Connect with us

Internacional

Expresidentes latinoamericanos criticaron al Papa por su postura ante el gobierno venezolano

Publicado

on

Veinte ex presidentes latinoamericanos enviaron una carta al papa Francisco en la que critican el mensaje en la última Navidad del pontífice en el que pidió, desde los balcones del Palacio Apostólico del Vaticano ante miles de fieles en Plaza San Pedro, que reinara la “concordia” en Venezuela y que Nicaragua llegue finalmente a la “reconciliación”.

El texto de la carta, que fue encabezada por el dos veces presidente de Costa Rica (1986-90 y 2006-2010) y ex Nobel de la Paz (1987) Oscar Arias, e impulsada por Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), fue publicada por el sitio online de El Nacional, el principal diario de Venezuela.

En rechazo al llamado del pontifice, los firmantes subrayan que los venezolanos son “víctimas de la opresión de una narco-dictadura militarizada, que no tiene reparos en conculcar de manera sistemática los derechos a la vida, a la libertad y a la integridad personal”. Al mismo tiempo, recuerdan que el régimen sandinista ha reprimido protestas populares en Nicaragua a un precio de casi 300 muertos.

Aunque no lo expresan abiertamente, el tono velado del reproche global al Papa apunta a una supuesta ineficacia vaticana en liderar el rechazo al gobierno chavista, eje de casi toda la misiva firmada, entre otros, por el argentino Fernando de la Rúa, el uruguayo Luis La Calle, el chileno Eduardo Frei, los colombianos Andres Pastrana y Alvaro Uribe, y los mexicanos Felipe Calderón y Vicente Fox.

En su alocución Urbi et Orbi del 25 de diciembre pasado, el Papa Francisco había afirmado que Venezuela “encuentre de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”. Sobre Nicaragua, pidió que “no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación y por construir juntos el futuro del país”.

En su texto con cuestionamientos a la palabra papal, la veintena de ex jefes de Estado y de Gobierno de América latina ponen el foco en el hecho de que el pontífice llamara “a la concordia en las dos naciones”.

“Como se lo expresáramos a Su Santidad en una anterior misiva, sabemos de su preocupación por el sufrimiento que hoy padecen, sin distingos, todos los venezolanos y ahora los nicaragüenses. Los primeros son víctimas de la opresión por una narco-dictadura militarizada, que no tiene reparos en conculcar de manera sistemática los derechos a la vida, a la libertad y a la integridad personal y, además, como consecuencia de sus políticas públicas deliberadas y una palmaria corrupción que escandaliza mundialmente, somete a éstos a condiciones de hambruna generalizada y falta de medicinas. Los segundos, a mediados año, fueron víctimas de una ola de represión que deja como saldo casi 300 muertos y unos 2.500 heridos”.

La carta de los ex mandatarios agrega que, por lo tanto, “nos preocupa el llamado de Su Santidad a la concordia, ya que, en el contexto actual puede entenderse ello como un pedido a los pueblos que son víctimas para que se acuerden con sus victimarios”.

Agregan enseguida que “en lo particular, en el caso venezolano, con el gobierno que ha causado 3.000.000 de refugiados, en una diáspora que proyecta la ONU, para 2019, a 5,4 millones de personas”.

Al respecto, los firmantes le advierten al Papa que su llamado “está siendo interpretada de un modo muy negativo por las mayorías de Venezuela y Nicaragua” y que ello es así debido, ante todo, a que “no existe, actualmente, en dichos países, un diferendo político que reclame de entendimiento, tolerancia, entre fuerzas encontradas con narrativas distintas, dentro de una democracia normal o deficiente que hoy lamentablemente no existe en estos”.

“Sus poblaciones enteras -agregan los ex presidentes- son sometidas al sufrimiento por sus gobiernos, bajo regímenes que sirven a la mentira, y los líderes sociales y políticos, los conductores de opinión y prensa, sufren cárcel, persecuciones y también la muerte, como le consta a los organismos americanos y europeos de derechos humanos”.

Finalmente, los ex presidentes citan la Encíclica Ad Petri Cathedram de Juan XXIII, en la cual se consigna que el llamado a la concordia ha de hacerse, fundamentalmente, “a los que gobiernan las naciones”.

“‘Los que oprimen a otros y los despojan de su debida libertad no pueden ciertamente contribuir a esta unidad’ de las inteligencias, de los espíritus, de las acciones, como lo recuerda su predecesor, San Juan XXIII, y que todos anhelamos reconquisten los queridos pueblos de Venezuela y de Nicaragua a partir de la verdad y de la justicia, para que gocen de una justa paz”, concluye la nota.

La carta, además de los ex presidentes citados, lleva las firmas de Nicolás Ardito Barletta y Mireya Moscoso (Panamá); Enrique Bolaños (Nicaragua); Alfredo Cristiani (El Salvador); Rafael Ángel Calderón y Laura Chinchilla (Costa Rica); César Gaviria (Colombia); Osvaldo Hurtado y Jamil Mahuad (Ecuador); Jorge Tuto Quiroga (Bolivia); Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica); y Juan Carlos Wasmosy (Paraguay).

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

Se multiplican las protestas en Caracas a horas de una decisiva marcha opositora

Publicado

on

Por

Los venezolanos retomaron ayer las calles en Caracas y otras ciudades del país para expresar su repudio contra el gobierno de Nicolás Maduro. Lo hicieron incentivados por el foco de rebelión militar del lunes pasado y el resurgimiento de la oposición política liderada por el joven jefe de la Asamblea Nacional (Parlamento), Juan Guaidó, que prepara para hoy una masiva marcha contra el régimen chavista en todo el país.

Al menos 30 pequeñas protestas se registraron en la capital venezolana, con bloqueos de calles, saqueos de negocios y quema de basura, tras el alzamiento de los 27 militares de la Guardia Nacional Bolivariana que robaron armas y se atrincheraron en un destacamento, desconociendo al gobierno de Maduro, antes de terminar detenidos.

La mayoría de las manifestaciones ocurrieron en sectores populares para apoyar la sublevación contra Maduro, y en algunos puntos se extendieron hasta la mañana de ayer martes, señaló el Observatorio de Conflictividad Social. Las barriadas de El Valle, 23 de enero, Catia y Petare se contaron entre los puntos donde los vecinos se manifestaron, además, apoyados con ruidosos cacerolazos.

El régimen reprimió con violencia cada una de estas protestas, utilizando gases lacrimógenos, carros hidrantes y balas de gomas. En el barrio San José de Cotiza, los manifestantes se enfrentaron con la policía durante horas y resistieron con barricadas donde quemaron neumáticos. Ayer, las calles estaban llenas de escombros y piedras, mientras el olor de gas pimienta impregnaba aún la zona.

Cartuchos de gas lacrimógenos lanzados por la policía contra los manifestantes en Caracas. (AP)

“Nos sentimos apoyados cuando los guardias (militares) salieron diciendo que apoyarían al pueblo”, contó Carmen, de 60 años, quien participó activamente en los piquetes. Pero luego aclaró que tuvieron que ceder ante la represión.“Nos espantaron a fuerza de bombas, nos persiguieron con perdigones”, contó.

Pero lejos de atemorizarse, se comprometió aún más con la marcha de hoy. “De que salgo, salgo; no tengo miedo de volver a salir a luchar por Venezuela a ver si la recuperamos”, dijo con su brazo lleno de moretones.

Grupos de choque del chavismo volvieron a actuar, como ocurrió en otras ocasiones, tratando de disolver las protestas. Encapuchados, con palos y armas, atacaron a los manifestantes con violencia. Esto ocurrió frente a la plaza Andrés Bello de Caracas, así como en las zonas periféricas de Guarenas, El Junquito y en la autopista hacia La Guaira.

Las protestas en el barrio de San José de Cotiza. (AFP)

En su primera alusión personal al levantamiento y posterior captura de los rebeldes, Maduro aseguró ayer en Twitter que las Fuerzas Armadas “han dado incontables muestras de disciplina, cohesión y preparación para enfrentar cualquier amenaza de los enemigos de la Patria”.

Las protestas caldearon el ambiente de cara a la manifestación de hoy miércoles, cuando se conmemoran 61 años de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. La oposición se manifestará contra Maduro para exigir un gobierno de transición y elecciones libres y transparentes.

“Las protestas en el Oeste Caracas demostraron que no hay talanqueras (vallas) que saltar. Aquí todos quedamos en el mismo corral, sin luz, sin agua, sin medicinas, sin gas y con un futuro incierto. Todos estamos sumergidos en esta crisis, menos el usurpador. ¡Vamos a reencontrarnos este #23E!”, llamó Guaidó desde las redes sociales, donde la convocatoria se viralizó rápidamente.

Fuerzas policiales reprimiendo las protestas en Caracas. (AFP)

En un intento por contrarrestar esta rebelión popular que se anticipa masiva, el chavismo organizó contramarchas en distintos puntos del país. Será la primera gran pulseada en las calles tras las violentas protestas de abril y julio de 2017, que dejaron unos 125 muertos. Y se dará en medio de la peor crisis en la historia moderna del país petrolero.

Disparos de gases lacrimógenos contra los manifestantes. (AFP)

Este es un momento mucho más crítico para Maduro, deslegitimado tanto interna como externamente, ya que la comunidad internacional desconoce este segundo mandato, proveniente de cuestionadas elecciones donde no participó la oposición. Guaidó, quien asumió desde el Parlamento las funciones del Ejecutivo al considerar que el cargo está siendo usurpado, cuenta con el respaldo de los países de la región, así como de Estados Unidos y de Europa.

Washington es la punta de lanza de este apoyo internacional a Guaidó. Ayer, el propio vicepresidente, Mike Pence, publicó un video en el que califica de “dictador” a Maduro, al tiempo que respalda la marcha de este miércoles. “Mientras hacen que sus voces se hagan oír mañana, en nombre del pueblo estadounidense le decimos a la buena gente de Venezuela: Estamos con ustedes”, afirmó.

Según fuentes citadas por la cadena estadounidense CNN y el diario español ABC, Donald Trump “estudia reconocer” oficialmente a Guaidó como presidente interino. El presidente estadounidense viene siendo presionado por un sector de los republicanos, que lo impulsa a tomar medidas más duras contra la cúpula venezolana.

Entre ellas, figura una que se destaca por lo que puede significar para las finanzas del régimen: un embargo a todo el petróleo venezolano, algo a lo que se resisten las refinerías norteamericanas que importan crudo del país sudamericano.

 

Seguir leyendo

Entretenimiento

Tras el error de cálculos, retoman tareas de rescate de Julen

Publicado

on

Por

Un nuevo bache que impide bajar intruducir el tubo por el que bajarán los mineros, retrasa el rescate de Julen en el pozo de la localidad española de Totalán.

Los técnicos, tras detectar una saliente en los últimos metros del túnel verical y con el objetivo primordial de ascelerar el proceso, trabajan directo sobre el entubado rebajando el diámeto final del cilindro.

“Seguimos trabajando sin descanso, cada vez sentimos que estamos más cerca de Julen y no duden que seguimos apostando por la solución que se diseñó y que esperemos que dé sus frutos muy pronto”, dijo Ángel García, delegado del Colegio de Ingenieros de Málaga y coordinador del operativo.

En esta fase final, recuperar al menor se convierte en una espeice de carrera de relevos con unidades y cuerpos, mientras la maquinaria pesada se ocupó hasta ahora de la perforación.

Una vez realizado este trabajo, los mineros serán los encargados de cavar manualmente unos cuatro metros hasta el sitio donde se encuentra el menor. Por primera vez se siente que el final está cerca 10 días después.

Por otro lado, desde la Delegación del gobierno español se pidió “no añadir más presión” a los profesionales que trabajan contra reloj para rescatar al pequeño, y que afronta una misión que es “inédita” e “impresionante” por las dificultades que conlleva el operativo a raíz de la dureza del terreno.

 

Seguir leyendo

Internacional

Tensión en Venezuela: la oposición sale a la calle masivamente contra el nuevo mandato de Nicolás Maduro

Publicado

on

Por

El 23 de enero es un día clave para los venezolanos. La oposición espera que millones de personas salgan a las calles del país, pero también del mundo, para manifestarse en contra del régimen de Nicolás Maduro, que asumió su segundo mandato el 10 de enero en medio de un gran repudio internacional por la ilegitimidad de su elección.

Liderados por Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional y militante del partido político de Leopoldo López, Voluntad Popular, los opositores esperan tomar pacíficamente el país. Además, apuesta a que los millones y millones de venezolanos que dejaron el país espantados por la brutal crisis económica y la persecución política, hagan lo mismo en el exterior. Así, habrá marchas en Miami, Madrid, Berlín, Buenos Aires, Lima, Santiago de chile, Bogotá, Ciudad de México, entre otras decenas de ciudades.

Protesta de Venezolanos en Buenos Aires, el 10 de enero pasado (Nicolas Stulberg)

El contexto es de alta tensión porque además de la movilización opositora, habrá una del régimen chavista que llamó a concentrarse para “defender la revolución”. “Yo se que les van a dar la lata, pero después nos vemos en las calles de Venezuela”, dijo Guaidó frente al Parlamento el lunes.

“Dar la lata” no es otra cosa que el aparato chavista en acción: movilizar gente a fuerza de amenaza de recortar planes sociales, subvenciones o recorte de empleo público. Es tan grande el entramado burocrático que desplegó el chavismo en los últimos 20 años que no hay un solo venezolano que no dependa -él mismo o algún familiar- del régimen: empleados públicos, pensionados, estudiantes, bolsas de comida, etc.

¿Cómo combatir ese aparato? La oposición ensaya una nueva respuesta. En los últimos años la unidad que los llevó a ganar la mayoría parlamentaria se desdibujó. Muchos emigraron y los que quedaron tomaron diferentes caminos, entre los que apostaron a diálogos que siempre fracasaron y los que fueron más intransigentes. Claro, que todos sufrieron y sufren persecuciones. Esta vez, parecen estar unidos. Y los que no comulgan, por lo menos no lo expresan públicamente.

La estrategia es lo que Guaidó llama “la ruta” y tiene tres etapas: “cese de usurpación, transición y elecciones libres”. El contexto, por primera vez, los encuentra cobijados internacionalmente. Ni el Grupo de Lima, ni la OEA, ni la UE, ni EEUU reconocieron el segundo mandato de Nicolás Maduro. Y la mayoría de estos países ya contactó a Guaidó para dejar en claro que la única autoridad legítima de Venezuela es la Asamblea Nacional.

“La ruta” es complicada. El régimen encuentra la manera de bloquear la difusión de la oposición en las redes sociales así que la estrategia incluye la comunicación directa. Así, proliferaron los cabildos abiertos donde los dirigentes hablan directamente con los ciudadanos y los mensajes ya no circulan por Twitter o Instagram, sino que se comparten en el boca en boca moderno, el whatsapp.

Nicolás Maduro juró ante el Tribunal Supremo de Justicia y no ante el Parlamento, como lo dicta la Constitución

En paralelo, el Parlamento declaró “usurpador” a Nicolás Maduro, acordó pedir a 46 países que no permitan al Gobierno chavista disponer de los activos y fondos de Venezuela en esos territorios, y dictó un decreto ley de amnistía para garantizar la “reinserción” de los funcionarios civiles y militares que ayuden a restaurar el orden constitucional.

El mensaje comenzó a calar. La situación estalló el lunes luego de que, en medio de intensos llamados de la oposición a la Fuerza Armada para que rompa con Maduro, 27 militares robaron armas de un cuartel y se atrincheraron en un destacamento en Cotiza (norte de Caracas), donde fueron detenidos.

El alzamiento, según la oposición, demuestra que los militares son venezolanos comunes, que sufren todas las penurias que sufre el resto y que tampoco quieren a Maduro. “No te estamos pidiendo que des un golpe de Estado, que dispares. Todo lo contrario, te estamos pidiendo que defiendas junto a nosotros el derecho del pueblo a ser libre”, dijo Guaidó en un mensaje a los militares, difundido la noche del lunes.

Nicolás Maduro

Para la experta en temas militares Sebastiana Barráez, la amnistía -que también favorecería a funcionarios civiles- “puso en alerta al poder establecido. Le abre una puerta a aquellos militares que están hastiados de lo que sucede al interior de la FANB”, dijo.

La FANB, que se dice chavista y antiimperialisa, asegura que está unida. Pero según la ONG Control Ciudadano, unos 180 efectivos fueron detenidos en 2018 acusados de conspirar, unos 10.000 militares pidieron la baja desde 2015 y más de 4.000 desertaron de la Guardia Nacional en 2018.

Un grupo de personas manifiestan en una calle en las inmediaciones del comando de la Guardia Nacional Bolivariana  donde un grupo de militares que se había alzado contra el régimen (EFE)

El Tribunal Supremo de Justicia, otra de las piezas determinantes de drama venezolano, ratificó su alineación chavista y declaró nula la nueva cúpula de la Asamblea Nacional y por lo tanto también cualquier norma que haya emanado de ella. Por lo tanto, para el régimen Juan Guaidó está en desacato y la amnistía no tiene validez. La decisión suma tensión, porque aumenta el riesgo de que los líderes opositores terminen presos, o peor…

La jornada del 23 de enero, en definitiva, será el primer gran pulso en las calles tras las brutalmente reprimidas protestas que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio de 2017, en medio de la peor crisis en la historia moderna del país petrolero, con escasez de alimentos y medicinas y una hiperinflación que el FMI proyecta 10.000.000% para 2019.

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas

X