Connect with us

Economia

El “efecto Bonadio” contagió al Merval y al riesgo país, que subió a máximos desde septiembre

Publicado

on

El procesamiento dictado por el juez Claudio Bonadio al empresario Paolo Rocco golpeó de lleno en el mercado. Los papeles de Tenaris y Ternium arrastraron al índice Merval que cortó su racha de subas y terminó 0,80% abajo.

“Fue sin lugar a dudas la noticia más destacada de la jornada, el procesamiento que dictó Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos. A raíz de esto, las acciones del Grupo Techint registraron fuertes caídas, tanto en el exterior, como en la plaza local”, reseñó Eduardo Fernández, analista de Rava Sociedad de Bolsa.

Así, Tenaris cayó 9,90% mientras que Ternium cedió 3,93% en Buenos Aires. También se vieron caídas en Banco Supervielle y TGS en torno al 3,50%.

En lo que refiere a las operaciones en Nueva York, también se vieron desplomes de casi 10% para las acciones de Tenaris que terminaron arrastrando al resto de los papeles argentinos que cotizan allí.

 

El malhumor incluso se trasladó al mercado de bonos. El riesgo país medido por el banco JP Morgan aumentaba 13 unidades hasta los 708 puntos básicos, nivel máximo desde comienzos de septiembre.

La incertidumbre política con las elecciones presidenciales del año próximo hacía que se amplíe el diferencial entre los bonos argentinos amortizables en 2019 y otros a vencer cuando haya un nuevo período de Gobierno. Entre los títulos 2019 y 2021, la brecha llegó a marcar 500 puntos básicos.

“El diferencial entre ambos bonos (2019 y 2021) está expresando el riesgo político que representan las elecciones del 2019: un eventual cambio de rumbo respecto del tratamiento de la deuda y/o el sendero de consolidación fiscal”, señaló José Echagüe, estratega financiero de Consultatio Investments.

La causa judicial que hundió al mercado

Rocca, en el marco de la causa de los cuadernos por supuestas coimas en la obra pública durante el gobierno anterior.

Fuentes judiciales señalaron que el procesamiento de Rocca, uno de los empresarios más poderosos del país, tiene que ver con el pago de sobornos que un ejecutivo de su grupo realizó a funcionarios kirchneristas.

El magistrado federal también le dictó la falta de mérito al empresario Marcelo Mindlin, de Pampa Energía.

El 5 de octubre pasado, al prestar declaración indagatoria ante Bonadio, Rocca dijo que no estaba al tanto de los pagos indebidos que admitió haber hecho al gobierno anterior el ejecutivo del grupo Luis Betnaza.

En su presentación ante el juez, Betnaza aseguró que mantuvo “varias reuniones” con la ex presidenta Cristina Kirchner para solicitarle “al gobierno argentino que intercediera” como mediador ante el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por “el peligro de nacionalización” de una de las firmas que el holding.

Según el directivo, los pagos tuvieron que ver con una cuestión humanitaria para salvaguardar al personal que se desempeñaba en Sidor.

Al respecto, Rocca negó tener conocimiento de los sucesos, que atribuyó a Betnaza y a otro director de Techint, Héctor Zabaleta, quien en la causa tiene falta de mérito.

El dueño del grupo no aparece mencionado en los cuadernos del remisero Oscar Centeno, pero fue señalado por el financista Ernesto Clarens, quien también declaró ante el magistrado, por entregar supuestas coimas durante la gestión anterior.

El procesamiento de Rocca, que incluye un embargo de 4 mil millones de pesos y la prohibición de salida del país, fue firmado junto a la ampliación de las acusaciones de los ex funcionarios Julio De Vido, José María Olazagasti, Roberto Baratta, Hernán Camilo Gómez y Nelson Lázarte.

“En el presente caso, se encuentra acreditado con el grado de certeza requerido en esta etapa procesal que Paolo Rocca, habría sido una de las personas que ordenó la entrega de dinero realizada por Héctor Zabaletta a los funcionarios del ex Ministerio de Planificación Federal, quienes luego ejecutaron los actos que eran propios de la función que cumplían, hallándose destinados a beneficiar a los cohechantes”, señaló el juez.

En cuanto a la falta de mérito de Mindlin, el magistrado expresó: “En el pago realizado no se vislumbra la matriz establecida en el resto de las entregas de dinero que fueron registradas por Oscar Centeno en sus anotaciones, sumado a que del testimonio del nombrado corresponde efectuar diversas medidas de prueba tendientes a verificar o descartar sus dichos”.

Ex funcionarios, también procesados
El juez Bonadio también decidió procesar al ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y a su ex secretario privado Martín Larraburu, quienes admitieron haber recibido dinero de la recaudación aportada desde el Ministerio de Planificación para campañas electorales, aunque dijeron desconocer el origen del mismo.

Abal Medina y Larraburu “deberán responder como participes necesarios, toda vez que participaron del retiro y distribución del dinero, que era entregado a los funcionarios quienes ejercían la decisión sobre las acciones propias de la función pública que debían realizarse como contrapartida de la suma de dinero entregada”.

En agosto pasado, el ex jefe de Gabinete declaró que recibió aportes en negro de empresarios para la campaña electoral del FPV 2013, que eran recolectados por Baratta.

“Siempre entendí que dichos aportes de privados eran voluntarios y de ninguna manera exigidos bajo coerción”, para apoyar la campaña electoral de Daniel Scioli, Daniel Filmus y Martín Insaurralde, indicó Abal Medina.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

Precios Cuidados se extiende a mayoristas y distribuidores para fortalecer el rebote del consumo

Publicado

on

Por

El Gobierno nacional anunció la extensión del programa Precios Cuidados a supermercados mayoristas y distribuidoras con un total de 59 productos que apuntan a que puedan llegar a un precio menor a miles de almacenes de barrio de toda la Argentina. La medida fue bien recibida en el sector que detecta un rebote en el consumo de alimentos tras varios meses de crisis.

“La idea es que a partir de un listado de 59 productos, los pequeños comercios puedan comercializar al mismo precio que las grandes cadenas de todo el país”, señaló el ministro Kulfas en conferencia junto a la secretaria de Comercio interior Paula Español.

 

Comments

comments

Seguir leyendo

Economia

La inflación y el real brasileño atrasan al dólar oficial y fuerzan al Banco Central a empezar a subirlo

Publicado

on

Por

En el breve transcurso de 2020 el Banco Central permitió un ligero deslizamiento alcista del tipo de cambio. El dólar mayorista, que determina la competitividad desde un punto estrictamente cambiario, subió 70 centavos o 1,2%, desde los $59,89 del cierre de 2019 a los 60,59 pesos.

Son los beneficios de un durísimo “cepo”: la autoridad monetaria puede regular con escaso monto el nivel de precios de un dólar administrado, en una plaza que registra bajo volumen operado, cerca de los USD 200 millones diarios, en promedio.

Al usar al dólar como “ancla” inflacionaria, la entidad que preside Miguel Ángel Pesce puede, a la vez, mantener el nivel de reservas cerca de los USD 45.000 millones, comprometidas éstas por la falta de crédito externo.

Pero no debe dejar de observarse que es una estabilización de corto plazo, pues con una inflación en torno al 3% mensual, la economía argentina vuelve a enfrentarse al dilema de ponerse más cara día a día. Esta situación quedó en evidencia por la devaluación que experimentó el real brasileño, la moneda del principal socio comercial.

El dólar en Brasil subió cerca de 5% desde que empezó el año, de 4,02 reales por unidad a 4,23 reales, en un país con baja inflación. En todo 2019 el índice de precios al consumidor acumuló un 4,5%, lo que Argentina podría registrar en un solo mes de fuerte alza del dólar, combustibles o tarifas.

Para ponerlo en perspectiva, el Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) que calcula el Banco Central cedió unos seis puntos en lo que va de 2020. Hoy, en 117,7 puntos, sigue alto: un 17,7% por encima de un valor de equilibrio teórico. Pero resignó 5,7 puntos desde los 123,4 puntos del 31 de diciembre pasado, dinámica que refleja la velocidad con la que la Argentina pierde competitividad cambiaria por una inflación que, tarde o temprano, termina absorbiendo toda la devaluación del peso.

En ese aspecto, hay que recordar que el ITCRM del BCRA marcaba un año atrás los 115,5 puntos, apenas dos puntos menos que el nivel presente. Sin embargo, desde entonces hubo una histórica devaluación cuyo aporte a la competitividad se esfumó pronto, frente al descalabro de las variables económicas y financieras, con enorme daño para la actividad.

Desde el 6 de febrero de 2019 hubo un salto cambiario de 61,5%, desde los 37,52 a los 60,59 pesos mayorista; una inflación interanual del orden del 54%, desplome de reservas del 30,9% (de 64.660 a 44.643 millones de dólares) y fuga de depósitos (las colocaciones privadas en efectivo cedieron casi USD 11.000 millones).

También el Banco Central tuvo una política monetaria errática, con un piso de tasas de referencia de 44% en febrero del año pasado, que saltaron al 85% en septiembre y ahora se redujeron en forma drástica al 48% -bajo el amparo del cepo- con impacto marginal en la reducción de la inflación.

El efecto efímero de “pisar” el tipo de cambio también queda explícito en lo ocurrido a partir de las elecciones primarias. El dólar mayorista subió en pocos días de 45,25 pesos el 9 de agosto a los 60,40 pesos el 14 de agosto (+33,5%), donde quedó estabilizado hasta ahora. El índice de tipo de cambio real replicó el alza: se incrementó de 112,8 puntos a 148,6 puntos el 14 de agosto. Pero luego restó más de 20 unidades, a 117,7 puntos en menos de seis meses, para quedar apenas cinco puntos por encima del nivel previo a las PASO del 11 de agosto.

Comments

comments

Seguir leyendo

Economia

El gobierno pide buscar una solución a la fuerte suba del trigo que presiona sobre Precios Cuidados

Publicado

on

Por

La fuerte suba que registró el precio del trigo desde fines del año pasado está ejerciendo cada vez más presión sobre el costo de los alimentos derivados del cereal, como el pan, la harina, las pastas o las galletitas, lo que encendió las señales de alerta en el Gobierno. La estabilidad del programa Precios Cuidados y de los precios de los alimentos en general están al tope de las prioridades de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, quien ya le pidió al sector de la molinería y de la exportación una propuesta para resolver el problema y garantizar el abastecimiento y valores razonables en la góndola para los próximos meses.

Por lo pronto, desde las empresas advierten que si los costos del trigo y de la harina se mantienen en los valores actuales, en la próxima revisión del programa oficial deberían actualizarse los precios. “Nuestro compromiso con Precios Cuidados lo vamos a cumplir pase lo que pase hasta el 7 de abril. Lo mismo hicimos con Esenciales el año pasado, cuando había habido una gran devaluación. Pero en abril deberemos revisar los precios porque con los nuevos costos de la materia prima, no tenemos rentabilidad”, afirmó a Infobae el dueño de Morixe, Ignacio Noel.

“El precio del trigo aumentó casi USD 50 la tonelada en poco más de un mes; eso le mete presión a todos los productos farináceos que están en Precios Cuidados. De todos modos, la ventana para discutir todo esto es marzo, de cara a la revisión del programa, a comienzos de abril”, dijeron en otra de las alimenticias afectadas por este aumento en sus costos.

Desde que las empresas acordaron los precios del programa por tres meses, el trigo subió 21% y la bolsa de harina de 50 kilos trepó 13%, ya que el 80% del costo de la harina es el trigo. En las pastas, en tanto, la incidencia es menor, pero aun así es un costo importante. Para citar un ejemplo, el kilo de harina 000 de Morixe incluido en el programa oficial tiene un precio de $33. De este valor, $3 corresponden al 10,5% del IVA y de los $30 restantes, $10 quedan en la cadena de comercialización y $20 para la industria. A los precios de hoy, en un kilo de harina, $20 corresponden al trigo. “No hay ganancia”, admiten en la industria.

El Gobierno viene advirtiendo de este problema desde hace unos quince días, cuando convocó a representantes de la industria y la exportación a un encuentro tendiente a buscarle una solución al tema. Participaron Español, por Comercio Interior, y el secretario de Agricultura, Julián Echazarreta, además de los presidentes de la Federación de la Industria Molinera (Faim), Diego Cifarelli, y de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), Gustavo Idígoras.

“Comercio y Agricultura nos pidieron que trabajáramos para buscar algún tipo de solución, pero por ahora la seguimos buscando. El mercado del trigo está muy duro, se consigue poca oferta y el precio está muy firme, por encima de USD 210. Nosotros no formamos el precio del trigo y del valor de la harina, el 80% es trigo”, aseguró a este medio Cifarelli, al tiempo que agregó que “va a ser un año muy duro donde no habrá problemas de abastecimiento pero el precio se verá”. El valor de la tonelada de trigo hoy se ubica entre $12.000 y $13.000 y la bolsa de 50 kilos de harina, $1.200. Ambos valores subieron fuerte desde diciembre, aunque aún no llegaron al pico de octubre del año pasado, cuando el trigo valía $14.300 y la harina, 1.350 pesos.

El problema es que la exportación compró gran parte del trigo cosechado y otra porción todavía está en manos de los productores (se calcula unos 4,5 millones de toneladas). Una de las propuestas de CIARA-CEC fue que se pueda acordar con algún banco oficial alguna línea de crédito para que los molinos tengan capacidad de compra a los productores. Desde la entidad están intentando colaborar con propuestas a los fines de evitar ser perjudicados en esta negociación. De hecho, Comercio Interior ya les sugirió a los exportadores que le vendan ellos el trigo a los molinos, alternativa que fue descartada por el sector.

Consultadas fuentes de Comercio Interior, aseguraron que “hay conversaciones con la cadena y que se le pidió una propuesta al sector”. Enmarcaron estas reuniones dentro de todas las que Español está realizando con cada una de las cadenas productivas, a los fines de evaluar los costos y hacer un seguimiento más preciso de los precios.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas