14.6 C
Resistencia
viernes, mayo 14, 2021
Home Deportes Quién es Mauricio Pochettino, el técnico argentino detrás del milagro del Tottenham

Quién es Mauricio Pochettino, el técnico argentino detrás del milagro del Tottenham

Cuando se consumó la hazaña no pudo contener la emoción. Mauricio Pochettino se arrodilló en la cancha y se puso a llorar. El partido no había terminado y la hazaña, la más grande su carrera como DT, estaba consumada. Ya en la zoma mixta y en su primer contacto con la prensa aún mostraba la emoción en su rostro. Y la primera dedicatoria fue para sus jugadores “Ellos son héroes”, dijo.

La historia, su historia, es conocida. Mauricio Pochettino vivía en el campo y del campo en Murphy, Santa Fe, con sus padres, Héctor y Amalia. Tenía 14 años y estaba a punto de ser fichado por Central. Sin embargo, el único club argentino en el que jugó fue Newell’s, el otro gigante de Rosario. Y los culpables fueron Jorge Griffa y Marcelo Bielsa.

La cuestión es que ambos se enteraron de las condiciones del pibe durante una prueba de talentos en Santa Isabel y decidieron desviarse hasta el pueblo de los Pochettino para intentar hacerse con los servicios del promisorio juvenil. Así recordó Griffa el momento: “Llegamos a su casa a las dos de la mañana. Golpeé la ventana, la madre de Mauricio me reconoció, entramos y empezamos a hablar sobre la soja y otros cultivos, que no me interesaban para nada”.

Charla va, charla viene, lograron convencer a los padres de Pochettino para que le permitieran conocerlo. Lo despertaron y quedaron impactados con su porte físico. “¡Qué piernas! ¡Las piernas de un futbolista!”, exclamó Griffa al verlo. A los pocos días, Pochettino inició su vida como jugador de la Lepra, que siguió con éxito en Espanyol de Barcelona, Paris Saint-Germain y Girondins de Bordeaux.

Con su 1,82 metro de altura, fue un muy buen marcador central que de la mano de Bielsa también jugó un Mundial en aquella breve y triste desventura que fue Corea-Japón 2002 para la Selección Argentina. El fútbol, antes, los había reencontrado en Barcelona, donde Bielsa tuvo una breve estadía antes de aceptar la oferta de Julio Humberto Grondona para convertirse en el sucesor de Daniel Passarella al frente del equipo nacional.

Fueron apenas seis partidos que alcanzaron para marcar a fuego a Pochettino, que despidió a su viejo maestro entre lágrimas. ”Nunca me sentí más avergonzado en toda mi vida. Todo lo que él me dijo era verdad, tenía razón. Estaba ciego, atrapado en mi propio mundo”, recordó en una nota publicada en el Daily Mail inglés que recorre buena parte de su historia. Sus 47 años de vida también se pueden reconstruir a través del libro Un mundo nuevo: diario íntimo de Pochettino en Londres, que coescribió con el periodista español Guillem Balagué.

Se dice que es el mejor de todos los discípulos de Bielsa. Pero él lo niega. “El que no me conoce seguramente dirá que soy bielsista. Pero me parece que no soy un técnico con la formación de la línea de Marcelo”, dijo en una entrevista concedida al diario La Nación en enero de 2017 y sostuvo que si bien sumó aspectos del entrenador del Leeds United también absorbió conceptos de Xabier Azkargorta, José Antonio Camacho y Luis Fernández.

Todos hablan de él en Inglaterra, donde llegó luego de hacer los primeros palotes como entrenador en el Espanyol de Barcelona. Antes, tras el retiro, había estudiado gestión de empresas en una escuela de negocios y también había sido entrenador de un equipo femenino del club catalán. Allí estuvo durante cuatro temporadas, que empezaron con una campaña que le permitió salvar la categoría y terminaron con una dimisión luego de un flojo comienzo en la Liga 2012-2013.

Mauricio Pochettino y Marcelo Bielsa se saludan antes de un partido entre Espanyol y Athletic. Foto: EFE

Southampton fue su escala inicial en la Premier League. Al igual que en Barcelona, primero rescató al equipo de perder la categoría y al año siguiente lo transformó en revelación. Esas dos campañas le permitieron dar el salto al Tottenham Hotspur, el tradicional club de Londres que no festeja títulos de liga en Inglaterra desde 1961, un año antes de su mejor papel en Europa, cuando fue semifinalista de la Copa de Campeones, la precursora de la actual Champions. Ahora vuelve a estar en la antesala de la definición con el pesado antecedente de haber sido verdugo del Manchester City de Pep Guardiola luego de un duelo electrizante.

Fernando Llorente y Son Heung-min festejan con Pochettino tras el triunfo sobre Manchester City: Foto: REUTERS/Andrew Yates

El club londinense llegó a esta instancia sin haber sumado refuerzos en la actual temporada. Y mucho tuvo que ver la filosofía de Pochettino, que en mayo llegará a los cinco años al frente del Tottenham, donde logra convencer a sus dirigidos a partir de su método de entrenamiento y a través del trabajo con los juveniles. Así logró que varios de sus jugadores top desistieran de emigrar a clubes más poderosos. A su vez, su tarea se refrenda en la Selección de Inglaterra: 14 jugadores que promovió el argentino ya jugaron partidos en el equipo nacional.

Contó alguna vez Pochettino que llegó a Southampton sin saber una palabra de inglés. Su mujer, Karina, y sus hijos, Sebastiano y Maurizio, fueron quienes lo envalentonaron a aceptar el convite. “El día antes de viajar, mi señora y mis hijos me hicieron una lista: cómo se dice portería, árbitros, pelota y pase. Y con eso me largué. Un inconsciente absoluto. Después me di cuenta de las estupideces que decía. Todavía me cuesta y tengo que seguir mejorando. Los periodistas ya me dicen ‘Vale, está bien’”, le contó al diario La Nación en esa misma entrevista de hace dos años, cuando ya su nombre sonaba cada vez que un club grande de Europa busca DT. Hace poco, confesó que desde chico y por mandato paterno es hincha de Racing y que maneja un Bentley que le regaló el dueño del club.

Karina es su compañera desde que dejó Argentina para no volver más. Ojo, no pierde las costumbres: compra yerba mate por Internet y también usa esa vía para proveerse de dulce de leche, aunque con algunas restricciones. Con Karina están casados hace 26 años y para el último aniversario le obsequió un 6-2 de su equipo sobre Everton.

Dijo después del partido: “Quiero enviarle todo mi amor a mi esposa. Felicidades. Porque creo en la energía universal. Es increíble porque todo el día estuve pensando: ‘Necesito encontrar un regalo para mi esposa’ Y éste es el regalo: ¡2-6! En el último minuto, con Jesús (Pérez, su ayudante), estuvimos hablando, porque hoy se cumplen 26 años desde mi casamiento, estaba en mi boda hace 26 años, y ahora, sí, el resultado es 2-6. Es increíble, es una coincidencia pero, a veces, no es tanta coincidencia, eh”.

La pasión por el fútbol se la legó a sus hijos. Sebastiano estudió Ciencias del Deporte en la Universidad Solent de Southampton y con 23 años forma parte de su cuerpo técnico como preparador físico. Maurizio, en tanto, tiene 18 años y juega en las divisiones inferiores del Tottenham. ¿Será la Champions League el primer título de su papá como entrenador?

 

Resistencia
cielo claro
14.6 ° C
16 °
13.3 °
67 %
2.6kmh
0 %
vie
23 °
sáb
25 °
dom
26 °
lun
25 °
mar
17 °