28.4 C
Resistencia
viernes, noviembre 27, 2020
Home Economia La estrategia de consumo de los argentinos debido a la inflación

La estrategia de consumo de los argentinos debido a la inflación

En los primeros 9 meses del año la inflación llegó a 32,4% y se perfila a cerrar el 2018 en 50%, con una pérdida de al menos 10% en el poder adquisitivo. Frente a esto, los consumidores diseñan estrategias para ajustar gastos en algunos rubros y esforzarse por seguir activos en otros. Este comportamiento abre nichos para ciertas compañías que se acomodan rápido a las nuevas tendencias y encuentran la forma de crecer en un entorno recesivo.

Un informe de Focus Market indica que en el acumulado de enero a septiembre el consumo cayó 2,8%, con una baja del 5,3% solo en el mes pasado, cuando la inflación llegó al 6,5%. En esta medición, la caída acumulada es más profunda en el consumo de productos lácteos (-8,3%), limpieza (-7,3%) y cuidado personal (-5,4%).

Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel, sostiene que “el momento del consumo masivo en Argentina es quizá de los más complejos de su historia” y los hogares quieren hacer rendir al máximo su gasto en la canasta básica. Esto se refleja en que mientras los precios crecieron 109% en los últimos tres años, el gasto medio de un hogar se incrementó solo en 92%. “Los hogares usaron estrategias como cambiar el lugar de compra, de marca o buscar promociones para ahorrar esos 17 puntos de diferencia”.

Una encuesta de D’Alessio/IROL detalla que 8 de cada 10 consumidores se pasaron a segundas marcas y las utilizan en el 20 a 60% de sus categorías de compras. El consumo masivo no es el único segmento en el que los argentinos se ajustan.

El relevamiento muestra que el gimnasio, el apoyo escolar, las actividades extracurriculares de los chicos, el entretenimiento, los viajes y las comidas fuera de casa son los rubros en los que los recortes ya son un hecho. Con mayor fortaleza resisten segmentos como medicamentos, celulares y conexión a Internet.

Lo que resta del año no será fácil. “Proyectamos una caída de 5% para el segundo semestre, cuando hace un mes esperábamos que fuera de 3%. Entonces, así el año cerrará 2% abajo del 2017”, explica Filipponi.

En esta estrategia de ahorro, las segunda marcas y las marcas propias encontraron espacio para crecer. Es el caso de la cadena de supermercados DIA. “En los productos de marca propia, los volúmenes se mantienen y logramos captar nuevos consumidores. DIA es la marca propia con presencia en mayor cantidad de categorías de alimentos, perfumería y limpieza. Está presente en 7 de cada 10 hogares del AMBA”, dicen voceros de la cadena. Y detallan que 1 de cada 2 pesos que se destinan a comprar marcas propias en los supermercados de todo el país corresponden a marca DIA.

Julián Mellicovsky es el fundador y director de Ecovita, una marca argentina de productos de limpieza para el hogar y la ropa. Tras la crisis de 2001 empezaron fabricando para marcas blancas de supermercados y hace unos años dieron el salto y lanzaron su propia marca.

“El consumidor fue dejando atrás ese prejuicio o snobismo de pensar que sólo se puede comprar una primera marca porque es lo único que funciona. Hace cuatro años hacíamos 100% marcas blancas y ahora ese porcentaje bajó a menos de 30%, el grueso de la producción hoy es con marca Ecovita”, dice.

Walmart es uno de los supermercados que potencia las marcas propias. Tiene dos: Great Value y Equate, concentradas en almacén, perfumería y limpieza . Voceros de la compañía cuentan que en 2017 las marcas propias tenían una penetración del 12% en el total de las ventas. Y este año van a llegar al 15%. Estas marcas lideran categorías como conservas, galletitas, huevos y leche UAT. “Mantenemos la calidad de las marcas líderes con un precio 20% más bajo”, cuentan.

Resistencia
nubes dispersas
28.4 ° C
28.9 °
28 °
61 %
3.1kmh
40 %
vie
33 °
sáb
31 °
dom
38 °
lun
29 °
mar
32 °