17.6 C
Resistencia
jueves, mayo 6, 2021
Home Portada Que la hija de Máxima sea reina de los argentinos, la propuesta...

Que la hija de Máxima sea reina de los argentinos, la propuesta para que el país deje el atraso y la corrupción

Los “monárquicos argentinos” surgieron en Quilmes y dicen que siguen los ideales de San Martín, Belgrano y Alberdi.

Es el presidente del Movimiento Monárquico Argentino (MMA) y asegura que va a proponer su propio proyecto en el Congreso de la Nación. Para él, la solución a toda crisis económica y social está en separar gobierno de Estado.

Todo comenzó a fines de los 80, cuando formó junto con su padre un nuevo movimiento con el objetivo de “cambiar el sistema de república en el país”. Hace 11 años se declaró presidente del grupo y comenzó con una reorganización de su proyecto.

Después de que su padre falleciera en el 2014, Mario Santiago Carosini, vecino de Bernal, continuó con aquel plan que en algún momento habían ideado juntos, y tomó el pensamiento inicial para moldearlo a sus nuevos ideales.

“Para elaborar nuestro pensamiento monárquico nos basamos en la trágica realidad que la república les impone a los pueblos que tienen la desgracia de caer en sus manos”, dice Mario. Según asegura, todos los países de esta característica son “megacorruptos”.

Para contrarrestar, el hombre de 58 años propone una monarquía constitucional parlamentaria en Argentina y, de esta manera, terminar con la “corrupción estructural y llegar a mejores índices de desarrollo, bienestar y nivel de vida”.

Mario Carosini, el presidente del Movimiento Monárquico Argentino.

Mario Carosini, el presidente del Movimiento Monárquico Argentino.

En términos generales, los afiliados al MMA plantean que un rey debe ser quien controle al gobierno. Según lo propuesto la casa de la corona debería ser la Quinta de Olivos, y la Casa Rosada continuaría como sede del gobierno. Su discurso, afirma Mario, “rescata los ideales de prácticamente todos nuestros próceres que eran monárquicos, como San Martín, Belgrano y Alberdi”.

“Mi padre y yo tenemos el mismo enfoque para explicar esta realidad trágica de la República”, asegura Carosini. Y menciona su teoría sobre el funcionamiento de las instituciones, a la que juntos denominaron “Teoría de las dos soberanías”. En ella sostienen que gobierno y Estado son dos instituciones completamente diferentes, pero “la república junta ambos, indebidamente, en un presidente”.

Según su postura, en esta característica que señala “se encuentra el origen de todos los males, desde la inestabilidad hasta los golpes de Estado. En una monarquía constitucional sucede todo lo contrario”, dice el quilmeño que encabeza el movimiento en el país.

Para Mario, la república “comete el absurdo error de pedirle al presidente que se controle a sí mismo”, y resalta que así se institucionaliza un “descontrol ridículo”.

En cuanto a los objetivos principales del Movimiento Monárquico Argentino, la categoría discursiva para “concientizar” e informar a aquellos que lo deseen, es uno de los ejes primarios para “ir en contra de la involución institucional”.

El proyecto ideal para implementar en el país, según Mario, es el que él mismo propone. Se trata de un borrador que describe una constitución del “reino de Argentina, con un sistema de protección del contribuyente a cargo del rey”, y asegura que plantea una monarquía “austera”.

Ser como Suecia

“Mi modelo sería como el reino de Suecia, donde los diputados se planchan sus camisas y viven en un monoambiente”, resalta como ejemplo de su sistema ideal, sin lujos ni “gastos excesivos”.

El líder del movimiento monárquico en Argentina propone una estructura que lograría que “el jefe de Estado (en este caso, rey) no tenga el virus de la demagogia”. Su proyecto, igualmente, no lo pone a él mismo como líder en su modelo ideal.

“No se me cruza ni por asomo ser rey. Si la instalación de la monarquía llegara a darse mientras vivo, yo sería un asesor para aplicar el esquema organizativo. Eventualmente podría ser Primer Ministro si el pueblo me otorga su voto”, dice Carosini. Para él, una de las dos hijas menores de la Reina Máxima (Alexia o Ariane) de los Países Bajos sería ideal para ocupar el puesto.

El movimiento cuenta con una estructura de dirigentes distribuida por todo el país. “Hay alrededor de un millón de monárquicos, la mayoría de ellos de ascendencia española e italiana”, afirma su actual presidente, y agrega que tienen miles de seguidores, aunque no todos son activos. En redes, el MMA tiene 674 seguidores en Twitter, 1072 en Instagram y el mayor volumen en Facebook, con 2.546.

Dentro de los próximos meses, ya tienen al menos dos eventos internacionales programados. En septiembre se va a llevar a cabo el primer Foro Internacional Monárquico desde San Pablo, Brasil. También organizaron una reunión internacional desde Córdoba, donde se va a tratar el proyecto de “constitución del reino de Argentina”.

Resistencia
cielo claro
17.6 ° C
18.3 °
17 °
48 %
4.6kmh
0 %
jue
16 °
vie
19 °
sáb
22 °
dom
27 °
lun
24 °