Connect with us

Internacional

Un ex asesor de Obama para Sudamérica asegura que “es improbable que Maduro abandone el poder a menos que enfrente un levantamiento nacional”

Publicado

on

La crisis venezolana se acerca a un punto de inflexión. El presidente interino Juan Guaidó -reconocido por Estados Unidos, la mayor parte de América Latina y Europa- ha señalado al 23 de febrero como el día para movilizar toneladas de ayuda humanitaria al territorio.

En el interín, Maduro mantiene cerrados los pasos fronterizos a través de los cuales la oposición y la vasta facción de la comunidad internacional que la apoya pretende ingresar los suministros: la frontera con la ciudad colombiana de Cúcuta permanece bloqueada por contenedores gigantes desde hace semanas, mientras que este martes el régimen ordenó cerrar la zona fronteriza con las Antillas holandesas.

Maduro ha rechazado la ayuda y advertido que no planea permitir su ingreso en reiteradas ocasiones. Asegurando que Venezuela no está en crisis y no es “mendigo” de nadie, ha denostado la iniciativa al considerar que la ayuda ha sido “fabricada desde Washington” para “intervenir” Venezuela.

Sin embargo, el dictador anunció el martes que llegará desde Rusia un avión con 300 toneladas de ayuda humanitaria. “Eso sí, la hemos pagado con dignidad, de Rusia, de China, de Turquía, del mundo entero, con la ONU. Con todos los organismos de la ONU tenemos asistencia técnica”, afirmó.

Nicolás Maduro

La oposición, no obstante, se mantiene firme en su intención, sustentada por el apoyo de la comunidad internacional, que tiene a Estados Unidos a la vanguardia. Al igual que lo ha hecho Guaidó, el presidente Donald Trump apeló directamente al ejército venezolano en un discurso el lunes, llamándolos a que permitan el ingreso de la ayuda humanitaria.

“Están arriesgando su futuro, están arriesgando sus vidas y el futuro de Venezuela por un hombre controlado por el ejército cubano y protegido por un ejército privado de soldados cubanos”, afirmó Trump.

En este contexto de tensión y expectativa, Infobae habló con el director del programa América Latina del Woodrow Wilson Center y ex director para Venezuela y el Cono Sur del Consejo Nacional de Seguridad de Barack Obama, Benjamin Gedan, para conocer su análisis de la coyuntura venezolana y las consecuencias que pueden tener para el país los eventos del próximo sábado, dependiendo de la manera en que se desarrollen.

Los efectos de una invasión estadounidense, el rol de Uruguay y el papa Francisco en el conflicto, y el potencial enfoque que hubiera tomado la administración de Obama son algunos de los temas que abordó Gedan.

Benjamin Gedan

—¿Qué cree que sucederá el 23 de febrero?

—A pesar del apoyo internacional con el que cuenta, Juan Guaidó no tiene un terreno firme sobre el cual pararse. Nicolás Maduro controla el ejército, los servicios de seguridad, de inteligencia y todo el territorio venezolano.

—¿Qué piensa sobre la decisión, desde un punto de vista estratégico?

—Considerando las trágicas condiciones humanitarias que Venezuela atraviesa en este momento, tiene sentido que Guaidó confronte con las autoridades por la ayuda humanitaria. Al generar que Maduro rechace donaciones de alimento y medicina, Guaidó pone de manifiesto la crueldad del régimen, el sufrimiento de sus compatriotas. Tal vez hasta logre avergonzar a algunos miembros de las fuerzas armadas al punto de distribuir suministros, una muestra manifiesta de insubordinación que podría provocar defecciones.

—A pesar de lo que pueda llegar a suceder el fin de semana, ¿qué necesita Guaidó para mantener el momentum?

—A menos que haya defecciones en los altos mandos del ejército, los factores más importantes de este político venezolano son la frecuencia, tamaño y poder de persistencia de las protestas. A pesar de que el rol de los actores internacionales es importante, es improbable que Maduro abandone el poder a menos que enfrente un levantamiento nacional.

—¿Cree que Maduro le dio una entrevista a la BBC porque se siente acorralado?

—Hace tiempo ya que Venezuela ha abandonado la influencia de la que gozó durante la era de Chávez, cuando su carisma y la riqueza petrolera del país elevaron su perfil. No obstante, Maduro retiene un puñado de aliados importantes, entre los cuales se encuentran China, Rusia y Turquía. Con sus bravuconadas, Maduro parece reasegurar a sus aliados que está comprometido a defender su régimen, y que va a usar su apoyo para desafiar a los Estados Unidos.

—¿Qué opinión le merece el rol del papa Francisco en el conflicto, así como los extractos de su carta a Maduro, publicados por el diario italiano Corriere Della Sera?

—El Vaticano favorece el diálogo en Venezuela y tiene una admirable voluntad de sumergirse en su salvaje ambiente político para contribuir a la prevención de un conflicto civil. Pero en el ámbito internacional, los llamados al diálogo no son neutrales. Dada la naturaleza del régimen venezolano, y su renuencia a hacer concesiones significativas, ofertas foráneas a facilitar el diálogo en los últimos años sólo han servido para dividir a la oposición venezolana, quitarle momentum a movimientos de protesta y lograr que líderes opositores que rechazan la propuesta parezcan intransigentes.

El papa Francisco, con la bandera de Venezuela

—¿Cree que la declaración conjunta de Argentina y Uruguay fue una victoria para Macri?

—A pesar de su fuerte compromiso con la democracia en el plano local y su dolorosa experiencia con la dictadura, Uruguay raramente ha tenido un rol positivo en la crisis venezolana. De manera reticente, ha aceptado suspender a Venezuela del Mercosur, a pesar de sus claras violaciones al protocolo de Ushuaia; no participa del Grupo Lima; en la OEA, se abstuvo en la votación que decidió condenar las elecciones fraudulentas; y se ha rehusado a reconocer a Guaidó. Ahora, Uruguay está liderando otro esfuerzo internacional para intimidar a la oposición venezolana a entablar otro diálogo contraproducente.

—El 12 de febrero, el senador norteamericano Marco Rubio dijo en un evento en la “Heritage Foundation” que él no estaría dispuesto a darle una amnistía a Maduro o a Diosdado Cabello. ¿Qué piensa sobre esta declaración? ¿Cree que si Maduro llegara a pisar un país con el que tuviera un tratado de extradición, Estados Unidos haría uso de la jurisdicción universal?

—La justicia transicional está llena de transigencias desgarradoras, y la comunidad internacional y el pueblo venezolano tendrán que determinar cuánta impunidad están dispuestos a tolerar para lograr una transición que sea pacífica y democrática. En el proceso, los Estados Unidos no deberían socavar potenciales ofertas de amnistía realizadas por la oposición amenazando con juzgar a Maduro y su cúpula.

El senador estadounidense Marco Rubio visitó la zona por donde se espera que pase la ayuda humanitaria. (Meridith Kohut/The New York Times)

—Algunos miembros del Partido Demócrata -al igual que miembros de la izquierda argentina y el kirchnerismo- han definido la proclamación de Guaidó como un golpe de Estado liderado por Estados Unidos. ¿Cree que lo hubieran apoyado si la administración de Trump no se hubiera puesto a la vanguardia de la comunidad internacional?

—Un puñado de demócratas de extrema izquierda, quienes no representan la corriente con mayor consenso del partido y generalmente no está familiarizada con la coyuntura latinoamericana, han caracterizado al apoyo de Estados Unidos a Guaidó como un intento de golpe. Esas nociones son infundadas. Dicho esto, se los puede perdonar por su escepticismo para con la política exterior de Trump sobre Venezuela. Al fin y al cabo, fuera de Venezuela, la Casa Blanca se ha mostrado completamente indiferente ante el abuso de los derechos humanos y el autoritarismo.

—¿Por qué cree que Trump eligió a Elliott Abrams como enviado especial a Venezuela? ¿Podría ser detrimental para el consenso bipartidario?

—La designación de Abrams polariza al crisis de manera innecesaria cuando más se necesita la unidad. Al mismo tiempo, la retórica agresiva del gobierno ahuyenta aliados naturales – tanto en el congreso norteamericano como el resto de Latinoamérica – quienes aborrecen a Maduro pero se oponen a una invasión estadounidense.

Elliott Abrams

—En una entrevista reciente con Estadão dijo que “una intervención militar liderada por Estados Unidos es improbable pero no imposible”. ¿Cree que hay algún hecho que pueda ser la gota que rebalse el vaso para el gobierno norteamericano? ¿Cuál cree que sería la respuesta de la comunidad internacional?

—Una invasión norteamericana sería algo temerario, considerando la posible pérdida de vidas civiles; daño a la infraestructura venezolana; potencial resistencia caótica de los colectivos; y daño seguro al amplio consenso en Latinoamérica y Europa respecto de la crisis. Pero Trump es impaciente, propenso a la improvisación y reticente a tomar consejos de personal calificado. En ocasiones parece estar en busca de casus belli. Por ejemplo, al poner en riesgo la seguridad de diplomáticos norteamericanos al rechazar la demanda de Maduro de retirarlos y dar lugar a un potencial asalto a la embajada.

—¿Cree que la administración de Obama hubiera respondido a la crisis de manera similar?

—A diferencia del gobierno de Trump, la Casa Blanca bajo el liderazgo de Obama era una férrea defensora de los derechos humanos y de las normas democráticas, y tenía una fuerte predilección por las respuestas multilaterales a las crisis. A pesar de que el enfoque con respecto a Venezuela contrasta con la política exterior de Trump, en este caso se parece al estilo de Obama. Dicho esto, la administración de Obama hubiera obrado diferente en dos aspectos importantes: no hubiera amenazado con una invasión, y hubiera provisto más apoyo a los millones de venezolanos que han huido del colapso de su patria.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

Donald Trump lanzó su campaña en busca de la reelección exaltando la economía y criticando a los medios

Publicado

on

Por

Amparado por indicadores económicos positivos y confiado en la fidelidad de su partido, Donald Trump lanzó esta noche su campaña para la reelección con un acto masivo en Florida en el que desgranó reproches a la oposición y a los medios, y en medio de una lluvia de autoelogios y frases laudatorias hacia su primer mandato.

“Nuestra economía causa envidia en todo el mundo porque es la mejor en la historia del país”, dijo Trump ante una reiterada ovación de sus seguidores que lo aplaudían en el Amway Center de Orlando, una ciudad en el centro de Florida, Estado que jugará un importante papel en las elecciones estadounidenses.

“Gracias Florida, esta es mi segunda casa”, dijo Trump al inicio luego de presentar a su esposa, Melania, quien lucía un llamativo vestido color amarillo, y al vicepresidente Mike Pence y a su esposa. “Ningún otro gobierno ha hecho tanto en dos años y medio en toda la historia de Estados Unidos”, agregó. “El sueño americano es ahora mejor que nunca jamás”, completó.

En el masivo acto de este martes, el presidente trató de establecer una conexión entre las promesas de su primera candidatura y sus objetivos para un segundo mandato. Sus promesas de sacudir las instituciones son ahora más que un compromiso abstracto, aunque complicado por sus turbulentos primeros 29 meses en la presidencia.

Donald Trump y su esposa Melania, al hacer su ingreso al Amway Center en la ciudad de Orlando. Foto AFP

El magnate inmobiliario, que de manera sorpresiva capturó el Partido Republicano y la presidencia en 2016 como un “outsider” enfrentado al statu quo, ahora busca presentarse nuevamente como un político rebelde.

“Prometimos terminar con la clase política que se enriqueció con sus impuestos (…) y transferimos el poder de vuelta a ustedes, el pueblo orgulloso de Estados Unidos”, aseguró el mandatario, marcando esa línea argumentativa que parece un eje de su campaña futura.

“Nos enfrentamos al establishment político fallido y restauramos el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, dijo el mandatario en un video lanzado por su campaña el lunes. “Es el pueblo, ustedes son el pueblo, ustedes ganaron la elección”, agregó.

Ese tono populista fue el tema central de su aventura política inicial, cuando el empresario candidato atrajo a votantes desilusionados que se sentían perjudicados por la dislocación económica y los cambios demográficos.

Aunque él es el rostro de las instituciones que dice querer desafiar, los que llevan su campaña de reelección consideran que su versión del populismo, combinada con su lema de “drenar el pantano” lleno de corrupción y negociados, aún tiene eco, pese a los estrechos lazos de su gobierno con lobbies y empresas, y los intentos de la familia Trump de beneficiarse de la presidencia.

Lo cierto es que Trump lanzó esta noche su campaña a caballo de los frutos de una economía que atraviesa el ciclo expansivo más largo de su historia, con la mayor rebaja de impuestos desde la era de Ronald Reagan y con la fidelidad de amplios sectores de su partido.

Donald Trump, durante su discurso de lanzamiento. Foto AFP

Pero el proteccionismo de Trump y la guerra comercial que ha lanzado contra China repercuten ahora en la base misma de su electorado y golpean en sectores claves de la economía. Todo sumado a los desplantes de Trump, a sus peleas con sus aliados, a la sarta de mentiras comprobadas con las que ha teñido su presidencia y a la falta de equilibrio estratégico global que ha mellado aun mas el prestigio del país

Esto es lo que parecen mostrar los últimos sondeos. Mientras Trump se preparaba para encabezar el acto de lanzamiento de campaña para su reelección, se conoció una nueva encuesta que lo muestra por detrás de seis precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos.

El sondeo de la Universidad de Quinnipiac difundido este martes, y realizado entre votantes de Florida -justamente el Estado elegido por el mandatario para su primer acto como candidato a la reelección-, refleja que en una eventual carrera entre Trump y el ex vicepresidente Joe Biden el republicano se ubica 9 puntos porcentuales debajo: el demócrata tendría un 50%, contra el 41% del actual presidente.

Biden aun no ha sido nom,inado, pero se muestra como el que tiene mayores chances de representar finalmente a su partido. El otro gran favorito entre los demócratas, el senador por Vermont Bernie Sanders, obtiene en Florida el 48% de intención de voto contra 42% de Trump.

Hoy, el día del lanzamiento de la campaña, el principal diario de Florida, el Orlando Sentinel, anuncio que no apoyaba su reelección del magnate. En un editorial, declaro: “Después de dos años y medio,hemos visto suficiente”.

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

El apagón argentino dio la vuelta al mundo

Publicado

on

Por

Argentina volvió a aparecer en los medios de comunicación de todo el mundo. Tampoco esta vez fue por algo positivo. El apagón que cortó el suministro de energía a todo el país (salvo Tierra del Fuego) y parte de Uruguay y Brasil estuvo registrado con amplias coberturas en los principales diarios y canales de noticias del mundo. Las respuestas del Gobierno ante la falla masiva y su imposibilidad para dar certezas sobre lo sucedido, llamaron la atención de esos medios. “Hasta ahora no se ha identificado ninguna explicación para la falla generalizada del suministro eléctrico”, escribió esta mañana la cadena estadounidense CNN en una nota titulada “El blackout dejó a millones en Sudamérica sin energía. El gobierno todavía no sabe qué lo causó”.

En consonancia, el diario El País de España resaltó que “el gobierno de Macri admite que tardará dos semanas en determinar las causas del apagón”. Por su parte, la BBC subrayó que “Argentina y Uruguay se tambalean”. En consonancia, el diario El País de España resaltó que “el gobierno de Macri admite que tardará dos semanas en determinar las causas del apagón”. La noticia también tuvo una extensa cobertura en la BBC.

“El apagón puede haber afectado a una población mayor que la de California, en una región cuatro veces más grande que Texas: Argentina tiene más de 44 millones de habitantes y Uruguay, aproximadamente 3.5 millones”, graficó por su parte el New York Times.

Los periodistas alemanes de Merkur optaron por preguntarse si algo similar podía ocurrir con la electricidad en su país. “Alemania tiene una de las redes eléctricas más seguras del mundo”, concluyeron tranquilizando a su público.

El mundo entero se hizo eco del masivo apagón argentino, desde Rusia e Italia hasta Estados Unidos.

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

Un enigma de 130 años: la muerte de Vincent Van Gogh, ¿suicidio o asesinato?

Publicado

on

Por

El arma artífice de una de las muertes más misteriosas de la historia del arte, la de Vincent Van Gogh, se expone estos días en París (donde será subastada mañana miércoles) como testigo mudo del supuesto suicidio del genio holandés.

El arma, un revólver Lefaucheux, fue encontrada hacia 1960 por el cultivador del campo donde supuestamente Van Gogh se suicidó y se estima que será vendida por entre 45.000 y 65.000 dólares.

Grégoire Veyres, responsable de la puja de la parisina casa Drouot, explicó las pistas que indican que efectivamente se trata del arma que puso fin a la vida del artista.

El calibre del revólver, de 7 mm, se corresponde con el de la bala encontrada en el cuerpo de Van Gogh.

Vista del revólver de 7mm que presuntamente usó el pintor holandés Vincent van Gogh para suicidarse (EFE).

El gatillo está en posición abierta, lo que significa que acababa de ser disparada.

Además, el mal estado del Lefaucheux se explica por el hecho de que haya permanecido bajo tierra entre 50 y 80 años, lo que correspondería al año 1890.

El revólver se presentó oficialmente y por primera vez al público en 2012, coincidiendo con la publicación del libro “Aurait-on retrouvé l’arme du suicide?” (¿Hemos encontrado el arma del suicidio?). Fue expuesto posteriormente en el museo Van Gogh de Ámsterdam entre julio y septiembre de 2016.

El arte de Van Gogh estuvo fuertemente marcado por el impresionismo, aunque nunca respetó sus códigos. Su obra no quiso adherirse a ningún movimiento.

El arma se subastará el 19 de junio en París (EFE).

Su genialidad fue de la mano de su inestabilidad, y los períodos de mayor creación se sucedieron a su más famoso ataque de locura. En 1888, tras un fuerte discusión con Paul Gauguin, Van Gogh se cortó una oreja (aunque otras teorías dicen que fue el francés quien se la seccionó).

Fue ese mismo año cuando ingresó en un asilo psiquiátrico después de este incidente y, durante el año que duró su estancia, pintó algunas de sus mayores obras de arte, caracterizadas por los motivos en espiral, al estilo de “La noche estrellada”.

Van Gogh sale del psiquiátrico en mayo del 1890, cuando se instala en un albergue en Auvers-sur-Oise, al norte de París. Es allí donde, meses más tarde, a sus 37 años, pierde la vida.

El calibre del revólver, de 7 mm, se corresponde con el de la bala encontrada en el cuerpo de Van Gogh (AFP).

Durante esta época previa a su muerte, Van Gogh se encuentra en el apogeo de su arte, y pinta más de un cuadro por día, pero su inestabilidad mental se acentúa a finales de julio.

El domingo 27 de julio de 1890, el artista se dirige a un campo cerca de donde se hospedaba y se dispara en el pecho con un arma que había tomado prestada de su anfitrión. El revólver se le escapa de las manos y se desmaya.

Se despierta al anochecer gravemente herido y emprende el camino al albergue donde, tras dos días de agonía, muere la noche del 29 de julio.

Esta es la teoría sostenida por la mayor autoridad sobre el pintor, el museo Van Gogh de Ámsterdam. Pero la historia de la muerte de uno de los artistas más importantes de la historia del arte se vio alterada por el relato de su última biografía.

El gatillo está en posición abierta, lo que significa que acababa de ser disparada (EFE).

“Van Gogh: la vida” fue escrita en 2011 por los estadounidenses Steven Naifeh y Gregory White Smith tras una exhaustiva investigación en la que tuvieron acceso a los fondos del museo Van Gogh y a las cartas que el pintor escribía a su familia, nunca antes publicadas.

La biografía tiraba por tierra la teoría del prototipo de artista atormentado que acaba quitándose la vida. Según esta, Van Gogh fue víctima de un homicidio imprudente.

Una bala disparada por un adolescente conocido del artista habría acabado por error impactando en su pecho. Van Gogh, tratando de salvar al muchacho de la cárcel, dijo haberse disparado queriendo suicidarse.

La bala entró por el abdomen superior desde un ángulo oblicuo, no recto, como se podría esperar de un suicidio. ¿Fue asesinato? (AFP).

Los autores sostienen que Vincent Van Gogh fue asesinado por un joven de 16 años que se llamaba René Secreta. Según la biografía, el artista estuvo bebiendo con los chicos y posteriormente se dirigieron al campo de trigo. En ese momento, los autores afirman que accidentalmente el pintor recibió un tiro en el estómago con una pistola defectuosa.

La razón por la cual Van Gogh no reveló lo ocurrido antes de morir sería su intención de proteger a los chicos y a su hermano Theo, que le mantenía y del que siempre se sintió como una carga.

Para apoyar esta afirmación, aseguran que la bala entró por el abdomen superior desde un ángulo oblicuo, no recto, como se podría esperar de un suicidio. Además, sostienen que el renombrado historiador del arte John Rewald recogió esta versión de los hechos cuando visitó Auvers en 1930.

Comments

comments

Seguir leyendo

Descargá nuestra APP

Las más leidas

X