20.6 C
Resistencia
domingo, mayo 16, 2021
Home Politica No tan Juntos por el Cambio: Negri se burló de Ritondo, nadie...

No tan Juntos por el Cambio: Negri se burló de Ritondo, nadie quiere a Macri candidato y Carrió evalúa romper

Más allá de los comunicados conjuntos de Juntos por el Cambio para “defender las instituciones”, criticar la supuesta “decadencia de la democracia” y promover autojuzgadas intenciones de sostener ese sistema político, varios movimientos politicos y declaraciones que se convirtieron en públicas muestran que, en realidad, el espacio político que gobernó a la Argentina hasta diciembre de 2019 bien podría llamarse hoy “No tan Juntos por el Cambio” y corre riesgo de ruptura.

Son tres los temas y hechos los que tienen en tensión a JxC: en primer lugar, ni la UCR, ni la Coalición Cívica ni la pata peronista del PRO quieren dejarle una candidatura a Mauricio Macri que le asegure fueros y le quite miedos por las causas de espionaje ilegal que lo tienen en problemas; en segundo orden, un periodista muy cercano a Elisa Carrió reveló que “Lilita” no sólo presiona a Horacio Rodríguez Larreta por su diálogo con el Frente de Todos para la gestión de la pandemia sino que no toleraría el “silencio” del jefe de gobierno porteño y María Eugenia Vidal ante los “atropellos institucionales” que atravesaría el país; por último pero no menos grave, se filtró un chat de WhatsApp en el que Mario Negri, el radical más macrista, se burló de Cristian Ritondo por sumarse a un proyecto de Máximo Kirchner para la donación de plasma de convalecientes de Covid-19.

¿Y MACRI?

Las reacciones en off y -de forma increíblemente directa- en público de algunos dirigentes de la alianza oficialista dejan en claro que son más lo que ven al ex presidente como la mancha electoral venenosa que los que lo consideran una piezan política necesaria.

La frase “si Macri busca fueros y es candidato a diputado nacional el próximo año, se rompe la oposición” publicada en un artículo de Ámbito atribuida a un dirigente de JxC, así, suena sumamente verídica y parece un botón de rosca electoral pos pandemia que se viene en ese sector para 2021. Es que el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, y la aún no organizada “pata” peronista -que tiene por un lado a Miguel Angel Pichetto desde su silla en la Auditoría General de la Nación y por otro a Emilio Monzó, Nicolás Massot y Rogelio Frigerio-, deberán discutir listas. Y eso nunca resulta sencillo.

En ese contexto dificultoso, explotó el escándalo del espionaje ilegal que llevó entre ayer y hoy a la detención de 18 personas, incluída la colaboradora personal de Macri, Susana Martinengo, y al allanamiento y posible encarcelamiento de Darío Nieto, hoy secretario privado del ex presidente.

Ya sonaba el rumor de la chance de Macri diputado 2021, con causas como Vialidad y Correo Argentino, entre otras, que encuentran al ex mandatario muy comprometido. Pero ahora se subió el volumen del trascendido. Hace días, el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, dijo públicamente que Macri “no tiene margen” para ser candidato el próximo año. En esa misma nota, pegó a Larreta con el Frente de Todos.

Así, se sabe qué piensa Cornejo, pero falta el diagnóstico electoral de piezas potentes e interiores al PRO como Rodríguez Larreta, Vidal o Santilli, todos espiados por la AFI de Macri que se presume serán querellantes en el expediente que lleva Federico Villena en Lomas de Zamora.

Según Ámbito, tampoco la UCR porteña ni en la CC quieren a Macri como potencial candidato a diputado nacional por la Ciudad. Se menciona en esa postura a Martín Lousteau y Enrique Nosiglia, así como a los sectores dialoguistas filo peronistas que encabezan Frigerio y Monzó.

Así las cosas, a Macri sólo le quedan Patricia Bullrich y los residuales como Fernando Iglesias. También la idea de ampliar con peronismo de Pichetto, cosa difícil con el ex presidente en la cancha.

OJO CON EL WHATSAPP

Se sabe que Bullrich o Iglesias no podrían tolerar el diálogo con el oficialismo pero tampoco pegarían públicamente a un compañero PRO. Pero no es el caso de Mario Negri, que es el radical más macrista y a la vez no es PRO.

Es que el acuerdo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio para que Pichetto vaya a la Auditoría General de la Nación habría sido parte de una serie de negociaciones que incluyó que la alianza opositora votara partido el proyecto de teletrabajo del Frente de Todos y que varios diputados se sumarán a una iniciativa de Máximo Kirchner para la donación de plasma de convalecientes de coronavirus.

Así, Negri, el jefe del interbloque y el titular de la bancada PRO, Cristian Ritondo votaron a favor del teletrabajo, pero al radical cordobés y amigo de Carrió no le gustó que el ex ministro de Seguridad bonaerense pusiera su firma en la iniciativa del titular del bloque del FdT para el plasma.

Es que la UCR tenía un proyecto propio de donación de plasma, pero Ritondo acordó el Labor Parlamentaria empujar el proyecto de Kirchner, inspirado en el del senador bonaerense por Malvinas Argentinas, Luis Vivona. Por eso, ya en la madrugada, Negri estalló de furia contra Ritondo y se le escapó “por error” una burla durísima contra su par PRO en el chat del interbloque: “Ritondo sparring de Máximo”. Pocos minutos después lo borró.

¿CARRIÓ VUELVE?

La palabra del editorialista de La Nación Joaquín Morales Solá no se configura como confiable para demasiados temas de interés general del pueblo argentino, pero si se refiere a trascendidos de la ex diputada nacional Carrió la historia es otra y es posible que algo de verdad tenga.

Es que, según Morales Solá, “Liltia” volvería a la política una vez más, pero lejos de Juntos por el Cambio. La condición para la nueva amenaza es que algunos de sus dirigentes deberían confrontar más con el actual Gobierno del Frente de Todos. Si eso no pasa, la cofundadora está preparada para romper con el armado que llegó al gobierno en 2015.

Morales Sola, uno de los periodistas más cercanos con la invitada habitual a TN, filtró que Carrió está enfurecida por la megacausa de los agentes de inteligencia, en la que hay vínculos probados con la Casa Rosada y Macri. El mensaje de “Lilita”, aparentemente, sería tanto para Rodriguez Larreta como para Vidal “por el silencio que guardan sobre lo que considera atropellos institucionales”.

“Carrió señaló, enfurecida, que se había secuestrado la agenda de un presidente y actual ex presidente, y que esos hechos significaban una violación del Estado de Derecho. Según versiones cercanas a Carrió, esta es crítica de Rodríguez Larreta, y también de Vidal, por el silencio que guardan sobre lo que considera atropellos institucionales”, afirmó en su columna para La Nación.

En ese punto, Morales Solá soltó la amenaza de la ex legisladora: “Las mismas versiones indican que Carrió no descarta volver a la vida pública en las elecciones del año próximo, aunque lo haría liderando su partido y por fuera de Juntos por el Cambio. La ex diputada y fundadora de la coalición que gobernó hasta diciembre del año pasado suele aceptar que su salud no le permite un estado de estrés permanente, pero desliza también que regresaría si los principales dirigentes de Juntos por el Cambio mantienen una actitud de ´silencio y pasividad ante los atropellos`”.

 

Resistencia
lluvia ligera
20.6 ° C
21.1 °
19.4 °
68 %
0.5kmh
74 %
lun
26 °
mar
25 °
mié
21 °
jue
20 °
vie
16 °