Connect with us

Nacional

Un Congreso condenado a vegetar en un año de dramática transición

Publicado

on

No falta a la verdad el presidente de la Cámara de Diputados cuando define a Cambiemos como una herramienta electoral para llegar al poder. Aunque esa simplificación cause enojos internos, es la pura verdad. Y más cierto es cuando el propio Emilio Monzó señala al Congreso como “el único ámbito donde realmente existe Cambiemos”.

Lo saben propios y extraños: en el Parlamento los miembros del radicalismo, la Coalición Cívica y el PRO funcionan armónicamente, distribuyéndose los espacios de poder, e incluso asignándole a la UCR las jefaturas de ambos interbloques. La distribución de las presidencias de comisiones es bastante equilibrada, igual que el número de integrantes de los bloques, fundamentalmente en Diputados.

No hace falta hurgar mucho en la composición del Ejecutivo para certificar la sentencia del probablemente futuro embajador en España. Los socios radicales no han sido nunca muy tenidos en cuenta para el Gabinete, pero menos para las decisiones. Por algo la mesa chica donde realmente se resuelven las cosas trascendentes es de color amarillo puro.

Así y todo la alianza ha funcionado sin estridencias a lo largo de estos más de tres años, compensado el partido centenario sobre todo cuando se piensa el país como un todo. Por algo lo que más le interesó al PRO a la hora de pactar marchar juntos fue el poder territorial de su principal socio, que retribuyó otorgándole las principales candidaturas en los distritos del interior. De cinco que gobierna Cambiemos en el país, la mayoría son del radicalismo. Pasa lo mismo a nivel intendencias.

Por eso es que a la hora de minimizar el enojo de sus socios, en el PRO aclaren con serenidad que “los radicales con votos” realmente quieren permanecer en Cambiemos. Así las cosas, atribuyen las voces críticas que se han escuchado las últimas semanas a “patrullas perdidas” del partido centenario, acostumbradas a estar lejos del poder. Suele decirse que por sus experiencias fallidas, muchos radicales padecen el poder, más que disfrutarlo.

Pero si bien es cierto que una mayoría determinada del radicalismo prefiere no sacar los pies del plato, también lo es que un gran fastidio se extiende en el partido centenario por su participación nula a la hora de las decisiones, y sobre todo por el resultado de esas decisiones ‘inconsultas’.

Con todo, sonó extraño cuando a principios de la semana trascendió la disposición de la mesa chica no solo a reunirse con la cúpula radical, sino también a cederles la vicepresidencia. Por múltiples razones surgieron dudas respecto de esta última posibilidad, habida cuenta de una serie de premisas inspiradas en el más puro duranbarbismo: 1) la fórmula tiene que combinar ambos géneros; 2) no debe ser interpartidaria, a fin de mostrar la mayor cohesión, evitar competencia y alentar traiciones; 3) equipo que gana no se toca. Ergo, la fórmula debiera volver a ser Macri-Michetti.

La reunión con los socios radicales prevista inicialmente para este lunes se adelantó al jueves pasado, y en el encuentro -una cena en un restaurante de Las Cañitas- no hablaron de cargos, y los interlocutores del PRO -Marcos Peña y Rogelio Frigerio- mostraron predisposición a atender otras cuestiones que desvelan a los radicales: un plan “anticrisis” y medidas concretas para incentivar el consumo. Más adelante hablarán tal vez de cargos, aunque nadie imagina una fórmula mixta PRO-UCR. Alfredo Cornejo y Martín Lousteau -los nombres que se manejaron durante la semana-, resultan ciertamente inviables. El gobernador de Mendoza no parece aportarle demasiado atractivo a un candidato con fuerte pérdida de imagen; y el economista no tendría mayor interés en ese cargo, pareciera coquetear además con Lavagna, y sus antecedentes no son alentadores: no tardarían en parangonarlo con Chacho Alvarez, el vice de De la Rúa.

Pero echar a rodar el tema del “vice de Macri” sirvió en todo caso para otros fines. 1) Que dejara de hablarse de la posibilidad de unas PASO con un radical; 2) que se naturalice la candidatura de Macri para la reelección, desinflando las versiones sobre un Plan V; y 3) contener a los radicales y paralelamente desalentarlos a que insistan con el número 2 de la fórmula.

Amén de las especulaciones, el nombre preferido del Presidente para acompañarlo esta vez es el de Patricia Bullrich, su ministra de Seguridad, prácticamente el único sector donde Macri cree que dieron la talla.

Mencionábamos al principio a Emilio Monzó, que la tuvo complicada en la semana por la sesión impulsada por la oposición para debatir una serie de proyectos que el gobierno consideraba perniciosos, para ser suaves. Decidido a dejar el cargo a fin de año, el presidente de la Cámara baja no ve la hora de que llegue ese momento y cada vez se le complican más las sesiones. El jueves, día elegido por la oposición para hacer su demostración de fuerza en consonancia con la movilización de la CGT y las CTA, prácticamente toda la responsabilidad de la sesión por parte del oficialismo recayó sobre las espaldas de Monzó. Y además se vio en un brete cuando desde Cambiemos un legislador de la CC puso en juego las ya muy astilladas relaciones con la oposición al sugerir imprevistamente una votación justo cuando no había quórum, obligándolos a volver a formar quórum de manera acelerada.

El presidente de la Cámara demoró deliberadamente la votación, dándole tiempo a sus adversarios a recomponerse y evitó que la sesión cayera, lo cual hubiera sido totalmente reglamentario, pero complicaba relaciones futuras.

Lo que se vio el jueves desnudó las razones por las que el titular del cuerpo quisiera adelantar su partida, habida cuenta de que como están las cosas, no hay manera de armar una agenda legislativa consensuada. De uno y otro lado, pues así como el oficialismo obturó el avance de las 78 iniciativas puestas a consideración en esta primera sesión del año, la oposición hizo lo mismo con los proyectos pedidos desde el Ejecutivo, como el presentado para combatir a las barrabravas.

Una encumbrada fuente legislativa de Cambiemos se sinceró en la semana al adelantar que este año solo avanzarán los temas en los que se puedan construir mayorías y el oficialismo no las construye hace rato, reconoció. “La última vez que lo hizo fue con el Presupuesto 2019, y fue un quilombo”, admitió el legislador.

El panorama no resulta halagüeño para Cambiemos, que tiene en la Cámara baja al titular del cuerpo contando las horas para irse; al presidente del interbloque compitiendo por la gobernación en su provincia, pero enfrascado al mismo tiempo en una pelea interna dentro del radicalismo, que lo enfrenta con muchos de los miembros de su bloque; y al presidente del bloque PRO, Nicolás Massot, enfrentado con Negri precisamente por la interna cordobesa.

Rotos los puentes en Diputados -a diferencia del Senado, donde el papel de Miguel Pichetto es clave para el gobierno, que lo extrañará si vuelve a ganar-, el gobierno ya no busca consenso en esa Cámara; solo apela a la relación con los gobernadores.

Desde el entorno del ministro del Interior desmintieron que Rogelio Frigerio haya presionado a los gobernadores para que restaran legisladores a la sesión del jueves. Sí admitieron que hubo contactos con los mismos, pero solo para interiorizarlos del impacto fiscal que los proyectos promovidos por la oposición tendrían en las provincias: entre 70 y 75 mil millones de pesos. “Es todo el presupuesto de obras del Ministerio del Interior, más el de Energía -graficó el funcionario consultado-. O la mitad del Presupuesto 2019 del Ministerio de Salud y Desarrollo Social”.

Muy crítica, esta fuente calificó de “mamarracho político” a la movida, e insistió con las consecuencias fiscales que podría traer la aprobación de esos proyectos. “Acabamos de votar un presupuesto con equilibrio en el gasto primario”, recordó, asegurando que había gobernadores que ni enterados estaban de esa sesión.

En la Rosada valoraron mucho las posturas de los gobernadores de Córdoba y Misiones, varios de cuyos diputados se ausentaron el jueves.

Asimismo minimizaron el impacto de la movida opositora, habida cuenta de lo mucho que les costó reunir el quórum. “Si hubiesen juntado 170 diputados sí era un problema”’, advirtió la fuente, que calificó la movida como “algo muy intra Congreso. Tuvo esa dinámica”. Y concluyó: “Acá hubo desmarque de varios diputados, e interés político en generar un daño. A sabiendas de que son medidas imposibles de financiar”.

En este contexto, la pregunta es cómo podrán avanzar entonces las leyes que le interesan al oficialismo. La respuesta la dio una fuente legislativa consultada por este medio: a la Casa Rosada no le interesa ninguna ley este año. Si fuera por el gobierno, el Congreso podría cerrarse a la espera de la definición de las elecciones

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nacional

Tras el cruce con Macri y Vidal, el intendente de San Martín le sonrió a Kicillof y Magario

Publicado

on

Por

Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, saltó al centro de la escena nacional esta semana cuando acompañó al presidenteMauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal durante la inauguración del Metrobus de la Ruta 8. Ante el discurso de los dirigentes de Cambiemos, el jefe comunal realizó gestos de “enojo e indignación” porque “no le dieron la palabra”, lo que generó comentarios y memes en redes sociales y provocó el repudio del oficialismo. Muy distinta fue la situación este jueves 18 de julio cuando el intendente recibió a la fórmula bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof y Verónica Magario: sobraron las sonrisas y las selfies.

“Recibimos en San Martín a Kicillof y Magario, recorrimos Millanel y nos reunimos con empresarios y comerciantes. A partir de diciembre de 2019, vamos a poner en marcha la Provincia y la prioridad va a ser la industria y las PyMEs para reactivar la economía y generar empleo”, expresó Katopodis en su cuenta de Twitter junto a una seguidilla de fotos.

El dirigente justicialista aprovechó para apoyar a todos los candidatos del Frente de Todos que pelearán la próxima elección de octubre: “Nosotros representamos un modelo productivo, siempre con la esperanza de que con Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Kicillof y Magario. Las decisiones se van a tomar pensando en los trabajadores y trabajadoras sin pedir más sacrificios”.

Katopodis Kicillof Magario 07192019

“La cara de ayer fue de enojo e indignación”, dijo Katopodis tras el revuelo que generaron sus gestos. Y explicó que como “no le dieron la palabra” y “al no tener el micrófono” lo único que le quedó “es hacer el gesto con la cabeza”. Las muecas se repitieron, también, cuando Macri sostuvo, a tono con el discurso de campaña, que “estamos entrando en una etapa fundamental, este es un año bisagra donde vamos a elegir seguir en este camino hacia el futuro o volver al pasado”.

“Este Metrobus fue un reclamo de los vecinos porque lo que hicieron fue muy injusto y muy arbitrario: la obra venía de la Ciudad de Buenos Aires, se frenó en la avenida General Paz, saltearon la ciudad y continuaron con el Metrobus en Tres de Febrero”, sostuvo Katopodis en relación a las inversiones realizadas en el municipio gobernado por el intendente de Cambiemos, Diego Valenzuela.

“Después de 4 años, hoy fue la primera vez que vino el presidente y la gobernadora a inaugurar algo en San Martín, lo que demuestra cuáles son sus prioridades con los vecinos. Hace años que venimos reclamándoles la obra de Ruta 8, que esta mañana fue parcialmente habilitada”, expresó en sus redes.

Uno de los que salió a contestarle fue el ministro de Desarrollo Social de la administración Vidal, Santiago López Medrano, también precandidato a intendente de San Martín: “Vi tu tweet, tus caras y tus declaraciones y no quería dejar pasar la oportunidad de responderte algo que todos los vecinos de San Martín ya saben: lo que decís no es verdad. María Eugenia vino más de 15 veces a recorrer, inaugurar obras y escuchar a los vecinos de San Martín, en varias oportunidades vos mismo la acompañaste”.

“Lamento que, como tantos otros dirigentes del kirchnerismo, recurras a la mentira y el engaño para hacer política”, resaltó.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

Caso D’Alessio: Stornelli volvió a faltar a la indagatoria en Dolores

Publicado

on

Por

El fiscal Carlos Stornelli volvió hoy a ausentarse a la indagatoria ordenada por el juez Alejo Ramos Padilla, que lo acusa por su vínculo con el falso abogado Marcelo D’Alessio, quien formaba parte de una banda acusada de hacer espionaje ilegal.

Fue la sexta ausencia de Stornelli en el juzgado federal de Dolores , motivo por el cual ya fue declarado en rebeldía por Ramos Padilla. El fiscal interpuso un recurso extraordinario para que la Corte Suprema revea la competencia del juez sobre el caso, una decisión que ya había ratificado la Cámara de Casación Penal.

La Sala II de la Cámara de Casación, entonces, debería definir si habilita ese recurso extraordinario y, así, el caso llegaría hasta el máximo tribunal. Si, en cambio, el recurso es denegado, lo más probable es que Ramos Padilla vuelva a citarlo a indagatoria, informaron fuentes judiciales.

Pero más allá de la investigación judicial, la situación de Stornelli también está atada a la decisión del procurador general de la Nación, Eduardo Casal, a quien Ramos Padilla le pidió que iniciara acciones para remover a Stornelli a través de un juicio político o para quitarle los fueros.

Casal, por el momento, continúa por la vía de la investigación administrativa, y le ordenó a un Consejo Evaluador -conformado por cinco fiscales- iniciar un sumario administrativo para evaluar la conducta del fiscal.

“Creo que mi deber es no ir a declarar para proteger la causa”, habia dicho el fiscal en referencia a los cuadernos de las coimas. Stornelli sostiene que el caso D’Alessio es una operacion para desacreditar la investigación por los cuadernos que involucra a decenas de funcionarios kirchneristas.

El miércoles, en el juzgado declaró el periodista Daniel Santoro. Allí aseguró que no tuvo ninguna vinculación con la banda que integraba el falso abogado Marcelo D’Alessio, detenido por extorsión y espionaje ilegal, y dijo que desconocía las tareas que llevaba adelante esta organización delictiva.

Santoro declaró durante casi cinco horas en indagatoria en los tribunales de Dolores, respondió todas las preguntas del magistrado y, al término de su defensa, brindó una conferencia de prensa improvisada ante los medios presentes en el juzgado. “D’Alessio usó mi nombre sin mi consentimiento. Fue fuente mía para cuatro o cinco notas, pero soy totalmente ajeno a los delitos que le imputan”, aclaró el periodista de Clarín.

Santoro relató, además, algunos detalles de su larga declaración: “El doctor me mostró los indicios, que son chats de D’Alessio, pero que no constituyen ninguna actitud de parte mía participando de operaciones de inteligencia. Yo contesto cosas como ‘OK’, ‘excelente’ y demás. Tuve un tratamiento respetuoso del juez y del fiscal. Contesté todas las preguntas”, dijo.

La citación a indagatoria de Santoro había despertado la reacción de distintos sectores de la sociedad, que reclamaron que la Justicia está criminalizando la actividad periodística. Más de 400 periodistas firmaron una solicitada en apoyo de Santoro, entre ellos, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA).

El periodista había dicho antes de la indagatoria que su citación era una maniobra para perjudicar la investigación de casos de corrupción, como la de los cuadernos de las coimas.

Comments

comments

Seguir leyendo

Nacional

Esteban Bullrich exculpó a Aguad por el hundimiento del ARA San Juan y apuntó contra el ex jefe de la Armada por ocultar información

Publicado

on

Por

El informe final de la Bicameral investigadora del hundimiento del submarino ARA San Juan, revelado este jueves, señaló “responsabilidades compartidas” de los altos mandos de la Armada y endilgó al Ministerio de Defensa “un inadecuado manejo de la emergencia durante las horas críticas” posteriores a la desaparición de la nave.

El senador y miembro de la comisión investigadora, Esteban Bullrich, exculpó a Oscar Aguad por hundimiento del submarino y apuntó directamente contra el ex jefe de la Armada por ocultar información.

“Tras el informe, hay dos posiciones. Nosotros hicimos una disidencia porque creemos que uno de los problemas fue que las autoridades navales no manejaron bien la situación y ocultaron información importante a las civiles, esa es la diferencia que tenemos con la oposición”, explicó Bullrich.

Esteban Bullrich, senador (foto: Adrian Escandar)

Los integrantes de la Bicameral parlamentaria sostuvieron en su informe final de 170 páginas, que el origen del hundimiento fue “una avería producida el 14 de noviembre de 2017, a las 23:42 por el ingreso de agua de mar al sistema de ventilación” que “originó un principio de incendio en el balcón de barras de baterías del tanque de baterías número 3”.

Ese incendio, según el reporte en el que se recabaron medio centenar de testimonios, fue el que provocó la “implosión” posterior del ARA San Juan, hallado a 900 metros de profundidad un año después de su hundimiento.

Bullrich lo describió de esta manera: “Lo que ocurrió es que hubo un incendio el 14 de noviembre de 2017 a la noche en el ARA San Juan, ese incendio se dijo controlado, pero la suposición con mayor probabilidad es que no se haya controlado. El submarino al no ir a superficie y no tener contacto con el aire, comenzó a acumular hidrógeno; esa acumulación explota e inhabilita al submarino y a la tripulación y comienza a hundirse hasta llegar a los 700 metros de profundidad donde finalmente implosiona. Eso es lo que dicen los expertos”.

“Creemos que hubo un mal manejo de la crisis. Primero se subestimó el incendio –dentro del ARA San Juan– por parte de la primera línea de la Armada; y segundo, ese incendio se ocultó a las autoridades civiles”, señaló en diálogo con radio La Red.

Marcelo Srur, ex jefe de la Armada (foto de archivo)

Según el senador, ese incendio fue subestimada por todos los altos mandos de la Armada. “El almirante (Marcelo) Srur era el responsable de informar al ministro de Defensa”, enfatizó.

“Para nosotros Aguad no tiene responsabilidad, pero creo que se ha normalizado una cultura en todas las Fuerzas Armadas de la utilización de equipamiento que no está al máximo nivel de utilización. Hemos tenidos pilotos fallecidos por aviones que fallan. Tenemos que revisar todos los procedimientos y la cultura del ‘lo atamos con alambre'”, añadió Bullrich.

Bullrich explicó que el informe no es vinculante, pero pidió revisar “sin ideología” el rol de las Fuerzas Armadas en nuestro país. “Creemos que hay un rol importante y estratégico de cuidados de activos argentinos como es el mar, pero se necesita un buen equipamiento para el control, más allá del color político”.

“Yo creo que hubo una mirada muy ideológica del gobierno anterior, que llevó a que, por ejemplo, la reparación de media vida del ARA San Juan tardara nueve años en lugar de 2 y medio como en todo el mundo. El traspaso generacional de conocimiento y experiencia se interrumpió durante esos tiempos y también generó un problema en el adiestramiento de las tripulaciones de los submarinos”, concluyó.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas