25 C
Resistencia
domingo, febrero 28, 2021
Home Nacional Massa apura su campaña con una movida nacional

Massa apura su campaña con una movida nacional

El líder del Frente Renovador tapizó de carteles y pintadas el país. El 12 de junio la última fecha para tomar definiciones.

Sergio Massa eligió una manera particular de celebrar su cumpleaños número 47: Ratificó su voluntad de pelear la Presidencia, tapizando la Argentina con carteles con su nombre. En un operativo minuciosamente documentado organizó la instalación de 5 mil pasacalles, 60 mil afiches, 2600 sextuples e incontables pintadas con una leyenda inequívoca: “Massa Presidente”.

Fue además la manera elegida para exhibir el músculo nacional de su organización, cuando todavía no está claro como se resolverá la tensión con Roberto Lavagna por la candidatura de Alternativa Federal, el espacio que comparte con Juan Manuel Urtubey y gobernadores peronistas.

Diputados de Tierra del Fuego encabezados por Loffler, de Jujuy por Snopek, de Mendoza por Guillermo Pereyra. Por el intendente de La Banda de Santiago del Estero, Pablo Mirolo, mas sus legisladores provinciales y nacionales de la provincia de Buenos Aires, los doce intendentes y más de 500 concejales y consejeros escolares, fueron parte de la movida que buscó exhibir que es el único dirigente por afuera de Cambiemos y el kirchnerismo con una estructura nacional.

Por ahora, Massa dice que no cambia de rumbo y mantiene sus recorridas en el Conurbano y el país como candidato de Alternativa Federal. Sin embargo, el tablero general está sometido a dos tensiones importantes.

Por un lado, las versiones intensas de un eventual paso al costado de Macri en favor de María Eugenia Vidal u Horacio Rodríguez Larreta. En ese caso, se habla de una reconfiguración de Cambiemos para crear un nuevo espacio que podría tentar al peronismo no kirchnerista. No es un secreto la buena relación del líder del Frente Renovador con ambos.

Vuelven las versiones de que el peronismo podría unificar el candidato a gobernador

Y por el otro la posibilidad de un entendimiento con el kirchnerismo, que como reveló LPO, podría focalizarse en unificar la candidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires o un acuerdo más amplio sin Cristina Kirchner finalmente decidide no presentarse.

Su fecha límite es el 12 de junio, cuando vence el plazo para inscribir alianzas, donde quedará en blanco sobre negro la composición de los espacios que se medirán en Octubre.

Massa recibe tanteos de uno y otro lado y en el Instituto Patria saben que es de los pocos dirigentes del país que retiene votos que en una alianza podrían ir al kirchnerismo, que estiman al menos en 4 puntos. Una enormidad para una pelea en la que a nadie le sobra nada.

Máximo Kirchner y el diputado Eduardo “Wado” De Pedro envían señales a sus colegas el Frente Renovador, pero por ahora no son correspondidos. Y se escuchan usinas kirchneristas como el actor Dady Brieva pidiendo “Cristina presidente, Massa gobernador”.

Massa nunca lo descarta y repite ante los suyos que seguirá en la línea del medio “pero como opositor”, por el fracaso de Macri. Así lo definirán sus militantes en un Congreso del Frente Renovador que se haría a fin de mes.

Su principal resistencia a Cristina no radica tanto en el pasado, sino en el futuro: En las oficinas de Massa creen que un tercer gobierno de la ex presidente enfrenta un marco geopolítico imposible, por el rechazo frontal de Donald Trump a su retorno al poder. La línea dura de republicanos que rodea al magnate no le perdona a Cristina que haya cruzado dos líneas rojas: el acercamiento a Irán y la entrega de territorio en Neuquén para que China cree una base de monitoreo espacial. La propia ex presidenta reconoció en su libro esta dificultad.

Cristina admite que el memorándum con Irán fue un error geoestratégico

Como informó LPO, una delegación de diputados estadounidenses encabezada por el republicano Kevin Mac Carthy visitó semanas atrás a la viceministra de Defensa, Paula di Chiaro, para reclamarle que Macri cumpla con su palabra de terminar con “el espionaje chino” en el país.

Y legisladores opositores que visitaron Washington tuvieron un mensaje claro de los funcionarios que los recibieron: Trump no le soltará la mano a Macri, aunque se la suelte Wall Street. Y mucho menos se la tenderá a Cristina.

Por eso, los rivales de Cristina interpretaron su libro como una estrategia para sumar confianza en el exterior, con autocríticas a medidas polémicas de su último Gobierno como su acuerdo con Irán. Es que sin apoyo internacional y con una porción del país resistiéndola no le será fácil un 11 de diciembre en caso de ser electa presidenta.

Fondos frescos para pasar el temblor, solidez política y paz en los tribunales de Nueva York para negociar con acreedores será el capital que deberá tener cualquier sucesor de Macri después de asumir. Massa cree poder conseguirlo sin problemas y no la imagina a Cristina con la misma suerte.

#MassaPresidente para recuperar la confianza. Vamos

Resistencia
cielo claro
25 ° C
26 °
23.9 °
61 %
4.1kmh
0 %
dom
37 °
lun
39 °
mar
39 °
mié
37 °
jue
32 °