36.2 C
Resistencia
sábado, noviembre 28, 2020
Home Internacional París trata de recuperar la calma y borrar los rastros de la...

París trata de recuperar la calma y borrar los rastros de la violencia

Son los verdaderos Chalecos Amarillos los que limpiaron París el “Día Después”. Durante toda la madrugada, los empleados municipales de la alcaldía trataron de devolverle a la capital francesa su verdadera cara y borrar los rastros de la peor violencia de las cuatro manifestaciones de la “revolución de la cólera”. Cuando Francia espera que el presidente Emmanuel Macron salga de su silencio y los rebelados no concreten su marcha anunciada para el próximo sábado, los limpiadores son los héroes después de un día absolutamente terrorífico en la ciudad.

Al menos 55 agentes, con los mismos chalecos fluorescentes de los rebelados, trabajaron con bulldozer, camiones, máquinas de aspirar, desarmando barricadas, reemplazando basureros incendiados, utilizando grúas para poder transportar el nivel de basura que la marcha produjo. Maniquíes robados de boutiques, sillas, ropa apilada, televisores arrojados a la carrera porque la policía los perseguía, fueron abandonados en el camino por los manifestantes.

“La gente nunca se dará cuenta de lo que tenemos que hacer para que París esté limpia cuando se levante”, dijo Francois, de la Unidad Funcional para Manifestaciones Especiales, bajo la lluvia y cuando aún estaba el olor de los gases lacrimógenos. ”Esto fue la guerrilla urbana”, dijo.

Ellos son los que pueden evaluar. Los destrozos fueron menores porque la policía se desplazó más rápidamente ante los vándalos. Pero el nivel de violencia fue peor que la anterior manifestación, según su diagnóstico.

El resultado de una noche de coleccionar los íconos de la revolución fue 230 metros cúbicos de basura. “Desde que yo estoy en en esto, jamás vi nada igual. Normalmente nosotros levantamos papeles. Pero acá encontramos autos quemados, motos incendiadas en un amplio lugar de París”, contó Laurent, que forma parte de la Brigada.

El presidente Emmanuel Macron se encuentra bajo intensa presión para hablar y tratar de reconciliar a un país dividido y furioso.

El vocero del gobierno, Benjamín Griveaux, dijo que “Macron hará “importantes anuncios”a lo largo de la semana, sin precisar la fecha. ”Pero no todos los problemas de los Chalecos Amarillos se van a resolver mágicamente”, alertó.

El gabinete de Macron comenzó a dividirse. Después de la renuncia del ministro del interior, Gerard Collombe, que acusó al presidente de arrogancia, el canciller Jean Yves Le Drian, socialista veterano y con excelente imagen, reclama “un nuevo contrato social” a Macron.

Y confirmó que el presidente “debe salir de su silencio al inicio de esta semana”. ”Se necesita una palabra fuerte del presidente”, exhortó. El cree que una intervención presidencial “puede calmar este malestar y el sentimiento de profunda desigualdad, que expresan desde hace un mes y generalmente con razón”.

Para el socialista Le Drian, “este contrato debe ser una forma de compartir lo social en el siglo XXI. Debe respetar ciertos equilibrios entre los ajustes de corto y largo plazo”.

“Es necesario que el presidente, en sus palabras a los franceses, ponga un marco y anuncie medidas fuertes e inmediatas. No es sólo la cuestión de los combustibles o el salario mínimo, también es la cuestión de las cargas sociales que afectan a los bajos salarios”, dijo Le Drian, que es presidente de la región de Bretaña, además de canciller y ex ministro de defensa de Francois Hollande.

Hasta ahora, Macron hizo una serie de reformas estructurales y macroeconómicas que beneficiaron a los ricos. Por eso su canciller le pide que su gobierno adopte un viraje social. “Eso es lo que nos falta. Es una cuestión de método. En la campaña electoral de Macron hubo dos objetivos: favorecer la competitividad francesa pero al mismo tiempo respetar la necesidad de una nueva equidad. Sin duda pusieron rápidamente la orientación sobre la primera parte y no sobre la segunda. Ahora es necesario que unan las dos. Yo pienso que eso será el sentido del discurso del presidente”, dijo el canciller francés.

Un Macron social, nuevo premier y gabinete es lo que aparece en el horizonte en estas horas. El premier Edouard Philippe ha quedado seriamente horadado, luego de que el presidente lo desautorizara, cuando anuló las tasas de combustible después de que el premier anunciara que se trataba de “una moratoria”.

Las palabras de Macron serán fundamentales para decidir si los Chalecos Amarillos si continúan o no con las marchas. Como dijo el secretario de estado de relaciones con el Parlamento, Marc Fesneau: “Macron debe unir a su pueblo. No es demasiado tarde. La palabra presidencial está siendo esperada.

Bordeaux también fue destruida el sábado con incendios, saqueos. El ex primer ministro y alcalde Alain Juppé expresó su “vergüenza a los vándalos, a los que cometieron pillajes en Bordeaux. “Nosotros habíamos prevenido a los Chalecos Amarillos que esto se iba a desbordar. Vuelvo a llamar a su sentido de responsabilidad. Es necesario que esto cese. El presidente debe responder a legítimas esperas. Pero los Chalecos Amarillos deben cesar de llamar a manifestar, al riesgo de convocar más vándalos”, intimó el ex primer ministro Juppé.

Francia ha comenzado a ser afectada seriamente en su economía , tras esta movilización que se inició el 17 de noviembre pasado. “Es una catástrofe para el comercio, para nuestra economía” alertó el ministro de Economía, Bruno Le Maire.

París comenzó a “desbunkerizarse”. Los propietarios de los comercios fueron inusualmente este domingo a la mañana a sus locales y sus empleados llegaron, solidariamente, a ayudar. Sacaron las maderas de las vidrieras los que tuvieron la suerte de no haber sido saqueados, limpiaron, abrieron las boutiques para poder recuperar sus ventas antes de Navidad.

Resistencia
nubes dispersas
36.2 ° C
36.7 °
36 °
44 %
4.6kmh
40 %
sáb
38 °
dom
31 °
lun
30 °
mar
32 °
mié
30 °