Connect with us

Internacional

Hace 25 años acababa la vida de Pablo Escobar en el techo de una casa

Publicado

on

Buena parte de la historia violenta de Colombia se cerró hace 25 años en el tejado de una casa de un barrio de clase media de Medellín. Allí, tendido de medio lado, terminó Pablo Escobar.

Los policías que lo abatieron aquel 2 de diciembre de 1993 se tomaron fotos con enormes sonrisas cerca del cuerpo de quien fuera el principal narcotraficante del mundo. Varios hicieron con los dedos la “V” de la victoria y en el país se vivió entonces por varios días un ambiente de fiesta.

Pero en una parte de Medellín, principalmente en los barrios marginales en los que “El Patrón” demostraba el porqué era llamado con ese apodo, lo lloraron. Su sepelio fue multitudinario y con muestras de dolor de quienes lo admiraban.

La muerte de Pablo Emilio Escobar Gaviria, considerado sin vacilar por los organismos de seguridad como “el enemigo público número uno de Colombia”, puso punto final a una ola de ataques terroristas ejecutados por el cartel de Medellín desde comienzos de los años 80.

Escobar, que nació el 1 de diciembre de 1949 en Rionegro, un municipio próximo a Medellín, empezó su vida delictiva en los años 60 como contrabandista y en los 80 incursionó en el mundo del narcotráfico, que a la postre se convirtió en un delito que financia en buena parte el conflicto armado colombiano.

Con un espíritu empresarial, Escobar vio una oportunidad de ganar dinero enviando cocaína a Estados Unidos y para eso buscó contactos para comprar la materia prima, la pasta de coca, en Bolivia y Perú.

Pero el crecimiento de sus ganancias tenía que ser justificado de alguna forma y entonces buscó poder político, para lo cual se incorporó al Partido Liberal, a nombre del cual alcanzó a ocupar un escaño en la Cámara de Representantes.

Dueño de un discurso anti-imperialista y hasta con cierto tinte izquierdista, aunque su banda financió a grupos paramilitares ultraderechistas, Escobar fue desenmascarado en el Congreso por el entonces ministro de Justicia, Rodrigo Lara, que militaba en un sector político que enarbolaba la lucha contra la corrupción.

Las acusaciones de Lara marcaron un antes y un después de Escobar, quien salió del Congreso y pasó abiertamente a la clandestinidad como jefe del cartel de Medellín y líder de centenares de jóvenes pistoleros amantes del dinero fácil.

Su primer desafío al Estado fue en abril de 1984, cuando el ministro Lara fue acribillado en Bogotá. Para Colombia fue el inicio de una época marcada por el terrorismo con innumerables coches bomba en las principales ciudades.

El cartel de Medellín destruyó la sede del servicio de inteligencia y la edificación del diario “El Espectador”, cuyo director, Guillermo Cano, también murió por los disparos de la mafia. Su osadía no tenía límites y hasta llegó a derribar un avión comercial en pleno vuelo.

Según Jhon Jairo Velásquez, alias “Popeye”, quien fue jefe de pistoleros de la banda, unas 6.000 personas murieron en esa época en los atentados ordenados por “El Patrón”.

Uno de los magnicidios que más conmoción produjo fue el de Luis Carlos Galán, cometido en agosto de 1989, cuando era el favorito para ganar las elecciones presidenciales de 1990.

Escobar se entregó durante el Gobierno de César Gaviria (1990-1994) tras el ofrecimiento de beneficios judiciales, como el de no ser extraditado a Estados Unidos. Pero se fugó en 1992 después de pasar un corto tiempo en “La Catedral” una prisión que permitieron acondicionar a los propios narcotraficantes con grandes comodidades en unos terrenos que pertenecían al propio Escobar.

Ingenioso para burlar la persecución de un grupo de élite policial y militar que lo persiguió por años, llamado Bloque de Búsqueda, Escobar cayó por un error que cometió aquel 2 de diciembre de 1993, cuando una charla telefónica con su hijo le proporcionó a las autoridades su ubicación exacta en una casa de Medellín, la segunda ciudad más grande del país..

El hombre más buscado del país trató de huir por el tejado, pero los relatos oficiales dicen que uno de los comandantes del Bloque de Búsqueda, el entonces mayor de la Policía Hugo Aguilar, fue quien le hizo un disparo certero que le atravesó el corazón.

Aguilar, ahora coronel retirado y quien años después fue condenado por haber tenido nexos con grupos paramilitares, dice que alcanzó al capo con un disparo por la espalda. Un teniente, según el relato, le hizo otro tiro que le salió por el oído. Escobar tenía 44 años cuando murió.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

Trump declaró emergencia nacional, pero EEUU comenzó a construir el muro con México hace 100 años

Publicado

on

Por

Los motivos han cambiado, pero el objetivo principal no. Desde hace un siglo Estados Unidos quiere construir una barrera divisoria en la frontera con México.

Este viernes el presidente Donald Trump declaró la emergencia nacional para obtener el financiamiento necesario para la construcción de su anhelado muro a lo largo de los 3.169 kilómetros que mide la frontera.

El tráfico de drogas y la infiltración de migrantes indocumentados que representan un peligro para los estadounidenses, son los principales argumentos que esgrimió Trump durante su anuncio. En 1919 el Departamento de Guerra comenzó la construcción de una barrera divisoria para detener a los “bandidos mexicanos” y a los “ladrones de ganado”.

El gobierno estadounidense erogó hace un siglo USD $7 millones en la construcción de 50 puestos de vigilancia entre los que había barracas y barreras de madera a lo largo de 1.931 kilómetros.

Soldados estadounidenses en la frontera con México en el siglo XIX. (Foto: Especial)

Doce de los 50 puestos fueron catalogados como “fuertes” que albergaban a más de 100 efectivos. El proyecto total facilitaba la vigilancia de 10.000 efectivos y era considerada la “segunda línea de defensa” por el Departamento de Guerra.

El entonces secretario de Guerra Crowell, aseguró a The Arizona Republican que la barrera no era un gesto bélico contra México, sino contra los criminales mexicanos, sin embargo, acotó que en caso de que hubiera problemas en el futuro con los mexicanos, la barrera ya estaba lista para defender la seguridad nacional.

El siglo anterior había sido convulso en la relación binacional. La invasión estadounidense a México se registró entre 1846 y 1848. Después de la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo, Estados Unidos anexó a su territorio parte de los estados de California, Texas, Arizona y Nuevo México.

El proyecto de 1919 dividió la frontera en 12 distritos de patrullaje entre los que estaban: Brownsville, Rio Grande, Laredo, El Paso, Columbus, Del Rio y Eagle Pass.

Los esfuerzos por construir una barrera física de gran magnitud en la frontera continuaron con la administración de Bill Clinton. En 1993 firmó una orden para construir miles de kilómetros de la barda fronteriza que hoy se observa entre las ciudades de San Diego y Tijuana.

Clinton fue el presidente que delineó la política migratoria vigente hoy en día, con fortalecimiento de la Patrulla Fronteriza y un esquema eficiente de persecución y deportación de inmigrantes indocumentados. En 1996 firmó la ley migratoria que aceitó la máquina antiinmigrante en los Estados Unidos.

Trump calificó como una “invasión” la supuesta llegada de inmigrantes centroamericanos en las caravanas. Busca recaudar más de USD $8.000 millones de dólares.

La barda fronteriza ya cubre más de 1.300 kilómetros entre México y EEUU. (Foto: REUTERS/Jorge Duenes)

“Queremos poner un freno a las drogas que entran a nuestro país por la frontera sur… Firmaré una emergencia nacional, como otros han firmado desde 1937”, expresó.

Desde que inició su carrera política, Trump ha prometido a los estadounidenses un muro en la frontera por problemas de seguridad, aunque las estadísticas del Departamento de Seguridad Interna muestran que el índice de cruces ilegales está en un mínimo histórico.

“Estamos hablando de una invasión a nuestro país, con estupefacientes, con tráfico humano, con todo tipo de pandillas, tenemos gente que está entrando y asesinando estadounidenses”, aseguró el mandatario el viernes desde la Casa Blanca.

La discusión por el muro fronterizo causó diferencias diplomáticas entre el gobierno de Trump y la administración de Enrique Peña Nieto. Con Andrés Manuel López Obrador, quien asumió como presidente el 1 de diciembre de 2018, la relación ha sido más tersa.

“Estamos trabajando con México… ellos tienen sus propios problemas, tienen la mayor cantidad de homicidios en su historia”, dijo Trump.

Trump busca USD $8.000 millones para la construcción del muro. (Foto: REUTERS/Jorge Duenes)

“Tienen que lidiar (México) con las caravanas, hay 50.000 personas llegando”, aseguró Trump.

López Obrador se ha mantenido al margen de la retórica de su contraparte estadounidense. Ha insistido en que el trato de Trump a su presidencia es “respetuoso”. Consideró que el debate migratorio entre demócratas y republicanos obedece a fines electorales y se negó a ser parte involucrándose en la discusión.

El republicano acusó durante su discurso del Estado de la Unión a autoridades mexicanas de “subir a migrantes centroamericanos a camiones para deshacerse de ellos” y enviarlos a la frontera estadounidense.

Esta semana México recibió a las primeras 10 familias que esperan por una audiencia con un juez de migración para recibir asilo. Se trata de un acuerdo no escrito para que las autoridades mexicanas alberguen a migrantes que anteriormente habrían esperado en territorio estadounidense por la finalización de su proceso.

México anunció que Estados Unidos aceptó participar en un programa de desarrollo regional para mitigar el fenómeno migratorio, sin embargo, el gobierno estadounidense sigue con sus planes de construir el muro, tal y como lo quiere desde hace 100 años.

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

Trump consideró “interesante” la idea de pagar el muro con el dinero de El Chapo

Publicado

on

Por

El presidente, Donald Trump, consideró hoy “interesante” la propuesta del senador Ted Cruz para financiar el muro fronterizo con México con los millones de dólares que El Chapo ingresó gracias a su red de narcotráfico.

La idea de Cruz, senador por el estado de Texas, pretende destinar a la construcción de la barrera fronteriza los 14.000 millones de dólares, estimados por la fiscalía, que El Chapo ganó durante los años en los que desempeñó su actividad delictiva hasta que fue finalmente detenido en 2016 y extraditado a Nueva York.

“Es siempre interesante todo lo que dice Ted (Cruz). Es ciertamente interesante”, respondió Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca a preguntas de los periodistas.

Trump hizo estas declaraciones junto al presidente de Colombia, Iván Duque, de visita en Washington.

La respuesta del presidente llega un día después de que Cruz publicara un mensaje en la red social Twitter con su idea para financiar el muro, apenas minutos después de que se publicara el veredicto del jurado contra El Chapo, que lo declaró culpable de todos los cargos.

“El sistema de justicia de Estados Unidos prevaleció hoy al condenar a Joaquín Guzmán Loera, también conocido como El Chapo, en sus diez cargos. Los fiscales estadounidenses buscan los 14.000 millones de dólares en beneficios por tráfico de drogas y otros activos de El Chapo que deberían destinarse a financiar nuestro muro para hacer más segura la frontera”, propuso Cruz.

Dicha iniciativa, también llamada “Ley Chapo” o “Acta para Asegurar la Recolección Legal de Activos Ocultos para Proporcionar Órdenes”, desviaría los ingresos por narcotráfico que perciben los líderes de los cárteles para financiar la seguridad fronteriza.

El presupuesto para levantar el muro en la frontera, una promesa electoral de Trump, fue el principal motivo de desacuerdo entre demócratas y republicanos que llevó al cierre administrativo más prolongado de la historia del país entre los pasados 22 de diciembre y 25 de enero.

Durante ese bloqueo administrativo, Trump amenazó en varias ocasiones con llevar igualmente adelante la construcción del muro usando su potestad de hacerlo por la vía de la emergencia nacional.

 

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

La Casa Blanca confirmó que Trump declarará la “emergencia nacional” para financiar el muro en la frontera con México

Publicado

on

Por

La Casa Blanca confirmó el jueves que el presidente Donald Trump declarará la emergencia nacional para financiar el muro fronterizo con México. Además, adelantó que el mandatario firmará la ley de presupuestos que le presente el Congreso, y que acaba de ser aprobada por el Senado con el apoyo de los dos partidos.

“El presidente Trump firmará la ley de financiamiento, y como ha dicho anteriormente, también tomará otras medidas ejecutivas, incluida la emergencia nacional, para garantizar la seguridad nacional y detener la crisis humanitaria en la frontera”, dijo la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El líder de la mayoría republicana en el Senado de EEUU, Mitch McConnell, había declarado más temprano que Trump firmaría los presupuestos que evitarán un nuevo cierre administrativo y declararía el estado de emergencia para obtener los fondos restantes.

“Tuve la ocasión de hablar con el presidente Trump y yo diría a todos mis colegas que me ha indicado que está listo para firmar la ley (presupuestaria). También declarará al mismo tiempo el estado de emergencia nacional”, dijo McConnell durante la sesión del pleno del Senado.

Según McConnell la firma del proyecto bipartidista le da una tercera parte del dinero que él quería para seguridad fronteriza, pero declararía una emergencia nacional para buscar fondos adicionales.

(Reuters)

La líder de los representantes, Nancy Pelosi, reaccionó al anuncio y afirmó: “Lo que pasa en la frontera no es una emergencia”. Además, aseguró que se plantea revocar la orden ejecutiva de Trump, que provoca en su opinión más “inquietud” entre los republicanos de lo que dicen admitir.

Demócratas y republicanos llegaron a un acuerdo esta semana sobre ley presupuestaria que evitara este viernes un nuevo cierre del Gobierno federal.

El texto incluye USD 1.375 millones para seguridad fronteriza. Trump había exigido 5.700 millones, y hace dos meses los demócratas estaban dispuestos a concederle 1.600 millones (la misma cifra que los republicanos aprobaron un año antes, cuando aún controlaban la Cámara de Representantes). El presidente no aceptó, y eso provocó un cierre del Gobierno federal de 35 días, que sólo acabó tras una crisis en el transporte aéreo.

 

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas

X