Connect with us

Nacional

Más críticas que respaldos

Publicado

on

El Gobierno comenzó su ronda de diálogo con gobernadores en torno a los 10 puntos que propuso el presidente Mauricio Macri en su carta, enviada también a precandidatos presidenciales, empresarios, cultos y la CGT. Luego de una racha de rechazos tanto de dirigentes opositores como de gobernadores, hoy el oficialismo tuvo un respiro. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, consiguió mostrar las primeras fotos de reuniones: fueron con el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, con el de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y con el precandidato Daniel Osvaldo Scioli, que inauguró la ronda de presidenciables. Sergio Massa, por su parte, les envió otra carta, llena de reproches. Hasta ahora no hay certezas de si habrá encuentros con Cristina Kirchner o Roberto Lavagna.

La agenda de la convocatoria presidencial –que ya cambió varias veces de forma– se va armando día a día. No hay un cronograma que el oficialismo haya informado. Hoy Frigerio mostró su muñeca política y consiguió las primeras fotos con gobernadores. El primero en llegar fue el peronista Peppo. “La Argentina debe dar una señal de confiabilidad al mundo y para eso debemos estar todos juntos”, dijo el gobernador de Chaco. Música para los oídos oficiales, luego de días de rechazos permanentes. “Nadie puede no estar de acuerdo con los diez puntos de coincidencia que plantea el Presidente”, se alinéo Peppo, quien en verdad había ido a coordinar programas de ayuda por las inundaciones, pero terminó quedando como el primero en inaugurar la ronda de conversaciones. No obstante, Peppo también advirtió: “Hay dos cosas que me gustaría incorporar que tienen que ver con la realidad actual del país: uno es el tema tarifario y otro la posibilidad de congelar despidos, porque esto también hace a la incertidumbre”.

El siguiente en la lista de visitantes fue Bordet, que va camino a revalidar su cargo, al juzgar por el aplastante resultado de las PASO entrerrianas. “Siempre que se llama al diálogo hay que hacerlo”, consideró Bordet. Scioli, por su parte, fue el primero de los precandidatos presidenciales en asistir al diálogo propuesto por Macri. El ex contrincante en 2015 ya había dicho que estaba dispuesto a poner su experiencia al servicio de encontrar una salida a la crisis económica. Hoy llegó con una carta, que se sumó al nutrido intercambio epistolar de estos días.

Otro que salió con su propia carta fue Sergio Massa, cargada de reproches: “Hoy cumple usted 1245 días como presidente y la realidad pone en evidencia que ha elegido un mal camino”. Le pidió que su mensaje incluya “alguna autocrítica” y le reclamó medidas “inmediatas y urgentes”. “El mercado necesita señales, pero los argentinos necesitan respuesta de manera inmediata”, sostuvo. También le reprocha que no haya convocado formalmente a un encuentro y le habló de “marketing electoral y falta de respeto a la oposición”. Y le dijo que armará su propia convocatoria, con opositores.

Más respuestas

Entre los otros gobernadores, la recepción sigue siendo dispar. Los gobernadores de Formosa, Gildo Insfran, y La Rioja, Sergio Casas, ya habían sido críticos. A esto se sumó el de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, quien pidió consenso pero entre opositores: “Se debe lograr una gran unidad nacional de todos los sectores que no estamos de acuerdo con esta forma de gobernar la Argentina desde hace tres años, y buscar una opción para sacar nuevamente al país adelante, y con Cristina adentro”. “La Nación ha tomado algunas medidas que no son buenas y han afectado el poder adquisitivo de la gente”, los cuestionó.

“Me da la sensación que acá se comenzó al revés porque empezó a circular un documento que elaboró el Gobierno buscando acuerdos”, cuestionó el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien no se mostró del todo cerrado al diálogo. Pero se permitió una ironía: “Siempre es buena una convocatoria al diálogo si hay vocación de modificar el plan económico me parece excelente”. “Hay que pensar en una política que traiga soluciones al problema de la pobreza, del empleo y la inflación”, remarcó el gobernador socialista. En la misma línea, el de San Juan, Sergio Uñac, sostuvo que un acuerdo debe incluir “medidas activas para el desarrollo de actividades como la minería y la industria, que son sectores que generan empleo”. Además, indicó que el documento “está a destiempo porque se mezcla con el panorama que se avecina por las elecciones nacionales”.

A favor el Gobierno contó con algunos aliados habituales: el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, dijo que hay que llegar a “acuerdos básicos en que estén por delante al país, a la Patria y al pueblo argentino”. Lo mismo sostuvo el de Río Negro, Alberto Weretilneck. El de Salta, Juan Manuel Urtubey, continuó en su línea de apoyar a la distancia: “Faltan un montón de temas entre los que están planteados ahí, pero la Argentina tiene que empezar a mostrar”, remarcó.

Frigerio seguirá convocando gobernadores, mientras que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, está a cargo de las conversaciones con Sergio Massa. De la que sigue sin haber novedades es de la ex presidenta. En su entorno mantienen silencio sobre qué dirá sobre el llamado. Puede que se devele en la presentación de su libro Sinceramente mañana en la Feria del Libro. “Primero tenemos que ver la reacción a la carta. Después no descarto que el Presidente se reúna con todos aquellos que tienen pretensión de gobernar el país en el futuro”, sostuvo Frigerio sobre la expectativa en la Rosada de cuál será la movida de CFK. Algunos fantasean con que quedará aislada en una negativa. Claro que para eso sería necesario que todo el resto aceptara la propuesta de Macri.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nacional

Pesadilla en la calle Balcarce: cuáles son las ocho causas judiciales que no dejan dormir a Macri en modo despedida

Publicado

on

Por

En la calle Elm de A Nightmare on Elm Street -de Wes Craven-, el psicópata Freddy Krueger comete delitos que luego de su muerte sigue llevando a cabo encarnado en una especie de fantasma que se mete en las pesadillas de habitantes de esa misma arteria (y barrio) empujándolos a evitar dormir. En la calle Balcarce, ya sea al 50 donde se ubica la Casa Rosada o al 412 que aloja a la sede central del PRO, una misma persona podría ocupar el rol de quien cometió ilícitos (de otra índole, claro) y, a la vez, de quien sufre al no poder descansar como consecuencia de esas irregularidades: en la calle Balcarce es Mauricio Macri el que casi padece pesadillas preocupado los presuntos delitos de corrupción que habría cometido y son investigados en ocho causas judiciales que no lo dejan conciliar el sueño a 90 días de su hipotética desnudez de poder.

En los últimos días, dos novedades judiciales revitalizaron el temor del Presidente: por un lado, la jueza en lo comercial Marta Cirulli decidió intervenir Correo Argentino SA, la empresa residual de la Macri a la que Mauricio intentó condonarle una deuda con el Estado calculada a 2033 en $ 70 mil millones, porque sospecha que obstaculiza y proporciona información trucha sobre sus cuentas, en el marco de una investigación por presunto vaciamiento de la compañía privatizada en los años 1990; por otro, la fiscal federal Paloma Ochoa pidió investigar los acuerdos firmados entre el Gobierno y el FMI, para determinar si el líder PRO “empujó” intencionalmente la disparada del dólar ocurrida tras las PASO.

Las paredes de Olivos y de los dos “hogares” del mandatario en Balcarce no escuchan, pero los que transitan los tres lugares hablan: es un secreto a voces que Macri reconoce en privado que está preocupado por su futuro a partir de las denuncias que tramita la Justicia y que, después de la paliza electoral que recibió en las PASO, adquirieron nuevo impulso. Es que hay altísimas probabilidades de que el 10 de diciembre se quede desnudo de poder, y eso inevitablemente activa el modo despedida en que se lo observa al jefe de Estado en sus últimos actos públicos.

En los escritorios de la Rosada se lee un centenar de expedientes que están abiertos, pero son ocho los que provocan la mayor atención. Algunos transitan los fueros civiles y comerciales, pero los que más pánico le generan son los que podrían generarle consecuencias penales.

LAS OCHO CAUSAS QUE SON PESADILLAS

Correo Argentino: la última novedad de, tal vez, las causas por el primer escándalo de la gestión Cambiemos, es que la jueza Marta Cirulli, a cargo del expediente concursal del Correo (firma residual de los Macri) en que se dirime la deuda millonaria que tiene con el Estado, resolvió intervenir la empresa ante lo que consideró ocultamientos reiterados de información y hasta la entrega de datos falaces, que entre otras cosas atañen a llamativos pasivos por préstamos de sus propias controlantes, que son Socma y Sideco, claves en el grupo empresario de la familia presidencial.

La resolución dispone una “coadministración” de la compañía, pero no quita a quienes están actualmente a cargo. La fiscal Gabriela Boquín -que denunció en 2017 un intento de condonación de la deuda que hoy llega a $ 4500 millones, pero que calculada a 2033 alcanza los $ 70 mil millones, a través de un pacto entre el Correo y los representantes estatales- había pedido ya entonces la intervención, con el desplazamiento de síndicos y administradores.

Mientras tanto, el Gobierno fue a la Corte Suprema Justicia para pedir más tiempo en la causa en donde se analiza la deuda entre el Estado y el Correo, controlado por el grupo Macri. La Cámara Comercial envío al máximo tribunal un planteo que hizo la Procuración Nacional del Tesoro en busca de más tiempo para resolver si acepta o rechaza una propuesta de la empresa en el marco del concurso de acreedores.

De estos hechos acerca de la deuda de la firma con el Estado, que datan de 2001, luego derivó la causa penal que tramita en Comodoro Py por el intento de condonación multimillonario, en la fueron llamados a declaración indagatoria el ministro Oscar Aguad, un funcionario y dos abogados de Correo, y en las últimas horas el juez Ariel Lijo dispuso un estudio contable para esclarecer si, efectivamente, esa quita fue o no abusiva.

La devaluación post PASO: “Si me vuelvo loco les puedo hacer mucho daño a todos ustedes”, dijo Macri en una entrevista en septiembre de 2018. Algo así podría haber pasado en agosto de 2019, más precisamente el 12 de ese mes, al día siguiente de las primarias, cuando el dólar se disparó y la justicia investiga si ésa fue una decisión deliberada del Presidente y dañina para la Argentina. En ese caso, el mandatario no estaba “en control”, como dijo su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, en la fatídica conferencia de prensa de ese día.

La fiscal federal Paloma Ochoa pidió investigar los acuerdos entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para averiguar si desde el Poder Ejecutivo se propició una disparada del dólar y devaluación luego de las primarias.

Según informó la agencia de noticias NA, tras el requerimiento que hizo la fiscal con varias medidas de prueba, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral deberá definir el destino de la investigación. Entre las medidas que solicitó la Fiscalía, se encuentra el otorgamiento por parte del Ministerio de Hacienda de una copia de los acuerdos hechos desde 2018, además que se informe sobre reuniones entre el personal del FMI y el Gobierno.

También se solicitó que la Jefatura de Gabinete entregue los registros de ingresos y salidas de la Casa Rosada y del Banco Central correspondientes al lunes 12 de agosto, el día siguiente de las elecciones primarias y cuando comenzó el alza del dólar. Otra de las medidas de prueba que evalúa el juez tras el pedido fiscal es saber, de acuerdo a datos del BCRA, el detalle de cada una de las operaciones efectuadas en el mercado mayorista de cambios ese 12 de agosto.

La denuncia que originó la causa la realizó Fernando Miguez, de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático, al considerar que al día siguiente de las PASO hubo “una suba indefinida del dólar”, frente a la cual el BCRA se comportó de modo “anormal, extraño e inusual” por no intervenir en el mercado de cambios.

Había sido el ex titular de la entidad que regula los bancos Martín Redrado quien, en una entrevista radial, había asegurado tener “información” de que el propio gobierno de Macri habría ordenado castigar con esa devaluación a los argentinos por su voto.

El Business de los peajes: la investigación penal que también tiene a su cargo Canicoba Corral por estafas en los peajes de Autopistas del Sol, la empresa que tiene la concesión de la Panamericana, es otra que preocupa al Presidente. Carlos Stornelli, sorpresivamente, tomó una determinación en las últimas semanas que impulsó el expediente por una maniobra previa al
desprendimiento del 7% de acciones que controlaba el Grupo Macri.

De acuerdo a una denuncia de diputados del FpV-PJ, Autopistas del Sol presentó un recurso ante el tribunal internacional del Banco Mundial (CIADI) para exigirle al Estado nacional un resarcimiento de USD 1.100 millones por presuntos atrasos tarifarios. Cuando Macri llegó al poder, Guillermo Dietrich, desde el Ministerio de Transporte, aceptó pagarle a esa empresa del Grupo Macri USD 499 millones para resarcirla, pero con el objetivo de sacar provecho del conflicto en el CIADI para renovar el contrato de los peaje y sacar ganancias de ello.

La operación salió a la luz por una investigación del periodista Alejandro Bercovich en C5N. Del material surgido del expediente armado por la interventora de Ausol, se constataba que la demanda del CIADI era una trampa al fisco en la que la firma buscaba quedarse con la renovación de la concesión y antes cobrarse los 499 millones.

Según la causa, hay un testimonio determinante: el de la ex directora de Asuntos Legales de Vialidad Nacional Julieta Ripoll, que participó de las negociaciones con Ausol y después fue despedida por el entonces titular de Vialidad, Javier Iguacel, que responde directamente a Dietrich.

Otra denuncia sobre el business de los peajes de Macri promovida por Margarita Stolbizer, pero fue desestimada por el fiscal Guillermo Marijuán. Ese expediente tenía que ver con el incremento de las acciones cuando Macri llegó al poder, tras el caso del Ciadi y los tarifazos en el sector. En enero de 2015, cada acción valía cuatro pesos, pero, luego de la renegociación de los contratos y los aumentos del 200 y 270%, cada papel de Ausol subió a 14,50 y luego a 75,50. Cuando llegó al valor más alto, el Grupo Macri se desprendió del 7% que tenía de Ausol por USD 19,7 millones. Si la venta se hubiera realizado al precio
de enero de 2015, como expuso Página 12, no habría facturado más de tres millones de dólares.

El famoso soterramiento del Sarmiento: a pesar de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que lo reemplazará por un viaducto -¿temor o ajuste?-, la investigación por la obra de colocación bajo tierra del ferrocarril Sarmiento sigue en pie. En este caso la tiene el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal a cargo es Franco Picardi.

El foco principal es el decreto de necesidad y urgencia que firmó Macri para reemplazar los $ 40.000 millones que originalmente iba a proporcionar el consorcio que se quedó con la obra, integrado por la cuestionada brasileña Odebrecht, la firma cercana a los Macri IECSA, la italiana Ghella S.p.A. y la española Comsa. Es que a pesar de haber asegurado y haber firmado que iban a obtener el financiamiento para el desarrollo, nunca lo hicieron y el líder PRO, en vez de anular la licitación, les concedió los fondos con un DNU que podría aparejarle de las peores complicaciones penales imaginables en materia de corrupción.

Todos los ex funcionarios de la gestión anterior están procesados a partir de las confesiones de los ejecutivos de Odebrecht que reconocieron haberles pagado coimas. Sin embargo, hace dos meses la AFIP pidió la indagatoria de Ángelo Calcaterra, el primo presidencial, porque “quedó en claro que IECSA armaba contratos por servicios inexistentes y por esa vía, presuntamente, pagaba coimas”, reveló el diario Página 12.

Hasta la obra “símbolo” del macrismo, el Paseo del Bajo, terminó en pesadilla para Macri: Dietrich no sólo está salpicado por el caso de los peajes, sino que también es investigado por favorecer a IECSA -que pasó del mandatario a su primo, y de éste a Marcelo Mindlin, uno de los empresarios favoritos de la gestión Cambiemos- para que se quedara con el desarrollo del tramo más costoso de la obra con la que el Presidente lanzó su campaña electoral para las PASO.

IECSA es una empresa vial y de obras públicas que fue fundada por Franco Macri, luego fue conducida por Mauricio, pero que este último hizo transferir desde el Grupo Macri a Calcaterra cuando Cambiemos llegó a la Rosada. Los tramos del Paseo del Bajo fueron licitados en 2016 y la empresa seguía en manos de Calcaterra, que luego la habría vendido a Mindlin, empresario que ya inició su salto al nuevo tiempo, al reunirse con Alberto Fernández.

El negocio de los parques eólicos: Detrás de la estrategia para promover energías renovables de la administración PRO, podría esconderse el negocio con los parques eólicos que puso en marcha Macri en 2016 y que también provocó problemas judiciales que preocupan al hipotético mandatario saliente.

Raro entramado: esos parques quedaron originalmente en manos de la empresa española Isolux, que luego las vendió a un grupo armado por Sideco Americana, del Grupo Macri, que desarrolló con cuatro empresas un grupo a nombre de un contador que adquirió seis parques en Chubut y en la provincia de Buenos Aires.

El primer paquete de parques fue vendido por USD 25 millones al grupo controlado por Sideco, que luego los revendió al Grupo Macro, integrado por Genneia y la empresa china Goldwind, que les permitió obtener el doble de la inversión inicial.

El caso Avianca: otra negocio-operación que pone a Macri en situación de preocupación por sus derivaciones judiciales es el de la llamada por Dietrich “Revolución de los Aviones”. Específicamente por la venta de Macair, la empresa de vuelos privados del Grupo Macri que fue comprada por el Grupo Avián, de capitales colombianos y brasileños, para desembarcar en el país en el paquete de las low cost.

Macair salió de las manos del Grupo Macri cuando ya se sabía que el presidente Macri pondría en marcha un cambio en el sistema de aeronavegación comercial que permitiría el desembarco de nuevas aerolíneas, las de bajo costo. Cuando fue comprada por la subsidiaria de Avianca, la empresa obtuvo la adjudicación de 36 rutas por 15 años, pero las denuncias que engrosan el expediente advierten que la nueva firma no contaba con la documentación para adjudicarse esos vuelos.

En el caso están imputados el propio Macri, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el infaltable ministro Dietrich. Están investigados por los supuestos delitos de irregularidades en la administración del espacio aéreo, tráfico de influencias, asociación ilícita y negociaciones incompatibles con la función pública.

El blanqueo de capitales (con privilegios para los amigos): la decisión de Macri de habilitar la “repatriación” de capitales para sus propios familiares es uno de los casos que más podría generarle nuevas complicaciones a partir de un planteo que presentó el diputado nacional Felipe Solá y que debe resolver la Corte Suprema.

El máximo tribunal -donde también ya circulan las dudas acerca de qué hara su presidente, Carlos Rosenkrantz, y cómo se moverá su antecesor, Ricardo Lorenzetti- debe definir si el legislador puede cuestionar por vía judicial el blanqueo de capitales que aprovecharon familiares del Presidente y funcionarios de su gobierno, porque lo hizo por decreto.

Si la Corte le da la razón a Solá, las intimidades del blanqueo deberían ser investigadas: desde los 622 millones de pesos que declaró Gianfranco Macri, uno de los hermanos del líder PRO, en comparación con los 126 millones que dijo tener el jefe del Estado.

La trama del blanqueo también abre puertas, como explicó Letra P, a pesquisas referidas a los Panamá Papers, como los cuatro millones de dólares que Gianfranco reconoció haber escondido en la B.F. Corporation de Panamá, con cuenta en Suiza. Los interrogantes sobre las off shore del mandatario son también interminables.

MACRI NO ES EL ÚNICO: LOS OTROS PREOCUPADOS

“Qué mal esto del peronismo, podemos ir todos presos”, le comentaron a un importante dirigente porteño, según el portal LPO, dos de los principales operadores judiciales a los que Macri supo echar mano en estos tres años y medio como Presidente: Fabián “Pepín” Rodríguez Simón y José Torello, que evidentemente temen a Comodoro Py como efecto del viento judicial si Alberto Fernández gana las elecciones generales.

“Pepín” fue electo en el Parlasur en 2015, cargo que usó curiosamente para desmantelar ese organismo regional en sociedad con Mariana Zuvic, incluso con una campaña para quitarles los fueros a los legisladores del parlamento del Mercosur.

Curiosamente, este 2019 encontró a “Pepín” interesado en tener fueros: quiso entrar al menos como suplente en la lista de senadores de Juntos por el Cambio en la Capital. Pero fracasó, paradójicamente.

La “mesa chica del PRO” decidió dejarlo afuera bajo el convencimiento de que era preferible no llevar en las listas a alguien con el historial “negro” de Rodríguez Simón. Esta ausencia de fueros en los próximos años es lo que motiva el miedo de “Pepín” ante un cambio de gobierno. La ausencia de fueroz, el cambio de gobierno y, por qué no, el conocimiento de sus propias acciones.

Según el mismo medio, también Torello, el jefe de asesores de Macri, tiene el mismo temor. “Importantes jueces federales están esperando el momento indicado para vengarse de Pepín y Torello. Los acusan de haber presionado demasiado a la Justicia. La jueza María Servini de Cubría tuvo un enfrentamiento personal con Torello, cuando el compañero de Macri en la secundaria corrió a su hijo Juan de la administración del Poder Judicial para poner a un joven de su confianza”, cuenta la versión.

El caso de Dietrich, el ministro de Transporte, imputado hace días en la causa peajes, es similar. Es que el hombre de la “revolución de los aviones” está involucrado en muchos de los expedientes judiciales que preocupan al propio Macri.

Daniel “Tano” Angelici, por su parte, tiene dos elementos en sus manos, uno que lo tranquiliza y otro que le genera la sensación contraria: por un lado, es un secreto visible que pasó a un segundo plano en Tribunales luego de que Elisa Carrió buscara investigarlo. Ese factor más la elevada exposición que le provocó ser el presidente de un Boca poco exitoso, señalado como el “operador judicial” del jefe de Estado que lo antecedió en el Xeneize, lo corrieron un poco del juego y le dan alivio.

Sin embargo, su vínculo con dos figuras que jugaron fuerte en la persecución política que la oposición denuncia contra Cristina Fernández de Kirchner no lo tienen muy tranquilo: Gustavo Arribas y Laura Alonso. El titular de la AFI, motor de las causas contra el kirchnerismo, llegó a ese cargo recomendado por el “Tano”. La titular de la Oficina Anticorrupción, que convirtió el organismo en una fábrica de denuncias contra el anterior gobierno, también es del riñón de Angelici e hizo declaraciones explícitas en las que anunció que no investigaría al espacio político encabezado por Macri, el hombre del que dijo que podría “enamorarse”.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

La insólita explicación de Macri de por qué “se hace más difícil llegar a fin de mes”

Publicado

on

Por

Mauricio Macri recorrió obras en la ruta 8 a la altura de Pergamino y volvió a insistir en que la crisis económica que afecta a la Argentina es culpa del resultado de las Paso, donde fue vapuleado por Alberto Fernández. Según el Presidente, el problema es “la incertidumbre política”.

“La incertidumbre política hace más difícil llegar a fin de mes”, lanzo el jefe de Estado a modo de explicación.

Macri también se hizo tiempo para hablar en tono electoralista y pegarle por elevación al kirchnerismo: “Las obras han dejado de ser sinónimo de la corrupción. Hoy las obras se hacen con precios competitivos”.

“Estamos debatiendo sobre el futuro, y todos al final queremos lo mismo: trabajo y paz. Y en estos avances que hemos hecho, que son muchos aunque faltan, quiero reiterarles que nos acompañen para seguir trabajando junto a ustedes”, concluyó en modo campaña.

Por su parte, María Eugenia Vidal ignoró la visita del Presidente de la Nación a la provincia de Buenos Aires a pesar de que ella también estaba de gira. Y no tan lejos.

La mandataria bonaerense eligió quedarse en Mar del Plata haciendo campaña por su candidato a a intendente Guillermo Montenegro.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

El día que Macri ordenó a Mirtha Legrand y Susana Giménez censurar una nota a Cristina

Publicado

on

Por

Mientras todavía suena el escándalo de idas y vueltas, “panquequeos” y “des-panquequeros”, generado por Mirtha Legrand sobre la posibilidad de tener en su programa a Alberto Fernández, que incluso escaló hasta la orden de que se realice por parte del gerente de programación del Trece, Adrián Suar, en el ciclo Intratables revelaron que, en 2017, el propio presidente Mauricio Macri ordenó la prohibición de que Cristina Fernández de Kirchner fuera entrevistada por la diva de los almuerzos y por Susana Giménez.

“Qué bueno que ahora Suar diga que ya no va más esto de ´va fulano o va mengano`. En el 2017 hubo gestiones para que Cristina se siente en el living de Susana y en la mesa de Mirtha, los productores de ambos ciclos habían empezado gestiones y del lado de Cristina había una intención de asistir”, contó el periodista Luis Bremer en el programa de América.

Y continuó con una grave revelación: “En ese momento hubo un llamado de una zona de Vicente López, para pedir que por favor no la invitaran”. Y cerró: “Hubo dos programas que la bajaron. Qué bueno que eso no va más. La bajaron por pedido de Macri”.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas