9.6 C
Resistencia
sábado, mayo 8, 2021
Home Nacional Por miedo a perder, en Cambiemos evalúan una PASO entre Macri y...

Por miedo a perder, en Cambiemos evalúan una PASO entre Macri y Lousteau con invitación al “peronismo republicano”

La dureza de los reconocimientos que hizo y la presión que ejerció nada más y nada menos que el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, ayer ante la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) reclamando que se debata la postulación de Mauricio Macri, que se consideren las chances de María Eugenia Vidal de reemplazarlo y que hasta se piense en cambiar el nombre Cambiemos para convocar a dirigentes peronistas no kirchneristas volvió a poner sobre la mesa el extravío en que parece estar la alianza oficialista de cara a las elecciones presidenciales y a disparar una amplia serie de posibilidades.

La historia reciente indica que el macrismo duro primero le negó todo al radicalismo y hasta lo ninguneó en vivo y por televisión, con Marcos Peña como capitán de ese navío. Luego, les habrían ofrecido tres ministerios, en medio de la crisis política de las reuniones y la rosca en Casa Rosada. No pasó nada. Luego, admitieron que aceptarían la discusión para que un radical complete la fórmula presidencial, como nuevo símbolo de apertura. Parece que la crisis económica y los pésimos números que muestran las encuestas para Macri hacen que la vicepresidencia tampoco sea suficiente.

Ayer por la noche, en una cena en una marisquería del barrio porteño de Monserrat, la plana mayor de la UCR se reunió para discutir los bombazos de Cornejo pero del encuentro surgió un acuerdo de cuatro puntos que, si bien no lo baja a Macri de su candidatura, significa que el radicalismo habitualmente más leal al PRO pedirá en la Convención Nacional del lunes 27 hacerle una PASO al Presidente, invitar al “peronismo racional” a formar parte y participar eventualmente de esa interna y le exigirán al macrismo más lugares de gestión en un eventual nuevo gobierno.

REBELDÍA RADICAL

“La intención no es debilitarlo, todo lo contrario, hay que ayudar a que el Gobierno llegue más fortalecido a las elecciones, así podemos perder”, les dijo, según Clarín, Cornejo -el gobernador mendicino y presidente del Comité Nacional de la UCR- al resto de los referentes partidarios que participaron de la cena para planificar la Convención Nacional de Parque Norte.

Enrique “Coti” Nosiglia, el mayor aliado interno del gobernador de Mendoza, se mostró de acuerdo con el planteo, mientras que co-fundador de Cambiemos Ernesto Sanz; el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales; el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador; el secretario del partido, José Cano; los senadores Luis Naidenoff y Angel Rozas, y el diputado derrotado fuerte en Córdoba Mario Negri se mantuvieron en un prudente silencio.

En concreto, el resultado de la cena correligionaria fue que la UCR, como mínimo, le pedirá internas a Macri, algo que hace un meses parecía improbable. Cornejo expuso allí cuatro puntos que piensa plantear desde la conducción del Comité Nacional a los 347 convencionales que deben definir qué hace el radicalismo.

Las propuestas serán: ampliación de la coalición con el ingreso de sectores peronistas republicanos, y allí suenan Roberto Lavagna, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa; habilitación de las PASO para definir la fórmula presidencial; acuerdo programático firmado por todos los partidos integrantes de la coalición electoral; y compromiso para una mayor participación del radicalismo en un eventual próximo gobierno.

Lo que obtuvo menos fuerza o consenso de los cuatro puntos fue el primero: piensan que no hay chances de que se logre. Parece un análisis correcto, ya que la convocatoria de Macri a la oposición a acompañar su gestión con 10 ítems fue un fracaso estrepitoso.

Quitando ese punto del medio, y teniendo en cuenta que la propuesta de la conducción de la UCR es la que tiene siempre más chances y, además, es la más cercana al consenso con el PRO, quedaría ratificada la continuidad en Cambiemos pero también estaría confirmado que pedirán internas que Macri no tendrá más opciones que aceptar.

Sin embargo, una vez habilitada la hipotética PASO, el radicalismo tendría que decidir la conveniencia de competir en las primarias contra Macri y quién sería el candidato. “El único que podría traer a otros sectores o contener a los propios que se sienten desencantados sería Martín Lousteau”, opinó un legislador del Norte. Por otro lado, tampoco está claro cuál es la pretensión de Cornejo: podría ser candidato a presidente o a vice en octubre, incluso aspirar a presidir Diputados.

Rogelio Frigerio, el ministro del Interior que parece ser quien más abre al macrismo a esta negociación, reveló anoche en TV que Macri analiza la posibilidad de darle a la UCR las primarias en Cambiemos, si se concluye que así se refuerzan las posibilidades electorales en octubre. O si es la única forma de contener la rebeldía radical.

Entre la postura de la conducción de la UCR y la “apertura” que contó Frigerio a esas aspiraciones, está cómo pararse frente al sector del radicalismo díscolo que encabezan Ricardo Alfonsín y Federico Storani, quienes estarían en minoría en la Convención para insistir con su propuesta de acordar con el polo progresista (socialismo y GEN) y postular en las presidenciales a Lavagna.

Al mismo tiempo, en la UCR porteña sigue presente la idea -con pocas chances- de presentar una contrapropuesta a la Convención negociada previamente con Lavagna para que le resulte digerible presentarse en una primaria contra el candidato de Cambiemos, que “puede ser Macri o Vidal”, según Clarín.

“La ampliación de Cambiemos no existe como tal, la ampliación es una manera reclamar por Vidal candidata a presidenta”, explicó un dirigente al tanto de las conversaciones según el portal LPO. Es decir, los puntos son una cortina de humo para reclamar más y conseguir menos, pero lograr lo que podría ser una opción con más chances de triunfo que Macri.

Resistencia
cielo claro
9.6 ° C
10.6 °
9 °
93 %
1.5kmh
0 %
sáb
21 °
dom
26 °
lun
18 °
mar
17 °
mié
14 °