Connect with us

Economia

Estados Unidos obliga a empresas en Argentina a llevar la contabilidad en dólares

Publicado

on

La crisis argentina no escapa a actores extranjeros con actividades en ese país. En medio del indetenible alza de los precios del último año, empresas estadounidenses se han visto forzadas a dejar de usar el peso argentino para contabilizar sus negocios en la nación, generando pérdidas multimillonarias en el mercado cambiario de divisas.

Según un reporte del diario británico Financial Times, las reglas contables de EEUU han empezado a solicitarle a firmas con sede en su país, pero que operan en Argentina, que utilicen el dólar como su “moneda funcional” para las actividades que realicen en la nación trasandina, como fórmula para hacer frente a la galopante inflación que en tres años ha excedido el 100%.

Y es que, a pesar de los esfuerzos por contenerla desde el gobierno de Mauricio Macri, todo indica que este año también será de alto impacto para el bolsillo. Tras cerrar el 2018 con una inflación de 47,6%, la consultora argentina Elypsis elevó su pronóstico del indicador anual para fines de este año a 34%, desde un 32%.

En entrevista con Bloomberg, el economista jefe de la firma con sede en Buenos Aires, Gabriel Zelpo, dijo que el IPC promedio de marzo se espera en 4%, con importante incidencia del aumento de la carne –que subiría hasta 5%- y de los precios regulados.

Las entregas de resultados anuales que fueron divulgados en el último mes, mostraron que se requirió a varios grupos empresariales enlistados en Nueva York que implementaran el cambio en su contabilidad.

Entre esas compañías están la aseguradora Assurant, que reportó un costo de u$s17.200 millones por llevar a cabo las modificaciones. También Brink’s -la firma estadounidense de seguridad y protección privada con sede en las afueras de Virginia- que registró cargos por US$ 8 millones, y la tercera empresa de personal del mundo, ManpowerGroup, con sus u$s2.500 millones.

El impacto vendría dado porque “de un día para otro, necesitas medir todas tus transacciones en dólares estadounidenses”, explicó a FT Eduardo Loiacono, socio de mercados de capital en la consultora PwC Argentina.

A ello se suma que las subsidiarias en la nación trasandina también necesitaban cuentas en pesos para satisfacer los requisitos locales. “Es un desafío, y también más trabajo. Pero las empresas estadounidenses no tienen otra opción”, dijo Loiacono.

Assurant apuntó en su reporte anual que el cambio al uso del dólar para su operación argentina hizo que volviera a calcular los “activos y pasivos monetarios no denominados en dólares estadounidenses”. De decidir seguir utilizando el peso para sus cuentas, se les exige que las modifiquen para ajustar la inflación.

Este se ha convertido en el nuevo dolor de cabeza para las multinacionales en Argentina, que ya tenían que atravesar -como el resto de las empresas- la continua volatilidad económica que ha impedido que las inversiones aumenten al ritmo que el convulsionado país necesita.

“Las empresas quieren predictibilidad, y en un ambiente con una inflación tan alta es muy difícil hacer planes”, explicó Juan Manuel Vaquer, jefe de la Cámara Americana de Comercio en Buenos Aires. La situación fiscal podría mejorar a fines de este año, pero analistas estiman que el daño en la confianza empresarial ya estaría hecho.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

Dujovne busca tranquilizar a los mercados con ortodoxia fiscal, pero los inversores están preocupados por las encuestas

Publicado

on

Por

El cumplimiento a rajatabla del acuerdo con el FMI, aun con todos los problemas que se van presentando en el camino, es el gran activo que pretende resguardar el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Tanto él como Sandleris consideran que cumplir las metas fiscales y monetarias asumidas con el organismo es la única forma de navegar los meses preelectorales de la mejor manera posible.

Los números fiscales del primer trimestre finalizaron con un sobrecumplimiento de $13.000 millones, aun a pesar de que la recaudación no respondió de acuerdo a lo esperado. A causa de la caída en el nivel de actividad y de la merma por retenciones en marzo, los ingresos fueron unos $20.000 millones menos que lo esperado. Sin embargo, la decisión de apretar el cinturón del gasto (en parte corrientes y en parte en obra pública) permitió cumplir de manera holgada con la meta.

Según aclaró Hacienda, los gastos primarios cayeron 16% en términos reales en marzo, aunque también se recibieron $15.000 millones de utilidades del Banco Nación, lo que ayudó obviamente a que cerraran mejor los números fiscales.

Los inversores, sin embargo, sólo prestan atención parcial a estos números. Están más preocupados por otras cifras, las que surgen de las encuestas que muestran un deterioro importante de la imagen y la intención de voto del presidente Mauricio Macri. En la medida que no se vea una recuperación y que continúe creciendo la intención de voto de Cristina Kirchner, será difícil que la ortodoxia en el manejo de las cuentas públicas tenga el efecto deseado sobre las expectativas del mercado.

Guido Sandleris, presidente del Banco Central (Manuel Cortina)

Algo parecido sucedió con la meta monetaria comprometida para los primeros tres meses del año. Aun con las objeciones que tiene el mercado por el crecimiento del stock de Leliq (vuelve la advertencia sobre una posible “bomba de tiempo” como ocurría con las Lebac), el objetivo es que la plaza financiera siga con la menor cantidad de pesos posible para evitar desbordes del tipo de cambio.

No hay que esperar, sin embargo, grandes reacciones de los activos financieros. Ni los bonos reaccionarán con euforia por el cumplimento de la meta fiscal ni el dólar bajará de golpe porque se mantiene estable la base monetaria. Pero al menos “hacer los deberes” en materia fiscal y monetaria es lo mínimo que se puede intentar para evitar que se deteriore todavía más la situación en los meses previos a las elecciones. El riesgo país tocó un récord a fines de la semana pasada por encima de los 850 puntos, mientras que el dólar arrancó la semana firme, con una suba de casi 1,5 por ciento.

Un test interesante será hoy y mañana la licitación de Letes en dólares, que vencen a fines de noviembre. La secretaría de Finanzas, a cargo de Santiago Bausili, decidió subir medio punto la tasa de interés mínima, desde 4,5% a 5% anual por esta colocación. Fue un reconocimiento del deterioro que en las últimas semanas sufrieron los bonos argentimos más cortos. Y al mismo tiempo intenta ser una “zanahoria” para aquellos inversores que dudan entre renovar o pedir de vuelta los dólares.

Esta emisión será la última que vence antes del recambio de Gobierno. La próxima licitación de Letes tendrá un vencimiento aún en 2019, pero el pago de los dólares ya dependerá de quién gobierne en ese momento, ya sea Macri, CFK o algún otro de los candidatos. Seguramente Finanzas tendrá que pagar alguna tasa adicional para conseguir un nivel de renovación más importante.

Comments

comments

Seguir leyendo

Economia

A días de nueva suba en naftas se disparó precio del petróleo

Publicado

on

Por

Justo cuando el Gobierno puso en marcha el programa de precios cuidados y esenciales con el que espera contener la inflación, la cotización del petróleo se disparó ayer en el mercado internacional anticipando aumentos significativos en los combustibles que se aplicarán desde el próximo fin de semana.

En medios oficiales se reiteró ayer que no está previsto negociar con las petroleras sobre precios, en coincidencia con el trascendido según el cual la UCR, a través del gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, había requerido días atrás alguna medida sobre este mercado lo que fue descartado del plano por el presidente Mauricio Macri.

El petróleo Brent,de referencia en nuestro país, cerró ayer en el mercado de Londres en u$s74, la cotización más alta desde noviembre pasado, y analistas internacionales prevén que puede seguir subiendo en los próximos días.

El cierre de ayer significa un alza del 8,2% con respecto a la cotización del 29 de marzo –u$s 68,39- que se registró antes de que las petroleras definieran el último aumento en los surtidores.

A esto se agrega la inestabilidad del tipo de cambio. Si bien ayer el dólar oficial cerró en 43,69 pesos, por debajo del valor de 44,4 pesos que se verificó el 29 de marzo, en las petroleras se afirma que no se trasladó a precios todo el salto que se dio en marzo, y que la consecuencia es que los combustibles perdieron la paridad con el valor de importación que se había logrado en febrero cuando el dólar cotizaba en torno a 39 pesos.

A todo esto se suma el avance de la inflación en el primer trimestre que también es un elemento que consideran las empresas refinadoras al fijar precios. Mientras en los tres primeros meses, el índice de precios al consumidor avanzó un 11,8%, los combustibles tuvieron una rebaja de alrededor del 1% en enero, un aumento del 1,6% en febrero, otro del 2,8% en marzo y otro del 4,5% el 1 de abril, bastante por debajo del alza general.

En cuanto al precio internacional del petróleo, ayer el Brent llegó a rozar u$s75 dólares, mientras a fines de 2018 cotizaba en torno a u$s50. Según los analistas, el alza fue consecuencia del anuncio del gobierno de EE.UU. sobre que pondrá fin a las exenciones para la compra de petróleo de Irán con el objetivo de reducir a cero las exportaciones desde ese país (ver más información en página 19).

En noviembre, Estados Unidos reimpuso sanciones sobre las exportaciones de petróleo iraní luego de que el presidente Donald Trump retiró unilateralmente a su país de un acuerdo para la reducción del programa nuclear de Irán, que firmaron Teherán y seis potencias mundiales. Pero en ese momento, el gobierno estadounidense otorgó exenciones a los ocho principales clientes de Irán: China, India, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Turquía, Italia y Grecia, que les permitió comprar petróleo por seis meses más.

De acuerdo a las agencias internacionales, otra reducción del suministro iraní presionará más en un mercado que ya estaba ajustado por las sanciones estadounidenses contra Irán y Venezuela, así como por los recortes voluntarios al bombeo que acordó la OPEP más otros productores como Rusia.

Con el mercado local desregulado, los aumentos en el mercado internacional se trasladarán al público y se sumarán presiones en los índices de mayo pese al proyecto oficial de mostrar una reducción en el nivel de inflación a partir de ese mes.

Comments

comments

Seguir leyendo

Economia

Para Dujovne ”fue positivo” el balance fiscal del primer trimestre

Publicado

on

Por

Este mediodía, el ministro de Hacienda dio a conocer la cifra a través de una conferencia de prensa.

Con el fin de dar detalles sobre resultados fiscales y la evolución de la meta fiscal del primer trimestre de 2019, este lunes se llevó a cabo un encuentro en el Microcine del Palacio de Hacienda, encabezado por Nicolás Dujovne.

El mes pasado, la cartera nacional precisó que el primer bimestre del año cerró con un superávit primario de $ 23.384 millones tras conocerse que las cuentas públicas de febrero mostraron un resultado positivo de $6.726 millones.

Luego de que Mauricio Macri y parte de su gabinete recibiera a empresarios del sector alimenticio en Casa Rosada, fue que se anunció que el país tuvo en el primer trimestre un superávit fiscal primario de $10.347 millones. Siendo que en los tres primeros meses de 2018 se había registrado un deficit de $ 31.001 millones, los nuevos números fueron considerados positivos.

“El resultado primario del primer trimestre equivale a 0,1 puntos del PBI, una marcada mejora del mismo periodo del año anterior”, señaló el ministro de Hacienda en la conferencia de prensa. “Por primera vez desde 2011 la argentina vuelve a tener superávit primario en un primer trimestre. Alcanzamos una baja real del gasto del 14% respecto del primer trimestre del año anterior”, sumó Dujovne y añadió que”el cumplimiento de la meta del primer trimestre se ha logrado bajando la deuda en términos nominales”.

“Nuestra previsión es que en el año la recaudación se mantiene balanceada en términos reales, en la primera mitad crece por debajo de la inflación, y en la segunda mitad crece por encima de la inflación”, pronosticó el economista.

El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central reveló que el 2019 terminará con un déficit primario de $ 38.500 millones.El Estudio Broda calcularon un rojo de hasta el 1,4% del PBI. En el Gobierno creen que El FMI aceptará un leve déficit fiscal este año, sin que supere el 0,4% del PBI.

Por su lado, el empresario cafetero Martín Cabrales advirtió tras el encuentro que “los precios se sostendrán en la medidas que se mantengan las variables económicas”, y destacó que “con esto no se va a bajar la inflación”.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas

X