25.1 C
Resistencia
viernes, marzo 5, 2021
Home Nacional Macri en veda: Durán Barba callado, felicitaciones a Marcos Peña y el...

Macri en veda: Durán Barba callado, felicitaciones a Marcos Peña y el asado que no comen los argentinos

A sólo 48 horas de las elecciones y a 72 de que los argentinos se enteren quién es el presidente electo para los próximos cuatro años, y mientras el país atraviesa una crisis económica que generó que para los argentinos se dificulte disfrutar de esa comida, el presidente Mauricio Macri estrenó la veda con un asado para sus ministros en Olivos, en el que se destacaron los elogios para el criticado Marcos Peña y un callado Jaime Durán Barba.

El líder PRO llegó vestido sport, sonriente y, según Infobae, diciendo a quien lo quisiera escuchar que logrará el milagro de llegar a la segunda vuelta con Alberto Fernández, a pesar de la paliza en las PASO y que las encuestas previas a los comicios del domingo no le auguraron buenos números.

Así, durante la mañana, Macri monitoreó a distancia en Olivos la cotización del dólar, que se fue por las nubes, y al mediodía compartió un asado informal con su gabinete, a pocas horas de los comicios generales. Llamó la atención de la prensa y muchos analistas la falta de timing para la cita, disfrutando de una comida vedada para la mayoría de los argentinos producto de la crisis que su gobierno provocó.

Mientras Macri recibía la información de la City financiera –vía Banco Central y el Palacio de Hacienda–, el otrora poderoso Peña saludaba a los ministros que iban llegando a Olivos para compartir, tal vez, uno de los últimos asados del grupo como gestión. En el quincho, para comer un asado a punto, se sentaron Rogelio Frigerio, Jorge Faurie, Dante Sica, Andrés Ibarra, Carolina Stanley y Germán Garavano, entre otros ministros. El Presidente se sumó a la comida, aunque su teléfono no dejaba de vibrar con novedades que llegaban desde la City. El dólar no dio respiro, a pocas horas de los comicios.

A la cita faltaron el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que se encuentra preparando la fiscalización de las elecciones, y el titular de la cartera de Defensa, Oscar Aguad, que se quedó en Córdoba tras el cierre de campaña.

Cerca del despacho que Macri usa en la quinta presidencial, el jefe de Gabinete encabezaba una reunión con sus asesores en comunicación para hacer un balance de la campaña “Sí se puede”, que lo tuvo detrás de bambalinas dándole mayor visibilidad organizativa a Hernán Lombardi, y organizar la agenda mediática para el domingo de elecciones.

Estaban allí Jaime Durán Barba, Iván Pavlovsky, Fernando de Andreis y Santiago Nieto, entre otros funcionarios y contratados del Poder Ejecutivo. Como ya no se contratan encuestas electorales y el formato de campaña no fue su decisión estratégica, al que se lo vio entre callado y deprimido es al gurú ecuatoriano que supo ser estrella PRO.

Durán Barba se mantuvo bastante callado en el cónclave realizado en la “casa sustentable” que se levantó en Olivos. El consultor sólo preguntó sobre el cierre de campaña en Córdoba y a continuación Peña confirmó el ritual de Cambiemos en los días de votación: desayuno en el Tortoni con Horacio Rodríguez Larreta y el Presidente votando cerca del mediodía en la escuela Wenceslao Ponce en Palermo.

Cuando promediaba la reunión convocada por Peña, Macri se metió sin avisar, al menos así hicieron trascender fuentes del Ejecutivo, tal vez para también hacer circular lo siguiente: hubo aplauso generalizado y felicitaciones mutuas. “Gracias por el trabajo, el mérito es de ustedes. En especial de Marcos”, habría dicho el Presidente al equipo que diseña y ejecuta la comunicación oficial.

Resistencia
lluvia ligera
25.1 ° C
26.7 °
23 °
88 %
3.1kmh
40 %
vie
32 °
sáb
35 °
dom
36 °
lun
37 °
mar
36 °