Connect with us

Nacional

En la cumbre del PJ, Cristina Kirchner pidió armar un gran frente electoral y dijo que ella está dispuesta a ocupar el lugar que le toque

Publicado

on

Cristina Kirchner volvió al centro de la escena pero, esta vez, sin su nuevo libro en la mano. Participó de un encuentro en el Partido Justicialista en el que se convirtió en la figura y el centro de atención. Su sola presencia revolucionó al peronismo y el kirchnerismo. Su foto, junto a la de los principales dirigentes del partido, fue un símbolo de unidad potente a pocos días del cierre de las listas de candidatos.

La ex presidenta les bajó un mensaje claro a los dirigentes que estuvieron a su alrededor durante la reunión. Les dijo que hay que armar una coalición amplia que rompa límites electorales y pueda estar preparada para gobernar. Además, les aseguró que estará en el lugar que le toque apoyando la conformación de un gran frente electoral. “Voy a estar donde pueda ser útil”, sostuvo. No hubo confirmación de candidaturas, ni señales claras del camino que seguirá en el corto plazo.

La economía fue el eje de la cumbre y lo que despertó las criticas de la ex jefa de Estado al gobierno de Mauricio Macri. Durante el encuentro marcó que el nivel de endeudamiento que hoy tiene la Argentina va a condicionar la gestión del próximo gobierno, y que la economía está destruida luego de los tres años de gestión de Cambiemos. Además, cuestionó el nombramiento de jueces en los últimos meses de gobierno y las decisiones que tomó Macri para timonear la crisis.

Cristina Kirchner junto a los principales dirigentes del PJ

Cristina también reafirmó el camino que el PJ ha transitado en los últimos meses con José Luis Gioja levantando la bandera de la unidad y con un grupo heterogéneo de dirigentes políticos y sindicales respaldándolo. Una estrategia que consta en sumar, nombre por nombre, a representantes de distintos sectores de la oposición. De esa forma el diputado sanjuanino logró sentar en la misma mesa a Hugo Moyano y Héctor Daer, representantes de dos corrientes sindicales que se critican mutuamente cada vez que pueden.

Esa unidad , según entienden en el PJ, se traspolo a los armados electorales en tres provincias: Córdoba, San Juan y Entre Ríos. En todas el peronismo fue unido. Ese ejemplo giró durante la charla que Cristina brindó en la tarde de este martes. Sin embargo, en las tres provincias el kirchnerismo fue un socio minoritario que ayudó a evitar filtraciones. Ese dato no fue expuesto y es significativo para entender la debilidad en el interior del país del espacio que conduce la ex jefa de Estado.

Es verdad que Sergio Uñac y Gustavo Bordet acordaron con el sector K local para unificar el espacio opositor dentro de los límites de la provincia. Pero ese accionar no fue el mismo que llevó a cabo Juan Schiaretti, que el domingo logró un triunfo contundente y confirmó que el camino que debe seguir el peronismo debe llevarlo a romper la grieta que tiene a Cristina Kirchner y Mauricio Macri a cada lado. El gobernador cordobés descartó un acuerdo con el kirchnerismo. Aunque no fue explícito, fue claro.

Los principales dirigentes del PJ durante la conferencia de prensa posterior a la cumbre (Matías Baglietto)

Cuando Cristina se paró y salió del salón donde se llevó a cabo el encuentro, el que tomó la palabra fue Alberto Fernández, su mano derecha en este nuevo tiempo. El ex jefe de Gabinete pidió convocar a los gobernadores peronistas y, en especial, a Sergio Massa. El pedido fue explícito y generó consenso entre los presentes.

Dentro del kirchnerismo consideran que el único dirigente capaz de sumarse a un armado nacional es el ex intendente de Tigre. Por eso las conversaciones entre Unidad Ciudadana y el Frente Renovador se mantienen activas. El objetivo en el corto plazo es lograr un acuerdo con Massa y terminar de cerrar un frente electoral antes del 12 de junio, día en que deben presentarse la conformación de alianzas frente a la justicia electoral. Es, objetivamente, la mayor unidad que pueden lograr. Así lo entienden.

De la cumbre también se desprendió el acuerdo para que los partidos que conforman Unidad Ciudadana y el PJ confluyan bajo un mismo frente electoral. Una jugada diametralmente diferente a la que Cristina llevó a cabo en el 2017, cuando decidió formar su propio espacio político y no incluir al PJ, con el fin de evitar competir con Florencio Randazzo en unas PASO.

El sindicalista Hugo Moyano

La voluntad de poder y la búsqueda del camino que los lleve de regreso al gobierno logró dejar atrás las diferencias que muchos de los dirigentes más importantes tenían hasta hace poco tiempo. Las discrepancias y las críticas quedaron enterradas. El mejor ejemplo quizás sea el de Alberto Fernández, quién después de alejarse del gobierno kirchnerista estuvo junto a Sergio Massa y luego con Florencio Randazzo. En la actualidad es un hombre clave en el círculo más chico de la ex presidenta.

Pero no solo el ex jefe de Gabinete está anotado en esa lista. Felipe Solá se alejó del kirchnerismo durante largos años y en la actualidad puso un pie en el mismo espacio que tiene a Cristina Kirchner como líder. Rosana Bertone, gobernadora de Tierra del Fuego, fue una de las primeras dirigentes en sumarse a Alternativa Federal, el esquema del peronismo federal que se distanció del kirchnerismo. Este martes estuvo sentada a dos metros de la ex presidenta y respaldo el pedido de unidad.

Hugo Moyano, secretario general del Sindicato de Camioneros, también dejó atrás las diferencias con Cristina. El gremialista encabezó cinco paros generales durante el segundo gobierno de la ex jefa de Estado y aseguró que la entonces presidenta “nunca tuvo simpatía con el movimiento obrero organizado”. Esta tarde, en la puerta del PJ, dijo: “Cristina es una buena candidata”.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nacional

El duro comunicado de la Iglesia Católica contra el gobierno de Vidal

Publicado

on

Por

A través de la Conferencia Episcopal Argentina, la Iglesia Católica lanzó un duro comunicado contra el gobierno de María Eugenia Vidal por legalizar los juegos de azar online.

La Comisión Episcopal de Pastoral Social advirtió que la decisión tomada por la gobernadora bonaerense el año pasado “pone en peligro especialmente a los más jóvenes, con una escasa barrera de acceso a esos dispositivos”. Argumentan que, además, proliferaron los casinos, los bingos, unidos al negocio de las máquinas tragamonedas, aun en cercanía de barrios pobres.

“No basta con asociar el juego con el supuesto destino benéfico de algunas cargas fiscales, sino que se trata de erradicar la cultura del azar para reemplazarla por la dignidad del trabajo”, afirmaron en el escrito.

Refiriéndose a las consecuencias, mencionaron puntualmente la ludopatía, “una enfermedad emocional de naturaleza progresiva”, y en palabras de la Organización Mundial de la Salud, la definieron como “un trastorno caracterizado por la presencia de frecuentes y reiterados episodios de participación en juegos de apuestas, los cuales dominan la vida del enfermo en perjuicio de sus valores y obligaciones sociales, laborales, materiales y familiares”.

Citando al Papa Francisco, remataron: : “Cuando falta la esperanza, de hecho, falta la vida; y entonces algunos van en busca de una existencia engañosa que le ofrecen los mercaderes de la nada. Esos venden cosas que producen felicidades momentáneas y aparentes, pero en realidad te meten en calles sin salida, sin futuro, verdaderos laberintos existenciales. Las bombas destruyen los cuerpos, las dependencias destruyen las mentes, las almas, y también los cuerpos”.

“El Estado debe trabajar por la protección integral de la familia. El juego puede llevar a una adicción que daña la comunión familiar, y puede llevar a su destrucción. Otro tanto puede decirse de la compulsión a videojuegos, que se instalan desde muy temprana edad en la vida de los más chicos, que también son parte de otros esquemas de negocios y que crean también formas de adicción o dependencia, vinculados en muchos casos con la explotación de pulsiones violentas, individualistas e intolerantes”, sentenciaron.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

Pablo Moyano cruzó a Adrián Suar por una serie de Canal 13

Publicado

on

Por

La serie “El Tigre Verón” que produce Adrían Suar y televisa Canal 13 hizo estallar la polémica las últimas semanas, porque estigmatiza a los sindicalistas. Ahora, el que tomó el aguante y salió a responder fue Pablo Moyano.

“Una serie de Canal 13 nunca va a hablar bien de los dirigentes gremiales. habrá algún dirigente sindical que se sienta identificado con esa serie, pero ojalá algún día hablen de los empresarios corruptos que extorsionan a los trabajadores”, lanzó el líder de camioneros.

Además, en diálogo con AM 530, Moyano aseguró que “a esta altura una serie no va a cambiar la bronca de los trabajadores contra un modelo económico que día a día despide gente”.

“Siempre se dice que el periodismo hace publinotas o notas pagas. Periodistas que van y entrevistan a candidatos o políticos y que lo único que hacen es tirarles centros todo el día. Centros al político y ellos cabecean y la meten. Es verdad. Pero yo dije ¿por qué siempre se estigmatiza, en este caso puntual al periodismo, con ‘eh, a vos te compraron para hacer una nota’, y no a la ficción?”, analizó el gremialista.

En línea con lo anterior, Moyano sentenció: “Creo que Suar inventó un nuevo género: la publificción. Vi once capítulos y puedo decir que esto que está al aire es una publificción. Está hecha a medida para los tiempos electorales. Así como hay notas y fake news, creo que esto es una publificción”.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

Mientras Carrió denuncia injerencia rusa, Mike Pompeo llega a Argentina para reunirse con Macri

Publicado

on

Por

En las últimas semanas Elisa Carrió denunció publicamente la posibilidad de que el Gobierno de Rusia se entrometa en las elecciones argentinas para favorecer al Frente de Todos. “Cristina tiene reuniones con los rusos en Cuba para el hackeo electoral”, afirmó la aliada de Mauricio Macri.

Pero los que sí realmente vienen a la Argentina para garantizar sus intereses en el proceso electoral son los funcionarios de la Casa Blanca. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, llegará al país el próximo viernes para reunirse con Mauricio Macri en el marco de una gira que seguirá por Ecuador, México y El Salvador.

Según informó el Departamento de Estado en un un comunicado, la visita se enmarca en una gira por América Latina para “fortalecer las alianzas con el Hemisferio Occidental sobre desafíos regionales y globales” y “reforzar el apoyo al pueblo de Cuba, Nicaragua y Venezuela en su lucha por la democracia y libertad”.

En Buenos Aires, adonde arribará el próximo viernes, Pompeo se reunirá con el presidente Mauricio Macri; en Ecuador con el mandatario Lenin Moreno; en México con el canciller Marcelo Ebrard y en El Salvador con el nuevo presidente, Nayib Bukele, precisó la información replicada por la agencia EFE.

La segunda parte de esta gira tiene especial significado en momentos en que las relaciones entre Estados Unidos están tensas por las restricciones que se buscan imponer al flujo migratorio procedente de Centroamérica.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas