Connect with us

Internacional

Murió el expresidente Alan García: se pegó un tiro antes de ser detenido

Publicado

on

El peruano Alan García, líder del Partido Aprista y presidente de Perú en dos períodos no consecutivos (1985-1990 y 2006-2011), en momentos duros marcados por la convulsión social, se suicidó hoy a los 69 años, de un tiro en la cabeza, cuando iba a ser detenido en Lima por una causa de corrupción.

García, nacido el 23 de mayo de 1949, se crió en el seno de una familia de clase media limeña estrechamente ligada a la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), fuerza de la izquierda peruana cuya peculiaridad es la de haber sido creada en México.

Su madre Nytha Pérez Rojas fue cofundadora del APRA, y su padre, Carlos García Ronceros, era secretario de esa agrupación durante la dictadura de Manuel Odría, que declaró ilegal al partidoy encarceló a sus dirigentes, por lo que el ex mandatario no conoció a padre hasta cumplir los cinco años.

En la etapa del colegio se destacó por su oratoria, un talento que le abrió camino como militante de la Federación Aprista Juvenil, que le concedió su cédula partidaria a los diecisiete años.

Alan García cursó sus estudios de pregrado en la Universidad Católica del Perú y luego en la Universidad de San Marcos, donde se graduó en Derecho en 1971 y al año siguiente se mudó a Europa para cursar doctorados en Derecho en Madrid y en Sociología, en París.

Alan García se quitó la vida este miércoles (AP).

En 1978, residía en Francia cuando fue convocado por el fundador y entonces líder del APRA, Víctor Raúl Haya de la Torre, para regresar a la vida política peruana en medio de una transición democrática que un año después permitió la promulgación de una nueva Constitución nacional.

García fue elegido presidente en las elecciones generales de 1985 y su gestión se caracterizó por la peor crisis económica en la historia de Perú, con una hiperinflación -con picos de 1.722,3% en 1988 y 2.775% en 1989- y por un recrudecimiento del terrorismo del grupo Sendero Luminoso, de tendencia maoísta.

A causa de la devaluación, durante su gobierno hubo que cambiar dos veces la moneda oficial (sol e inti), lo que derivó en una gran especulación y en la escasez de productos de primera necesidad.

La popularidad de García se desplomó y apenas concluyó la ceremonia de entrega de mando a su sucesor, Alberto Fujimori, sin esperar el primer mensaje del flamante mandatario, abandonó el país n medio de acusaciones de corrupción.

A la caída del gobierno fujimorista, García retornó a Perú para postularse en las elecciones de 2001, pero fue vencido por Alejandro Toledo, durante cuyo gobierno (2001-2006) fue el líder de la oposición.

García triunfó en las elecciones presidenciales de 2006 al derrotar a Ollanta Humala (UPP) en segunda vuelta.

Su segundo gobierno (2006-2011) se caracterizó por la continuación de proyectos económicos y la reestructuración de las relaciones diplomáticas; sin embargo, también fue acusado de actos de corrupción.

En 2016 buscó un tercer mandato, esta vez con Alianza Popular, en la que se unieron el Partido Aprista Peruano y el Partido Popular Cristiano por primera vez, pero sólo obtuvo el 6 % de los votos.

En 2013 se formó una megacomisión para investigar las denuncias de irregularidades de su segundo gobierno, pero de los ocho casos que el grupo analizó en ninguno de ellos pudo continuar las investigaciones debido a que García presentó una acción de amparo judicial bajo el argumento de que se violaba su derecho al debido proceso.

Dolor en Perú por la muerte de Alan García (AP).

A mediados de noviembre de 2018, el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria Anticorrupción dictó una orden para que se le impidiera a García salir de Perú por el plazo de 18 meses, como pidió del fiscal José Domingo Pérez.

García se refugió en la embajada de Uruguay en Lima, a la que pidió asilo diplomático por “persecución política”, pero el Gobierno uruguayo se lo negó por considerar que “en el Perú funcionan autónomamente y libremente los tres poderes del Estado”.

Hoy por la mañana, cuando una delegación policial se aprestaba a cumplir la orden judicial de detención preliminar de García por lavado de activos, tráfico de influencias y otros delitos en la causa de corrupción en contratos con la constructora brasileña Odebrecht, el ex presidente se disparó en la cabeza y murió pocas horas después en un hospital de Lima.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

Noruega confirmó “contactos preliminares” con las partes para buscar una “solución pacífica” a la crisis en Venezuela

Publicado

on

Por

Las autoridades noruegas confirmaron su papel mediador en una fase inicial para entablar un diálogo político entre el régimen venezolano y la oposición que resuelva la crisis en la que se encuentra el país sudamericano.

“Noruega informa de que ha tenido contactos preliminares con representantes de los principales actores políticos de Venezuela, en una fase exploratoria, con el objetivo de apoyar la búsqueda de una solución a la situación del país”, señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores noruego en un comunicado.

Oslo elogió los “esfuerzos” de las partes y mostró su disposición a seguir apoyando “la búsqueda de una solución pacífica”.

El jefe del Parlamento de Venezuela y autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, al que reconocen más de 50 países, había confirmado el jueves los contactos en medio de una reunión de gremios.

Nicolás Maduro con militares (REUTERS)

“Sí, hay unos enviados a Noruega (…) Ahora, también lo he dicho hasta el cansancio, que no nos vamos a prestar a negociación falsa que no dirija a tres cosas: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”, aseveró.

La televisión pública noruega NRK había adelantado que los contactos entre las dos partes se iniciaron en Cuba y se han mantenido varias reuniones en un lugar secreto en Oslo.

La delegación del régimen de Nicolás Maduro la forman el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez; y el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez; mientras que por la oposición están el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González; el ex diputado Gerardo Blyde y el ex ministro Fernando Martínez Mottola, según ese medio.

Los nombres de la oposición fueron mencionados por Guaidó, si bien el régimen venezolano no ha hecho declaración oficial.

Guaidó, que hace dos semanas encabezó un breve alzamiento militar que el Gobierno calificó de golpe de Estado, matizó que “no hay ningún tipo de negociación”, sino la respuesta a la llamada de Noruega en su “esfuerzo” por “una mediación que tiene meses”.

Juan Guaidó (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Para el líder opositor, la iniciativa “viene a abonar en el proceso” de buscar una salida a la crisis y parte de un “país que quiere colaborar”, y explicó que esa mediación es similar a la que han hecho España, Canadá o el Grupo Internacional de Contacto (GIC), formado por países de América Latina y la Unión Europea (UE).

Entre septiembre de 2017 y enero de 2018, gobierno y oposición se sentaron a la mesa de diálogos en República Dominicana, si bien las conversaciones no fructificaron y el oficialismo terminó convocando unas elecciones a las que compareció casi en solitario y que no han sido reconocidas por parte de la comunidad internacional.

A diferencia de otros países del continente, Noruega -que no forma parte de la Unión Europea- no reconoce a Guaidó como presidente interino, aunque sí le ha mostrado su apoyo y ha pedido diálogo y nuevas elecciones.

La ministra de Exteriores, Ine Eriksen Søreide, dijo en enero que su país mantenía “diálogo” con las partes y que les había ofrecido ayuda para impulsar un proceso político “cuando y si lo desean”.

Noruega ha ejercido como facilitador en una veintena de procesos de diálogo en las últimas décadas, como el que llevó a la firma de los acuerdos de Oslo entre israelíes y palestinos o las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

“Llegó la hora de que Maduro deje el poder”

Publicado

on

Por

La relación entre Estados Unidos y Rusia parece ser determinante para el futuro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuyo mayor sustento externo proviene de Moscú y de China. En ese marco, ayer, el secretario de Estado yanqui, Mike Pompeo, disparó: “Ha llegado la hora de que Maduro deje el poder”.

Tras una reunión de varias horas con el canciller ruso Serguéi Lavrov, en el balneario de Sochi, junto al Mar Negro, el funcionario yanqui manifestó su postura firme respecto de la situación en Caracas. “Estados Unidos y más de 50 países consideran que ha llegado la hora de que Maduro deje el poder”, dijo, a la vez que agregó que la salida del bolivariano debe darse para que “termine el sufrimiento del pueblo” de su país.

“Maduro sólo le ha causado miseria al pueblo venezolano y esperamos que el apoyo ruso a Maduro cese”, insistió Pompeo, antes de recordar que Moscú tiene fuertes intereses económicos y energéticos en territorio venezolano.

La respuesta

Mientras el diplomático estadounidense enumeraba las razones por las que debía darse un cambio de gobierno en Venezuela, Lavrov justificaba la defensa que Moscú hace de Maduro. “No se puede instaurar la democracia por la fuerza”, respondió, a la vez que aseguró que la autoproclamación de Juan Guaidó y su deseo de echar al presidente “no tiene nada que ver con la democracia”.

“Las amenazas contra el gobierno de Maduro, que se escuchan de los representantes oficiales de la administración estadounidense y de Guaidó, que constantemente recuerda su derecho a invitar a la intervención armada desde el exterior, no tienen nada en común con la democracia”, agregó Lavrov, quien ratificó “el apoyo del diálogo y la consideración de todas las cuestiones por los propios venezolanos, sin ultimátums y sin condiciones previas”.

Incidentes

La sede de la embajada de Venezuela en Washington se convirtió en un punto de tensión cuando las fuerzas de seguridad yanquis intentaron desalojar al personal de la sede que responde a Maduro, en respuesta al pedido de Guaidó. “Cualquier persona que rechace cumplir con estas solicitudes y órdenes de salir de la propiedad (…) será arrestada e imputada criminalmente”, había advertido Trump, al recordar que su país “no reconoce autoridad al anterior régimen de Maduro, o a ninguno de sus ex representantes, para permitir a individuos la entrada legal, la permanencia en la propiedad o la toma de ninguna otra acción en la propiedad”.

Aunque algunos efectivos forzaron la entrada, poco después se retiraron de la embajada tras hablar con los abogados de los diplomáticos venezolanos, quienes les recordaron que el desalojo representaba una violación de las leyes internacionales.

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

Los activistas chavistas que tomaron la embajada de Venezuela en Washington frenaron el desalojo ordenado por EEUU

Publicado

on

Por

Los activistas a favor del dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, a los que EEUU ordenó abandonar la embajada de ese país en Washington lograron frenar este lunes su desalojo del edificio diplomático después que fuerzas de seguridad estadounidenses abrieran la entrada por la fuerza.

El Gobierno de Donald Trump ordenó la tarde de este lunes a los activistas que permanecen desde hace semanas en la embajada venezolana que evacuaran de inmediato del edificio a petición de los enviados en Washington del líder opositor Juan Guaidó.

“Cualquier persona que rechace cumplir con estas solicitudes y órdenes de salir de la propiedad (la) estarán traspasando en violación de las leyes federales y del Distrito de Columbia, y serán arrestadas e imputadas criminalmente”, se advertía en la orden que fue entregada por agentes federales a los activistas.

“EEUU no reconoce autoridad al anterior régimen de Maduro, o a ninguno de sus ex representantes, para permitir a individuos la entrada legal, la permanencia en la propiedad o la toma de ninguna otra acción en la propiedad”, añadía.

Algunos optaron por abandonar el recinto diplomático, pero cuatro de ellos decidieron seguir en su interior dispuestos a “resistir” y a ser por lo tanto “detenidos” por las autoridades ante una orden de evacuación que calificaron de “ilegal”.

Entrada ya la noche, las autoridades forzaron la entrada de la embajada y varios policías se agolparon en la puerta, en lo que parecía ser el inicio del anunciado desalojo de la legación.

Un agente federal frente a la embajada (REUTERS/Carlos Barria)

Sin embargo, la intermediación de los abogados de los activistas hizo que minutos después los policías cerrasen la puerta y permitiesen a las cuatro personas permanecer en el edificio diplomático.

Aunque las autoridades no dieron explicaciones sobre su decisión de no evacuar por el momento la embajada, una de las abogadas, Mara Verheyden-Hilliard, dijo a periodistas que los policías recularon al reiterarles que el desalojo hubiese supuesto una violación de las leyes internacionales.

La policía ordenó el desalojo de la embajada (Reuters)

Por su parte, el “número dos” de Guaidó en Washington y enviado ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre, dijo a Efe que el desalojo es una cuestión “de horas” y que EEUU está siguiendo el “debido proceso”.

Fueron precisamente Tarre y el enviado de Guaidó a Washington, Carlos Vecchio, a los que el Gobierno de Trump reconoce como legítimos representantes de Venezuela en EEUU, los que pidieron el desalojo de los activistas.

Estos activistas ingresaron a la embajada de Venezuela en Washington hace semanas tras la marcha de los últimos diplomáticos de Maduro para evitar así que Vecchio y Tarre tomasen el recinto como ya habían hecho con otros edificios diplomáticos en EEUU.

Los activistas pro Maduro permanecieron semanas en la embajada (REUTERS/Clodagh Kilcoyne)

El control de la embajada en Washington ha enfrentado durante días a estos activistas que la ocupan con venezolanos partidarios de Guaidó, que han permanecido en el exterior del edifico bloqueando la entrada de alimentos y otros suministros.

En los últimos días, además, las autoridades de EE.UU. habían cortado la electricidad y el agua del recinto.

Los activistas chavistas en la embajada Venezolana (REUTERS/Carlos Barria)

Estos enfrentamientos se repitieron este lunes, cuando decenas de partidarios de Guaidó acudieron a la embajada ante la posibilidad de un inminente desalojo y profirieron insultos a los activistas y les molestaron con luces y sirenas.

La Policía advirtió que los que no salen serán arrestados e imputados (EFE)

Carmen Ruzza, una académica venezolana de 46 años acudió todos los días a la embajada con café y con donuts mientras la comunidad rodeaba la sede diplomática para impedir que los activistas entraran comida al recinto para presionarlos a salir.

“Esto un microcosmos de la lucha que tenemos en Venezuela”, contó a la AFP esta experta de la Américan University.

Para Ruzza el gobierno de Maduro “es un régimen criminal, es un régimen narcotraficante, que asesina, que reprime”.

Desde hace semanas, la pugna que enfrenta Venezuela entre el régimen de Nicolás Maduro, reconocido por la ONU y apoyado por Rusia y China, y Guaidó, respaldado por Estados Unidos y más de 50 países, también se trasladó a la sede diplomática en Washington.

Venezuela afronta una crisis política y social que se acentuó después de que el 23 de enero, Guaidó, líder del Parlamento, se declaró mandatario interino al invocar unos artículos de la Constitución venezolana.

La oposición venezolana, que no reconoce el nuevo mandato de seis años que juró Nicolás Maduro el pasado 10 de enero, al considerar ilegítimas las elecciones de mayo del año pasado, asegura que el país atraviesa una “emergencia humanitaria compleja” y ha pedido ayuda a la comunidad internacional para atenderla.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas

X