos la bodega. Vamos a ir evaluando en base a la demanda”, detalló la gerenta comercial y socia del Depósito Fiscal y Aduanero del Neuquén, Natalia Muguerza.

El primer vuelo tendrá capacidad para transportar 20 toneladas y promete hacer el viaje de puerta a puerta en cuatro días.

“Estamos confiados en que va a crecer la cantidad de vuelos a medida que las empresas entiendan lo que significa hacer aduana a menos de 100 kilómetros de Vaca Muerta”, remarcó Muguerza.

Se podrá transportar la gran mayoría de los materiales que usan las operadas como válvulas, compresores, tapones y herramientas, aunque, reconocen, la principal ventaja estará en el incremento del volumen de carga más que en la diversidad de materiales.

“Hoy el aeropuerto de Neuquén recibe de tres a cinco cargas diarias, pero lo que necesitamos es incrementar el volumen. Las tarifas del vuelo serán de los valores del mercado, eso está garantizado porque tenemos que ser competitivos”, expresó Muguerza.

El anuncio se hizo la quinta Mesa de Vaca Muerta que se realizó el martes pasado y ayer lo ratificó el gobernador Omar Gutiérrez durante su discurso ante la Legislatura.

En números

4 días
es el tiempo que demandará transportar los equipos desde Estados Unidos hasta la aduana en Neuquén.
20
toneladas es la capacidad de carga que tendrá el primer vuelo con herramientas de la industria desde Houston.

Embarque y aduana separados por 12 kilómetros

Si bien utilizar el Depósito Fiscal Aduanero del Neuquén como centro logístico en lugar de la aduana de Ezeiza va a acotar un 50% los tiempos que se tardan hoy para importar equipos de la industria, puede llegar a ser un dolor de cabeza para las rutas de la ciudad.

Es un hecho que el aeropuerto de Neuquén no se utilizará para almacenar los envíos desde Estados Unidos, sino que una vez que el avión toque suelo neuquino la carga será transportada hacia la base del depósito aduanero que está en el kilómetro 13 de la Ruta Provincial 7, es decir, a 12 kilómetros del aeropuerto Presidente Perón.

Cerca de media hora demanda ir desde el sector oeste de la ciudad hasta Centenario donde ubicado está el depósito, incluso por la Autovía Norte que es una de las rutas más rápidas para viajar hacia la dirección norte de la ciudad.

En cuestiones de peso la carga inicial que traerá el avión puede llegar a ser transportada en un solo camión, sin embargo, habrá que ver si las dimensiones o características de las herramientas permiten que sea de esa manera.

Comments

comments

Seguir leyendo

Economia

El PBI cayó 6,2% en el cuarto trimestre y acumuló una baja de 2,5% en 2018

Publicado

on

Por

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó este jueves que el Producto Bruto Interno (PBI) registró una caída del 6,2% en el cuarto trimestre de 2018, para completar un retroceso de 2,5% a lo largo del año pasado.

De esta forma, el PBI de Argentina igualó la caída de 2,5% alcanzada en 2014, en ambos casos las mayores desde 2009 (-5,9%). El registro actual corrige al alza en una décima el resultado anual calculado en base al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) correspondiente a diciembre.

Fuentes del Ministerio de Hacienda estimaron que “con el dato cerrado del PBI en pesos corrientes del año 2018, el déficit primario del mismo año pasa a ser de 2,3 puntos del PBI (antes 2,4), lo que representa una baja de 1,5 puntos porcentuales respecto a 2017″.

El PBI desestacionalizado del cuarto trimestre de 2018 arrojó una variación negativa de 1,2% respecto del tercer trimestre.

Desde el Ministerio de Hacienda señalaron que en el cuarto trimestre “la caída fue menor que la esperada, ya que el EMAE había publicado caídas de 1,8% trimestral y de 6,3% interanual”.

“Esto implica que la economía se encuentra mejor posicionada para encarar la recuperación, ya que el arrastre estadístico, es decir la dinámica que dejó el cuarto trimestre de 2018 a revertir en 2019″, que pasó “de -2,9% a -2,4%”, según confiaron desde el Palacio de Hacienda.

El ente estadístico detalló que la evolución macroeconómica del cuarto trimestre determinó una variación en la oferta global, medida a precios del año 2004, de -11% con respecto al mismo período del año anterior, debido a la caída de 6,2% del PBI y de 26,1% en las importaciones de bienes y servicios reales.

En la demanda global se observó una disminución de 25% en la formación bruta de capital fijo, el consumo privado cayó 9,5%, el consumo público 5,1% y las exportaciones de bienes y servicios reales registraron un crecimiento de 10,4 por ciento.

Con respecto al tercer trimestre de 2018, las importaciones disminuyeron un 12,2% en términos desestacionalizados, el consumo privado decreció 2,4%, el consumo público, 0,8%, la formación bruta de capital fijo cayó 11,6%, mientras que las exportaciones se expandieron 15 por ciento.

INDICIOS DE PISO PARA LA RECESIÓN

En Hacienda ponderaron que “las exportaciones tuvieron un buen desempeño en el cuarto trimestre”, dentro de los componentes de la demanda, al crecer 10,4% contra el cuarto trimestre de 2017 y 15% contra el trimestre anterior, sin estacionalidad, pues se trató del “crecimiento trimestral más alto desde 2008”.

“El crecimiento de las exportaciones es resultado de los avances realizados para mejorar la competitividad y la inserción internacional de la economía argentina, además de la mayor competitividad cambiaria. Hacia adelante, se espera que las exportaciones sean el principal impulso de la recuperación económica”, subrayaron desde la cartera que conduce Nicolás Dujovne.

Estos números abonan la noción de un piso para la caída de actividad registrada el año pasado, pues al dato de la desaceleración de la caída en el cuarto trimestre de 2018 se suma que en diciembre ya se había registrado un dato positivo para el EMAE, de crecimiento de 0,7% mensual desestacionalizado.

Asimismo, en enero la industria (IPI) y construcción (ISAC) crecieron 4,6% y 4,4%, respectivamente, siempre en la medición sin estacionalidad respecto de noviembre.

Las señales que apuntan a que el piso de la recesión estuvo en noviembre se refuerzan si tomamos en cuenta los últimos datos difundidos por privados para el mes de febrero, donde la producción de autos (ADEFA) aumentó 6,4% mensual y la de despachos de cemento (AFCP) 16,6% mensual (ambos sin estacionalidad).

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas

X