Se trata de obras que permitirán garantizar mejores condiciones de vida para varias localidades de la provincia. El financiamiento será para la realización de viviendas y mejoramientos de hogares y también se financiarán obras de alumbrado público, refacción de veredas, red vial y cloacal, entre otros. La financiación se logra a través de préstamos subsidiarios, es decir, que interviene el Estado nacional con el organismo multilateral, pero es en definitiva la provincia quien lo toma y debe abonarlo.

“Son obras de infraestructura urbana destinadas para zonas vulnerables de El Impenetrable, El Espinillo, Charadai, Fortín Lavalle, Napenay, partes de Resistencia más otras localidades”, detalló Peppo.

PROYECTO INTEGRAL DE HÁBITAT Y VIVIENDA

El programa “Proyecto Integral de Hábitat y Vivienda” tiene por objetivo incrementar el acceso a la vivienda formal para hogares elegibles; y mejorar las condiciones de habitabilidad de los hogares en asentamientos urbanos precarios.

El gobernador celebró poder acordar este tipo de convenios, que son herramientas que ofrece el Gobierno Nacional para resolver problemas estructurales que tiene la provincia.

Por último, indicó que los pasos a seguir son la terminación de los proyectos que están en ejecución, y por otro lado lograr la ley que autorice el endeudamiento. “Esto será enviado a la Cámara de Diputados de Chaco e incluso la misma secretaria de Infraestructura se comprometió a gestionar ante los diputados para garantizar los recursos para la provincia”, explicó el primer mandatario chaqueño.